mayo 26, 2020 8:19 pm

Calderón, el ‘Guano’ y la cáscara de plátano

amlo-taquiza-badiraguato

Es un ex presidente empequeñecido. Felipe Calderón no supo guardar cierta clase que durante seis años brinda de suyo una investidura como la presidencial. Ya lo trae, es un “fajador”. Así venció a Santiago Creel en aquella contienda interna de 2006 y así venció, “haiga sido como haiga sido”, a Andrés Manuel López Obrador en las elecciones constitucionales de 2006.

Calderón no ha estado en paz desde que dejó la presidencia. Se mantuvo “institucional” durante los seis años de Enrique Peña Nieto porque tenía la esperanza que su esposa, Margarita Zavala, senadora y luego aspirante a la presidencia, hiciera el milagro al interior del partido y, cuando no pudo, como candidata independiente. Hasta que se retiró.

Que AMLO haya ganado la presidencia, lo enloqueció. Revivió aquello de que “es un peligro para México” y no duerme pensando qué hacer, con un tema y otro, para socavar el peso del Presidente.

La semana pasada de plano derrapó. Feo. Muchos nos vamos con fintas, engañifas, fake news. Es muy común en estos tiempos. Las redes nos tienen siempre al borde del error. Pero él no debería dejarse llevar con tan rebajada facilidad. Alguien dice en redes que López Obrador comió con un hermano del Chapo Guzmán en su reciente visita a Badiraguato, y Calderón retoma la fotografía donde un hombre aparece a espaldas del Presidente encerrado en un círculo y, de manera claramente perversa, pregunta en su cuenta de twitter quién es esa persona. En pocas horas, miles de seguidores retuitean, unos comentan que es Aureliano Guzmán, el Guano, como el cibernauta original lo había afirmado, y otros le mientan la…

Todo esto, claro, estuvo acicateado por el hecho de que, al final del evento en el que se supervisó la obra carretera Badiraguato-Parral y que fue realizado en la Tuna, la comunidad donde nació el Chapo, AMLO se acercó a saludar a doña Consuelo Loera.

Este hecho, en sí mismo, tenía que ser extremadamente mediático. Estamos hablando de la madre del narcotraficante más famoso en el mundo, condenado a cadena perpetua en los Estados Unidos. Y del presidente de México. ¿Ignoraba esto López Obrador? Imposible. Pero es su fuerte la provocación. Sabe que incendiará las redes. El tramo carretero es de 140 kilómetros y pasará por 19 comunidades. Pero López Obrador escogió La Tuna, punto. Allí le convenía. Fue como tirar una cáscara de plátano para que los crédulos se resbalaran. Y Calderón cayó de nalgas.

Ese mismo día, ya tarde, la esposa del Presidente aclaró en twitter que en realidad la persona que aparece a espaldas es un doctor de Villa Unión, sindicatura de Mazatlán. En la mañanera, AMLO criticó a Calderón y llamó a “los conservadores” a una tregua mientras pasa la emergencia. El ex presidente se disculpó y dijo que nunca afirmó que fuera Aureliano Guzmán. Pero lo había sugerido. Era el tema. Y hasta ofreció su “experiencia” a AMLO para combatir la actual pandemia.

La pinza se cerraba cuando surgió ese desplegado firmado por casi tres decenas de personalidades, entre ex funcionarios, académicos y políticos, como Cuauhtémoc Cárdenas, donde le piden al Presidente convoque a un gran acuerdo nacional para enfrentar los efectos de la pandemia. Ponen el acento en la parte económica por obvias  razones. Ya desde distintos frentes se le había pedido lo mismo, pero de nuevo a AMLO le gusta jugar con las blancas y mover primero.

(Se supone que el pasado –domingo– hará un anuncio grande sobre esta parte de la emergencia, pero habría que esperar. Lo cierto es que la economía mexicana, como la mundial, se está desplomando. Y que es imposible ahora prever los alcances del desastre).

En todo caso, desde que inició el problema del coronavirus la gente está esperando ver en la Presidencia de la República a un estadista. No son tiempos de campañas, ni de riñas, ni de provocaciones, ni de payasadas. Se necesita a alguien que se aferre al timón y lleve el barco a puerto seguro. Eso, o nos hundimos todos.

Bola y cadena
OTRO QUE DEBE AFERRARSE A LA CONDUCCIÓN de las acciones contra el coronavirus es el gobernador de Sinaloa. Y pensar tanto en cómo salvar vidas y amainar los problemas de salud, como paliar la grave situación  económica en que pronto estarán decenas de miles de familias en la entidad. Y miles de empresas, sobre todo pequeñas y medianas. Y no esperar a que todo se dicte desde Ciudad de México.

Sentido contrario
SE SUPONÍA QUE LAS AUTORIDADES indígenas habían acordado suspender las festividades de Semana Santa en la comarca de El Fuerte, por la gran cantidad de gente que se concentra en decenas de comunidades, principalmente en Zapotillo, Mochicahui y San Miguel Zapotitlán. Decenas de miles de familias circulan apretujadas durante esos días de fiesta y esto puede provocar que, si no se detiene, si no se toman medidas para suspender el festejo, se convierta en una tragedia. Si se cierran las playas para evitar contagios, con mayor razón estas fiestas. Ya lo entenderán Dios y los santos. Y los indígenas también.

Humo negro
SI NUEVA YORK ES AHORA EL epicentro mundial de la pandemia, Guayaquil, Ecuador, se ha convertido en un auténtico infierno, con miles de contagiados que no encuentran respaldo de las autoridades, con hombres y mujeres que están muriendo en sus casas sin recibir apoyo médico, con decenas de cadáveres tirados en las calles y hasta incinerados. Y amontonados en las morgues y en los hospitales, sin que nadie los reclame. ¿Y el gobierno? No hay gobierno.

Columna publicada el 05 de abril de 2020 en la edición 897 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral