domingo, diciembre 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El metabolismo de la obesidad

obesidad2

Metabolismo significa reacciones químicas que generan energía. Si la energía se deriva de los alimentos, el metabolismo es anabólico, si se deriva del tejido de reserva corporal, generalmente la grasa, el metabolismo es catabólico.

Lea: Impuestos a bebidas para el 2020: la apuesta de recaudar para atender la obesidad https://bit.ly/2kSXmjZ

Realmente no importa el concepto para el objetivo, es decir, lo importante en la obesidad es entender que, de alguna manera, el metabolismo se ve inmiscuido al margen de quien lo estimule o motive.

La maravilla del cuerpo humano se deriva de la naturaleza biológica compleja, del aprendizaje social y de las condiciones de desarrollo personal. Cerebro, glándulas, hormonas, mente, y cultura, son eslabones de una cadena que inicia con el peso ideal o índice de masa corporal ideal, y termina con un índice de masa corporal arriba de 30 y eventualmente arriba de 40, con la famosa obesidad mórbida.

Se puede afirmar que del peso ideal al sobrepeso hay una frontera porosa, muchas personas sanas transitan muchos años entre el índice de masa corporal ideal y un 10 por ciento más o sobrepeso sin conflicto alguno, ni de autoimagen ni de comorbilidad o enfermedades agregadas.

El problema de la obesidad se reduce al metabolismo de los carbohidratos principalmente, sin embargo, hay una serie de procesos que involucran vías distintas, aunque todas lleguen al mismo lugar.

En el cerebro, el núcleo hipotalámico del hambre y el núcleo hipotalámico de la saciedad en teoría regulan la ingesta de alimentos y la saciedad permite cerrar la boca y no ingerir más alimentos, sin embargo, el metabolismo de la glándula tiroides convierte al cuerpo en una especie de auto de ocho cilindros o de cuatro cilindros, es decir, o consume mucha energía o acumula dicha energía.

La mente y la cultura son otras variables activas en el rompecabezas de la obesidad, una mente sana capta de inmediato la llegada de la ansiedad como inductora de hambre y obsesión por la comida o los carbohidratos, además está demostrado que la compañía es otro factor determinante en la cantidad de calorías que se ingieren.

Las madres obesas construyen o promueven hijos obesos; las parejas obesas, de alguna manera contaminan a sus parejas y terminan en la obesidad ambos. La cultura de la alimentación y la vida sedentaria son una mancuerna promotora de un estado de salud mórbido llamado obesidad.

El día que la ciencia descubra un método o manera de controlar de manera segura la ingesta de calorías, ese día además del premio nobel, aseguramos un mundo y una sociedad más sana.

El metabolismo como producto del funcionamiento armónico de las glándulas, hormonas y cerebro, es una meta aspiracional que mantiene a más de la mitad de los mexicanos en la incertidumbre de una figura que poco a poco se modifica dejando ahogada la silueta de la salud.

Ojalá pronto se encuentre la fórmula de un metabolismo que reduzca la estadística de la obesidad en todo el mundo.

 

Artículo publicado el 15 de septiembre de 2019 en la edición 868 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.