marzo 30, 2020 6:58 am

Choix, entre la indiferencia del gobierno y pistoleros

choix-balacera1

Unas 100 personas de 30 familias de deudos de cuatro individuos asesinados en la víspera del año nuevo 2020, reclamaron el abandono gubernamental que las condena al destierro forzado y a ceder por la fuerza sus bienes a grupos de pistoleros que han tomado al municipio de Choix como su coto de riqueza y crímenes.

Lea: Choix y Sinaloa en la historia nacional de la muerte https://bit.ly/35UJgA2

Para ellos, el Gobierno del Estado de Quirino Ordaz Coppel y el municipal de Omar Rubén Gil Santini, son títeres de la delincuencia que en la sierra campea porque las policías estatales y municipales no los enfrentan. “Por miedo, porque dicen que son preventivas o porque reciben un pago de los delincuentes, pero la realidad es que nada hacen por proteger a los ciudadanos comunes, a los que viven del trabajo duro y cotidiano, de quienes se esfuerzan por hacer un patrimonio lícito”, denunció uno de los desplazados que logró evadir el cerco de asedio que el grupo de pistoleros mantiene sobre Choix, instalando retenes en caminos, requisando celulares y todo equipo de telefonía y radial para evitar contactos hacia el exterior.

Ante el riesgo de ser asesinado, el portavoz de los desplazados pidió anonimato.

El contacto se estableció en una cadena de personas que durante décadas han defendido la causa y que también fueron desterradas por grupos armados que en su momento compraron la protección política del municipio, como ahora sucede.

El portavoz comentó que el grupo que mantiene el asedio hacia los deudos y a la población civil en general lo comanda Adelmo Núñez Molina, conocido como Lemo Núñez, leal a Rafael Caro Quintero, fundador del Cártel de Jalisco y que al fragmentarse dio origen al Cártel de Sinaloa actual.

Aseguró que el origen de la ola de violencia que sacude a Choix fue una discusión y pleito de borrachera que inició en la “careada” que se corrió el “año nuevo 2020” en el parque lineal del Vado, bajo el puente, en donde Félix Jacobo, de 51 años de edad, minusválido desde hace 26 años, ganadero, agricultor, terminó muerto a bordo de su camioneta.

Después de la discusión, el grupo de Lemo Núñez se retiró, pero regresó durante la madrugada del 2 de enero del 2020 y disparó contra la espalda del grupo y demás asistentes al festejo, matando también a Alexis Edel “N”, José Enrique “Q”, y a “Temo”, e hiriendo a muchos más.

De los cuatro, José Enrique fue levantado con vida por sus familiares, pero en el trayecto a Los Mochis fue privado de la libertad, retornado por la fuerza al lugar y ejecutado. “El muchacho era un estudiante que nada tuvo que ver en el conflicto, pero lo mataron”.

Después de reclamar los cuerpos en Los Mochis, los deudos retornaron a Choix para la velación, pero los pistoleros no lo permitieron y obligaron a que fuera sepultado.

Durante el cortejo al camposanto, que está frente a la vivienda de Jacobo, los gatilleros saquearon la casa, robaron una cuatrimoto, una camioneta Tacoma, y otros objetos, pese a que la policía municipal estaba en el lugar.

Amenazaron de muerte a todos los deudos. En respuesta, estos se remontaron a la sierra porque si bajaban por la carretera eran cazados. “Estamos más seguros entre los cerros, que en la cabecera municipal, porque nadie te defiende”, dijo el portavoz.

“De la masacre hubo muchos testigos, y todos sabemos quienes fueron, la autoridad también lo sabe, pero nada hacen por capturarlos, por esa complicidad que existe”.

Este pidió la asistencia de la Marina porque es a la única institución a la que teme el grupo de Núñez.

Mujeres que alcanzaron a bajar de la sierra para denunciar lo que ocurre con sus familias se entrevistaron con el vicefiscal Arnoldo Serrano, con la intermediación de Josefina Couret de Saracho, pero nada ocurrió.

El gobernador, Quirino Ordaz Coppel y el alcalde, Omar Rubén Gil Santini, apenas el miércoles 8 de enero, demeritaron la denuncia de asedio a los deudos. “Todo está tranquilo”, concluyeron.

 

Renuncia forzada; Santini, intacto

El primer aviso de lo que sucedía en el gobierno de la 4T en Choix lo dio la entonces Secretaria del Ayuntamiento, Edith Márquez, cuando el 6 de agosto del 2019 renunció al cargo, tras recibir amenazas de muerte luego de que su padre, José Márquez Sánchez, fuera asesinado a tiros en Bacayopa, Choix, feudo del clan que hoy asedia a deudos de cuatro familias.

Lea: Asesinan al papá de la secretaria del Ayuntamiento de Choix https://bit.ly/2uGcoOD

En su renuncia y a través de su página oficial, Márquez precisó que se retiraba de la administración y del municipio por la inseguridad y por lo débil del gobierno.

Hasta ahora, la joven no ha reaparecido en la escena política.

El alcalde, Omar Rubén Gil Santini ante el hecho se mostró incólume, intacto, sin mancha, sano y salvo.

Artículo publicado el 12 de enero de 2020 en la edición 885 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral