febrero 22, 2020 7:03 pm

Cártel de Sinaloa también operó en Escuinapa, Mazatlán, Ahome y El Fuerte

CASETA5

Los alcances del daño causado en la ciudad de Culiacán rebasaron la frontera del centro del estado, al reunir también grupos delictivos del sur de Sinaloa.

Lea: El día que los Chapitos tomaron Culiacán https://bit.ly/2BvAQm2

Una alerta de que convoyes de camionetas circulaban por la carretera Mazatlán-Culiacán cayó como balde de agua fría la tarde del jueves 17 de octubre.

La observación discreta de ojos federales por la ciudad de Mazatlán registró el paso de camionetas provenientes de Escuinapa que tenían como objetivo llegar a Culiacán para apoyar a los grupos armados que tenían azorada a la población.

El primer reporte oficial apunta que a las 18:10 horas pasaron por las casetas.

Un video que circuló en redes sociales colocó en Villa Unión a las tres camionetas, una gris y dos de color cobre, con hombres portando chalecos tácticos y armas de asalto.

Una cuarta camioneta color negro se habría unido en el puerto sin que nadie los detuviera, hasta llegaron a una gasolinera a cargar combustible.

Mientras Culiacán seguía convulsionando por los ataques simultáneos, la fuga de reos y el cierre de avenidas, en el sur llegó otro reporte oficial: Otro convoy armado salía de San Ignacio, también con la intención de reforzar los desmanes en la capital.

A las 17:55 horas, se reportó a través de C4 la salida de más de 20 camionetas con gente armada, vestida de civiles y ropa tipo militar.

Lea: Se acabó el sueño; me regreso a Yucatán https://bit.ly/2MDdyB4

Para entonces, fuentes federales de Mazatlán ya habían confirmado el robo de una de sus camionetas, registrada para su servicio en el Octavo Batallón de Infantería con sede en el puerto. Más tarde se confirmaría que fueron dos las camionetas despojadas a los militares en manos de los grupos que buscaban rescatar al hijo de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo.

Los vehículos son modelo Cheyenne 0808302 y 0808315, pertenecientes al Octavo Batallón de Infantería, según confirmó el propio comandante de este Batallón.

Los vehículos fueron despojados en la caseta de Costa Rica y se encontraban allá resguardando el transporte de combustible, como parte de las acciones emprendidas en esta administración para eliminar las prácticas de huachicoleo.

La tarde-noche del jueves fue de incertidumbre entre los mazatlecos por lo que ocurría en Culiacán y el efecto que podría traer al puerto.

El viernes, el Secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, dijo que la Secretaría de Seguridad Pública desplegó un operativo con el que se blindaron las salidas y entradas de este destino turístico.

Negó las versiones respecto a que grupos armados hayan querido entrar a la ciudad, así como que haya ocurrido despojo de vehículos, ya que no había reporte de estos últimos.

Ante los eventos ocurridos en Culiacán, en Mazatlán se desplegó un operativo a cargo de la Policía Municipal, tanto al norte como al sur, como medida preventiva.

Señaló que la Policía Estatal dejó sola la ciudad, por lo que la corporación municipal se concentró en acciones preventivas.

Bloquean carretera México 15 en Ahome y emboscan a la Guardia Nacional en El Fuerte

El norte de Sinaloa no quedó exento del ataque de pistoleros a fuerzas policiales durante este jueves (17 de octubre), cuando a sangre y fuego fue liberado Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa sentenciado a cadena perpetua y preso en una cárcel de Estados Unidos.

Lea: El día en que el narcotráfico arrodilló al Estado https://bit.ly/2JdaEkB

Ahome, municipio ubicado a unos 250 kilómetros al norte de Culiacán, capital sinaloense, sufrió la paralización parcial de la circulación en dos tramos de la carretera México 15.

En el primer bloqueo, un vehículo fue incendiado sobre el carril sur impidiendo la circulación hacia Culiacán; y al norte, a unos 30 kilómetros de Los Mochis, sujetos armados despojaron dos camiones quinta rueda y los atravesaron en ambos carriles de circulación en el tramo de Barombampo.

Los bloqueos carreteros no dejaron saldos negativos, y tras una hora de maniobras, la circulación se reinició.

El secretario del Ayuntamiento de Ahome, Juan Francisco Fierro Gaxiola y el director de policía, Francisco Rodríguez Ponce, comentaron que el municipio estaba en calma y no había incidentes que trastocaran la tranquilidad.

Poco después, en El Fuerte, municipio serrano localizado a unos 350 kilómetros al norte de Culiacán, y a 80 kilómetros al poniente de Los Mochis, pistoleros que viajaban en caravana atacaron a balazos la sede de la policía local ubicada justo a la entrada de la cabecera municipal. En el ataque no se registraron personas lesionadas.

Posteriormente, el convoy de gatilleros emboscó a policías de la Guardia Nacional que patrullaban la carretera El Fuerte-Los Mochis.

En el tiroteo que duró algunos minutos, los pistoleros abandonaron tres camionetas; dos de color blanco y una Hummer de color rojo. Sólo una de las camionetas presentaba orificios de bala.

Artículo publicado el 20 de octubre de 2019 en la edición 873 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 890
16 de febrero del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral