La reserva de la UAS

 

Los pararrayos a sueldo cada vez la tienen más difícil para defender a quienes tienen secuestrada la Universidad Autónoma de Sinaloa.

No saben cómo salir a defenderlos cuando las evidencias hacen que se caigan sus mentiras y queden exhibidos de cuerpo entero.

Es insuficiente la descalificación contra el que señala el uso perverso de la institución, cuando los señalamientos vienen de fuera del estado, del país, lo cómodo es ir contra quienes lo hacemos en los medios de comunicación del estado.

¿Qué podrían decir de Kate del Castillo, quien en su testimonio sobre Joaquín el Chapo Guzmán confirma lo publicado por Ríodoce en su edición posterior al 2 de octubre de 2015?

Si, que ella y Sean Penn se hayan entrevistado en la Reserva Ecológica de la UAS con el entonces líder del Cártel de Sinaloa.

Guerra Liera, en su primer periodo de rector, salió al paso de la información publicada en el semanario descalificándola, exigiendo una corrección y negando todo hasta llegar a la frivolización cuando afirmó que de haberlo sabido hubiera ido a “pedir sus autógrafos”.

Alfredo Leal, responsable de la Reserva, fue más allá, al señalar que de haber sucedido, él hubiera sido el primero en enterarse porque ese “viernes estuvo en sus instalaciones”.

Ahora, ambos están en problemas.

Mintieron y efectivamente la reunión se celebró en la Reserva, hay fotos y testimonios de su paso por la Reserva ubicada en las estribaciones de la Sierra Madre Occidental.

Avecé, el agudo cartonista de El Debate en una de sus últimas entregas describe esa mentira y en ese juego de negación, el rector y el omnipresente estarían preparando la respuesta a pregunta expresa: “Les aseguramos que Kate y Sean no tuvieron sexo en la Reserva”.

Y es que Kate ha declarado que hubo un encuentro sexual con el actor norteamericano, que habría sucedido en algún punto del viaje cuando iban en busca del capo, por el que se ofrecía 5 millones de dólares a quien diera información que llevará a su detención, lo que finalmente ocurrió en Los Mochis.

En una institución académica que funcione en libertad bajo reglas, el Rector y los funcionarios que facilitaron el encuentro inmediatamente serían separados de sus cargos, para rendir cuentas; se abriría un expediente judicial y estos funcionarios estarían en un problema judicial.

Lamentablemente el Consejo Universitario está sometido y no actúa en libertad, es un concierto de uniformidad al servicio de quienes hoy hacen política a través del llamado Partido Sinaloense (PAS) y por el control y la presión que ejerce sobre los universitarios, hoy se han convertido en la segunda fuerza política del estado, lo que la convierte en una pieza política de negociación, inalcanzable.

Y es que ese estatus privilegiado lo ha transformado en un referente de alianzas electorales. Lo hizo en 2016 con el partido Movimiento Ciudadano, luego de que fracasó la alianza con el PAN por el affaire de Lucero Sánchez, que hoy se encuentra detenida en una prisión estadounidense con cargos criminales y es un factor de incertidumbre latente, porque en 2018 es muy probable que el PAS haga alianza con el PRI.

Entonces, una mentira que debería ser motivo de investigación para saber qué existe en el fondo de esta trama que ha terminado en un documental de Netflix y pone a cada actor en su lugar,  es muy probable que no pase de ser materia de investigación de Ríodoce. Ya su director fue entrevistado y dio su testimonio sobre aquellos días en que los funcionarios salieron a cuestionar el resultado de su investigación periodística.

La narcopolítica es una realidad en el país, pero especialmente en Sinaloa, y ninguna institución se escapa de ser contaminada. El juego de intereses no respeta nada. Se hizo patente con la postulación en coalición de Lucero Sánchez en 2013 y hay otros que han sido señalados como expresión de la connivencia entre política y narcotráfico.

Pero no pasa nada, es el caso de hoy, sobre el que no parece haber interesados en el ámbito de la representación política. Y no es lo único. En 10 años, más de 50 universitarios han sido asesinados y la amplia mayoría de los responsables se encuentra sin castigo. Ante un saldo trágico de este tamaño, de tan inaceptable impunidad, qué puede importar un escándalo más cuando se cuenta con protección para que no salga del ámbito periodístico.

Claro, los amanuenses a sueldo, le buscan, le buscarán para actuar como pararrayos y les aseguro lo veremos en este caso echando la culpa a Ríodoce de acusar infundadamente a estos venerables señores de traje y corbata.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.