abril 23, 2021 9:15 AM

Cimbran la estructura del Cártel

enfrentamiento-11

 

Golpean a Dámaso, a Iván Archivaldo y al Mayo Zambada

 

 

Durante la visita presidencial a los heridos en la emboscada del 30 de septiembre, en Mazatlán, Enrique Peña Nieto habría dado la instrucción de combatir al Cártel de Sinaloa sin distinguir fracciones. Atacar por igual a la organización de Ismael Zambada, la de Joaquín Guzmán y la de Dámaso López Núñez fue la consigna. Desde entonces, fuerzas federales han tomado la ciudad de Culiacán, reforzaron la vigilancia en Mazatlán e incursionaron en las sierras de Cosalá, el sur de Durango y Sinaloa, principalmente en la zona de Badiraguato. No han golpeado blancos de envergadura, pero han mantenido en jaque a las organizaciones criminales.

 

 

Las fuerzas federales embistieron al Cártel de Sinaloa por tres frentes tras la emboscada en la que murieron cinco militares y diez resultaron lesionados.

En un fin de semana, operadores de Ismael, el Mayo Zambada; de Dámaso Núñez López, el Licenciado, y de los hijos de Joaquín, el Chapo Guzmán, fueron detenidos o muertos.

El pasado 5 de octubre durante su visita a los soldados heridos en la emboscada, en el hospital militar en Mazatlán, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó a los mandos de las fuerzas armadas atacar las estructuras del Cártel de Sinaloa sin distingos.

La embestida del Ejército ya había sido anunciada días antes por el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, quien durante los funerales de los soldados muertos aseguró que no descansarían hasta detener a las “bestias criminales” que atacaron al personal militar.

Luego de la afrenta al ejército con la emboscada, el personal militar y de marina aumentaron los operativos en la ciudad.

El domingo pasado murieron tres gatilleros de la célula Los Ántrax y seis fueron detenidos por elementos del Ejército en un enfrentamiento.

El tiroteo fue afuera de una casa marcada con el número 1948 y ubicada en la esquina de las calles Miguel Hidalgo y Esteban Flores, en la colonia Miguel Hidalgo.

De acuerdo con los datos recabados, en la vivienda miembros del grupo delictivo festejaban un cumpleaños cuando llegó el personal militar.

En la refriega murieron René Velázquez Valenzuela, el Sargento Phoenix, el Talibán o el Gato Negro; Jesús Rogelio Martínez Armenta, Chuy Piedra; y Gilberto Alejandro Simental, el Tilín.

Los cadáveres quedaron en dos vehículos, uno de ellos blindado.

Dos de las camionetas quedaron sobre la calle Hidalgo frente a la cochera de la casa y la otra sobre el camellón.

En el lugar resultaron heridos y quedaron detenidos Jesús Manuel Ibarra Chávez, Carlos Meza González y Abelardo Salazar; también fueron detenidos pero ilesos, Juan Carlos Aristegui Murillo, Carlos López Alanís, el Cali, y Jesús Javier Gómez.

Los soldados aseguraron cinco armas AK-47 y AR-15, una granada de fragmentación y diez vehículos.

La casa donde se realizaba la fiesta fue asegurada por la Procuraduría General de la República (PGR) y permanece custodiada por soldados.

Otros de los asistentes al festejo alcanzaron a huir de la vivienda.

Los tres muertos son ubicados como miembros de la célula Los Ántrax, y de los detenidos las autoridades no han detallado información.

De los tres heridos, Jesús Manuel y Abelardo fueron dados de alta del Hospital General el martes y quedaron a disposición de la PGR; mientras que  Carlos quedó internado debido a que sufrió lesión intestinal y pérdida de riñón.

El Hospital General de esta ciudad permanece custodiado por elementos del Ejército.

La milicia ubica a Carlos López Alanís, el Cali, como uno de los líderes de la célula, tras la aprehensión de Rodrigo Aréchiga Gamboa, el Chino Ántrax, en Ámsterdam, el fin de año de 2013. Actualmente es procesado en una corte de Estados Unidos.

Otro de los considerados líderes del grupo, Rafael Guadalupe Félix Núñez, el Changuito Ántrax, está detenido desde noviembre de 2013 junto con José Miguel Arano Montaño, el Monki, quien enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos.

El Changuito fue yerno del subdirector de la Policía Ministerial del Estado, Martiniano Vizcarra Burgos.

Otro de los fallecidos en el tiroteo, el Sargento Phoenix, había sido detenido en 2008 y fue puesto en libertad en agosto de 2014.

En el penal de esta ciudad, era señalado como la persona que controlaba el reclusorio.

 

Cae operador de los Chapitos

El mismo día del tiroteo con Los Ántrax, el Ejército detuvo a Armando Russell García, alías Bob Esponja.

