marzo 28, 2020 4:37 pm

Mercado municipal de El Fuerte: irregularidades en la remodelación y reparto de locales

Mercado el Fuerte 886

Locatarios del mercado Municipal o San Juan de Carapoa, de El Fuerte, tronaron contra el gobierno de Quirino Ordaz Coppel y contra el municipal de Nubia Citlali Ramos Carbajal.

Al primero, lo acusan de pagar a contratistas que simulan eficiencia, pero que ocultan negligencia en las construcciones que carecen de supervisión profesional y engaño a los beneficiarios, y a la segunda de favorecer la corrupción a través de sus funcionarios que hostigan a locatarios, se reparten establecimientos y comercializan puestos entre familiares, amigos y burócratas incondicionales, aprovechándose del cargo público.

Bruno Cota, carnicero, Marlene Delgado, chácharas, José Antonio Ayala, frutero, Julia Flores, de cremería, Francisco Armenta López, Enriqueta Ayala, de cremería, y Sandra Flores, tesorera de la Unión de Comerciantes del Mercado Municipal, coincidieron en que la remodelación del mercado fue contraproducente pues lejos de favorecerlos, los colocó al borde de la quiebra porque durante 19 meses se prolongó y les impidió trabajar con normalidad. Ese obstáculo se mantiene hasta enero del 2020.

De acuerdo con los denunciantes, el mercado fue destruido en la remodelación porque los locales no tienen drenaje sanitario, no hay trampa de sólidos, la luz artificial es deficiente y se obstruyó la iluminación natural; no tiene ventanas ni pasadas de aire por lo que lo convirtieron en un horno de concreto, el hormigón del segundo piso se coló sobre vigas soldadas unas sobre otras, pero sin refuerzo, los techos parecen regaderas porque no deslizan el agua de lluvia sino que la filtran, los acabados son tan malos que parecen planchas de cemento, sin forma para exhibir la mercancía, y tan pequeños que apenas podrá atenderlo una persona.

“El área de carnicería no tiene vitropiso, ni drenaje, ni agua; el cableado es deficiente y el espacio ineficiente. El techo se gotea y los muros tienen salitre. Fue un trabajo muy malo y caro. No se podrá trabajar en ellos”, aseguró, Cota.

Marlene Delgado dijo que es una remodelación malísima que los muros se agrietaron y los techos de debilitaron.

“Antes no nos goteábamos, hoy llueve más adentro que afuera, y definitivamente, es un trabajo muy malo”.

José Antonio Ayala, frutero, aseguró que ninguno de los locales inferiores tiene condiciones de uso para frutería ni para exhibir adecuadamente los productos. “Requerimos luz natural, pero no hay ventanas. El techo es tan bajo que se convertirá en un horno en el verano. En definitiva, un trabajo pésimo”.

Dijo que durante la remodelación, se vio forzado a comprar una carreta y colocarla sobre la calle, porque no había forma de trabajar. “Y allí estoy, no sé cuánto tiempo más ni si tendré crédito para reiniciar cuando se inaugure el mercado”.

Julia Flores, Francisco Armenta López y Enriqueta Ayala explicaron que están tan molestos por los trabajos tan malos que no tienen la forma de explicar los errores en la edificación.

Todos criticaron que el gobernador Ordaz Coppel le cumpla caprichos a la alcaldesa Ramos Salazar y la blinde políticamente por obras como la del mercado, que lo echaron a perder.

Todos respaldaron a Sandra Flores que aseguró que con el mercado municipal tranzan los funcionarios de la alcaldesa desde las oficinas de su protegida, Evangelina Quintero, en la Dirección de Planeación pues el subordinado, Emilio Ibarra se ha dedicado a vender a compañeros de trabajo, familiares e incondicionales locales que quedaron en desuso.

Exigieron al gobernador una investigación de las irregularidades que a todas luces hay en el mercado municipal.

“Pero parece que topamos con una red de protección pues es también público que Ordaz Coppel protege a la alcaldesa. Pero no nos vamos a detener ya, las acciones se van a radicalizar porque ya ningún locatario puede soportar más sin poder trabajar, o hacerlo en un lugar que no tiene ninguna posibilidad de éxito”, dijo.

JOSÉ ANTONIO AYALA. No hay condiciones de uso.

“La mayoría de los 55 locatarios que explotaban el mercado desde su fundación se descapitalizaron porque fueron forzados a abandonar el local, pagar renta y servicios con tarifas comerciales sin tener los suficientes ingresos. Otros locatarios fallecieron por enfermedad que no pudieron atenderse por falta de ingresos”, expuso Flores.

Durante la segunda semana de enero del 2020, los pocos locatarios que trabajaban porque sus establecimientos tenían visto hacia el exterior fueron obligados a cerrar porque el Gobierno del Estado inició la tercera etapa de la reconstrucción del mercado.

Ahora se trabaja en la fachada, y en la arcada.

 

Millones de pesos embarrados en obra infuncional

A principios de la tercera decena de junio del 2019, los locatarios del mercado impidieron la inauguración al gobernador, Quirino Ordaz Coppel, como lo había anticipado la alcaldesa, Nubia Xitlali Ramos Salazar, cuando intentó engañar a los comerciantes invitándolos a un desayuno, pero que en realidad era el acto protocolario.

Esa mañana, los locatarios se apostaron en la escalinata principal e impidieron que el gobernador cortara el listón de dos tonos de rosa que se había extendido a lo ancho.

Luego sobrevino una discusión, y Ordaz Coppel optó por sólo hablar.

Allí aceptó que el mercado estaba inconcluso y que se había invertido 19 millones 465 mil pesos, y que habría una tercera etapa para dejar prácticamente en condiciones de uso 58 locales equipados en electrificación, drenaje, agua potable, techumbre y fachada.

Pasados seis meses de aquella oferta, el mercado sigue sin funcionar.

“Y ni funcionará, porque es una obra malísima, infuncional, pésima, que no es propia de un mercado”, aseguraron los denunciantes.

 

Malas obras, característica del gobierno actual

Para el Presidente del Patronato Pro-Construcción de la carretera El Fuerte-Chinobampo, Miguel Ceceña Ruelas, lo que ocurre con el mercado Municipal no debe extrañar a nadie, pues el gobierno municipal actual se ha visto envuelto en una serie de hechos que develan la corrupción con la que opera.

Dijo que los locatarios deberán de defenderse con los argumentos legales a mano, pues sólo de esa forma se sentará un precedente contra una administración local que falló a los ciudadanos.

Recordó que como ofendidos con el desvío de 10 millones de pesos con la construcción de la carretera denunciaron los hechos el 22 de marzo del 2019 iniciándose la carpeta de investigación FED/SIN/MOCH/799/2018 en la Subdelegación de la Fiscalía General de la República con sede en Los Mochis. La cual ha sido reiniciada.

Este martes 14 de enero, César Elizardi Mendoza Ruelas, Director de Obras Públicas y José Orduo Carlón, Contralor Municipal, respectivamente, fueron citados a declarar en el caso del desvío del dinero y de la fraudulenta carretera, pero la comparecencia no se realizó porque el fiscal encargado del desahogo tuvo audiencia en Culiacán.

La parte quejosa habrá de solicitar nueva fecha para la audiencia.

“No nos vamos a detener hasta que los responsables del fraude sean procesados y obligados a reponer el dinero no invertido”, dijo Ceceña Ruelas.

Artículo publicado el 19 de enero de 2020 en la edición 886 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 895
22 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral