domingo, junio 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Acuario de Mazatlán apela sentencia a imputados en colapso del Tiburonario

Pablo Rojas Zepeda-Acuario Mazatlán

Pablo Rojas Zepeda, director del Acuario Mazatlán señala que no está conforme en que sólo retirando el acrílico y tapando el hueco con concreto, los imputados resarcirán el daño ocasionado con el colapso del Tiburonario.

Lea: El irrisorio castigo para tres exfuncionarios implicados en el colapso de tiburonario https://bit.ly/2NFPxK1

“Tan no está conforme (el Acuario) que interpusimos un recurso de apelación ante el proceso”, dice, “porque es inviable ya la reparación del daño”.

“Es más”, asegura, “no sé ni por qué Gobierno del Estado lo está aceptando, concretamente no es viable porque ya no funciona, ya no va a poder funcionar como Tiburonario porque tiene muchas fallas estructurales”.

En información publicada por Ríodoce en su edición 875 del 3 de noviembre pasado titulada “Sentencia ridícula”, el apoderado legal del Gobierno del Estado, César Figueroa Gutiérrez, dijo que estaban de acuerdo con el plan de reparación del daño, por lo que el juez autorizó la suspensión condicional del proceso.

En el juicio, los ex funcionarios de la pasada administración Dionisio Sánchez Félix, ex director de Control Administrativo; Armando Trujillo Sicairos, ex jefe del Departamento de Concursos y Contratos; y José Luis Ulloa Miranda, ex jefe del Departamento de Seguimiento Documental y Contratos de la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado, son acusados por un daño de 34 millones de pesos en el Tiburonario, pero el pasado 28 de octubre se acordó que los imputados solo retiraran el acrílico y taparan el hueco con concreto.

Uno de los abogados aseguró que el Acuario estaba conforme con esa reparación “debido a que le es funcional ya que con la construcción del nuevo acuario, la zona donde estaba el acrílico colapsado ya no será de exhibición al público sino que será un estanque donde se depositarán los nuevos especímenes y será usado para reproducción de especies”.

“Estamos apelando ese acuerdo, expresa el director del Tiburonario, porque va en contra de la causa que le afecta a Acuario Mazatlán; entonces, nos estamos inconformando ante el juez y eso mismo da respuesta a la nota del 3 de noviembre de 2019”.

EL NUEVO ACUARIO.

Sostiene que en el recurso de apelación se describen los agravios originados a ese organismo por la autorización de la salida alterna, que consiste en la suspensión provisional del proceso por un plazo de seis meses.

—¿Ustedes sienten que el supuesto acuerdo con los imputados sería un borrón y cuenta nueva? —se le pregunta a Rojas Zepeda.

—Mire no le digo si es cierto, porque no sé la verdad. Nosotros pensamos en la buena fe del Gobierno del Estado. Yo me quedo en el último párrafo de la nota, que dice: que “el Gobierno del Estado, manifiesta su interés para que el daño sea resarcido  y que se beneficie a la paramunicipal  Acuario Mazatlán”.

—¿Con eso si están de acuerdo?

—En eso estamos de acuerdo. Pero no en la forma en que ellos están queriendo lograr ese acuerdo. Y si hay o no un trasfondo político para tratar de beneficiar o no a los imputados, eso ya no lo sé, porque yo quiero pensar que el Gobierno del Estado quiere ver también el beneficio de esta paramunicipal.

—Quieren cerrar el episodio tapando el hueco con concreto…

—Sí, pero nosotros no estamos de acuerdo con eso. Porque ese acuerdo por supuesto que no beneficia a Acuario Mazatlán. A los únicos que beneficia es a los imputados. En lo que sí estamos de acuerdo en que se nos beneficie, porque somos los perjudicados, porque aparte de que ingresaron dinero también del Acuario; económicamente se dejó de percibir un ingreso, se tuvo que liquidar gente, con costo, que se había contratado ya.

“Se está también causando el daño a todas las instalaciones y el equipo que se ha deteriorado con el paso del tiempo al estar abandonada esa obra; por lo tanto el resarcimiento no solamente es cubrir el hueco que ya no es viable, sino una indemnización económica, es lo que se está buscando para beneficio del mismo Acuario”, comenta.

 

Cronología

-Diciembre de 2016. Tiburonario es inaugurado en el trienio 2016-2018 de Fernando Pucheta Sánchez-Joel Boueciéguez Lizárraga.

-Febrero de 2017. Un acrílico se agrieta y derrama más de 2 millones litros de agua, y los tres imputados son sometidos a proceso penal por la FGE.

-Octubre de 2019. Los abogados de los imputados y el Gobierno del Estado afirman que llegaron a un acuerdo con el Acuario Mazatlán para resarcir el daño, retirando el acrílico y tapando el hueco con concreto.

-Noviembre de 2019. El Director del Acuario Mazatlán desmiente el supuesto acuerdo y con documentos en mano informa que interpuso un recurso de apelación contra dicho acuerdo.

 

Artículo publicado el 10 de noviembre de 2019 en la edición 876 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1012
19 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.