Russell García fue agente de la Policía Municipal de Culiacán y soldado del Ejército y es señalado como operador de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del Chapo.

Horas después de la emboscada del 30 de septiembre, el comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte Múgica, responsabilizó a los hijos del Chapo de la agresión.

De acuerdo con personal militar, el Russell intentó agredir a balazos a elementos militares pero fue inmovilizado.

Los soldados le aseguraron un arma corta, un cargador, ocho cartuchos, un kilo 500 gramos de cristal, 76 cigarros y 121 bolsas con un peso de un kilo 540 gramos de mariguana, 37 dosis de cocaína y 8 mil 600 pesos.

El delincuente ya había sido detenido por elementos de la Marina el 25 de febrero de 2015, junto con Roberto Valdez López el Bony, hermano del ex diputado priista Óscar Valdez López.

A ambos les aseguraron un fusil AK-47, una pistola calibre 50 y una 38 súper, las dos con cachas bañadas en oro, y un kilo 25 gramos de cocaína.

Fuentes federales informaron que Russell García, conocido también como César Eduardo Santos López, César Eduardo Rodríguez y/o Eduardo Rusell Leal, ingresó al Ejército el 2 de agosto de 1995, donde permaneció hasta marzo de 2001 como cabo de Infantería en la 39 Zona Militar, ubicada en Chiapas.

Al concluir su contrato en la milicia, el Bob Esponja, también apodado el Lalo, ingresó a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Culiacán, en la que se desempeñó como agente del 1 de enero de 2005 al 30 de agosto de 2007.

Posteriormente ingresó a las filas de las organizaciones de Joaquín el Chapo Guzmán e Ismael el Mayo Zambada y actualmente es señalado como operador de Iván Archivaldo en Escuinapa, El Rosario y Mazatlán.

A él se le atribuyen las mantas colocadas en Mazatlán el pasado 21 de junio, en las que se denunció a integrantes de grupos antagónicos, supuestamente para que las autoridades actuaran contra ellos, y otra más, que apareció el mismo día, de amenazas contra el Ejército, y que buscó que su autoría se atribuyera a Concepción Velarde Martínez, alias Chonecas, integrante del Cártel de los Beltrán Leyva.

De acuerdo con reportes periodísticos, un supuesto hermano del Bob Esponja, de nombre César Russell García, quien era Policía Judicial, fue asesinado junto con cinco personas más el 8 de noviembre de 1992, en la discoteca Christine de Puerto Vallarta, cuando el Chapo Guzmán intentó asesinar a los hermanos Francisco Javier y Ramón Arellano Félix.

 

Capturan al Rey

Los Dámaso también fueron golpeados el mismo fin de semana.

El viernes 28, elementos de la Secretaría de Marina (Semar), detuvieron a Rey David Santiago Vargas, el Oso.

El detenido era jefe de la plaza de La Paz, Baja California Sur.

Según la PGR, opera en esa entidad para Dámaso López Núñez, el Licenciado, compadre y operador del Chapo Guzmán, acusado por el Gobierno de Estados Unidos de enviar toneladas de droga a ese país.

De acuerdo con la Semar, también controlaba la compra y venta de metanfetaminas.

Rey David fue detenido en la carretera Internacional México 15, a la altura del ejido San José de Guanajuato.

De acuerdo con la Marina, la detención se realizó cuando elementos navales que realizaban un recorrido de disuasión sobre la carretera observó un vehículo color gris cuyo tripulante al notar la presencia del personal intentó darse a la fuga.

Los marinos lograron alcanzarlo y lo capturaron con una pistola calibre 9 milímetros con su cargador abastecido y con diversas identificaciones apócrifas.

El Oso había sido encargado de la plaza de Mazatlán, antes de estar en Baja California Sur, donde desde 2014 repuntaron los homicidios y privaciones de la libertad por la pelea por el control de la venta de drogas entre Los Dámaso y Los Adanes.

 

No hay detenidos por emboscada

Después de la emboscada del 30 de septiembre las fuerzas armadas desataron una cacería en el estado y desde entonces hubo cateos y operativos por tierra y aire en sectores de Culiacán, Navolato y Mocorito.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada dio a conocer que los responsables están identificados y que han detenido a varios miembros del grupo que cometió la agresión.

Desde que iniciaron los operativos, la Procuraduría General de la República ha dado a conocer la detención de tres hombres armados en la sindicatura de San Pedro y cinco en Capirato, Mocorito, pero no los ha vinculado como participantes en la emboscada.

De acuerdo con el titular de la SEIDO, Gustavo Salas Chávez, el personal militar permanecerá en el estado por el tiempo y en la cantidad que sean necesarios.

Hasta la fecha los presuntos responsables de la emboscada no han sido detenidos, solo se han asegurados ranchos, casas, armas, vehículos, cartuchos y animales.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos