viernes, octubre 22, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Impuestos a bebidas para el 2020: la apuesta de recaudar para atender la obesidad

bebidas

El costo de la salud ha impactado duramente a la economía nacional. Lo que cuesta atender a las víctimas de los padecimientos derivados de malos hábitos alimenticios, amenaza con colapsar las finanzas de nuestro sistema de salud.

Lea: El metabolismo de la obesidad https://bit.ly/2kjtaye

En el país hay aproximadamente 10 millones de diabéticos y el número va en ascenso ya que, el 73 por ciento de la población adulta tiene problemas de sobrepeso y obesidad, condición que favorece el desarrollo de diabetes además del de otro tipo de enfermedades.

Estas estadísticas justifican que una de cada tres muertes en México sea por enfermedades del corazón o diabetes, según datos de Inegi.

Para revertir la tendencia, desde 2014, el gobierno ha intentado encontrar, a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a la industria de bebidas azucaradas, una bocanada de aire, pero ésta se esfuma como tal. Se disuelve en las buenas intenciones, pues la carga de egresos por atención de padecimientos propios de la obesidad es mucho mayor.

Se estima que en México se gastan 500 mil millones de pesos al año en atención médica por obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Esto representa el 2.2 por ciento del PIB, según declaraciones de Ernesto Acevedo Fernández, subsecretario de Industria y Comercio, de la Secretaría de Economía.

La recaudación que en 2014 empezó con 1 peso por litro, actualmente cobra 1.17 por la misma cantidad de líquido.

La reciente propuesta entregada para la Ley de Ingresos 2020 es que el IEPS aumente a 1.27 pesos, con la finalidad, primero, de desincentivar el consumo por elevación automática de precios (la industria traslada el incremento en impuestos al precio final del producto) y segunda, de recaudar más fondos para el tratamiento y prevención de los efectos que causa el consumo de refrescos.

El alcance del impuesto va más allá de las bebidas líquidas, incluye también concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que una vez disueltos tengan como resultado una bebida dulce.

Con la aprobación del aumento, se estima que la recaudación obtendría cerca de 2 mil millones de pesos más para el año siguiente. Solo falta que la industria de bebidas cabildee como acostumbra, con la intención de revertir o por lo menos negociar una cantidad menor a la propuesta.

Artículo publicado el 15 de septiembre de 2019 en la edición 868 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.