abril 22, 2021 10:27 PM

Cámaras empresariales, atrapadas y sin liderazgos: Silvas

 

silvas-3

 

JULIO CÉSAR SILVAS. “No tenemos liderazgos”.

 

La mayoría de negocios están en la sobrevivencia

 

En Sinaloa, algunos organismos empresariales tienen dirigentes, pero no liderazgos, y quienes las presiden buscan sacar a estos organismos de la insolvencia, pero al mismo tiempo no ofrecen a sus agremiados lo que éstos necesitan para enfrentar la difícil situación económica que padecen, afirmó Julio César Silvas.

El presidente de la Alianza para el Desarrollo y Competitividad de las Empresas AC, dijo que la mayoría de los negocios en Sinaloa son abarrotes, peluquerías, panaderías, llamados micros, que representan cerca del 92.9 por ciento del total de establecimientos y sus ingresos no superan los 4.6 millones de pesos al año.

Alrededor del 89.2 por ciento de estos negocios tienen ingresos cercanos a los 20 mil pesos mensuales, que suman al año unos 240 mil pesos, lo que los coloca en una difícil situación económica.

“Cuando te pones a hacer un análisis de acuerdo con los ingresos que tienen al año, nos dimos cuenta que el 89.2 por ciento tienen ingresos de hasta 2 millones de pesos, o sea una utilidad promedio mensual de 20 mil pesos, que es de sobrevivencia, son 240 mil pesos al año”, sostuvo.

Esta entidad, agregó, tiene en su mayoría micros y pequeños negocios, con una baja productividad laboral y “por consiguiente, de ese tamaño es el crecimiento económico que podemos generar porque nuestra economía está basado en su crecimiento, en la productividad y crecimiento de las empresas”.

—¿Hay políticas para estas empresas, con todo y que es el sector mayoritario, el de las micros, pequeñas y medianas?

—Existe políticas públicas, por ejemplo el Fondo Nacional Emprendedor, del Instituto Nacional del Emprendedor, de la Secretaría de Economía, que busca hacerlas más competitivas y productivas, y hay otros mecanismos como la Ley de Competitividad, pero lo que hemos visto en la práctica es que estas leyes mandatan consejos o comisiones intersecretariales, en combinación con la iniciativa privada, pero no sesionan, o los alcances de los acuerdos que tienen no son suficientes.

“Por ejemplo, hay una ley en Sinaloa que crea una Comisión Estatal de Productividad que se generó el junio de 2013, en la que participa la Secretaría General de Gobierno, Desarrollo Económico, Educación Pública, universidades, Inapi y organismos empresariales, y tiene como misión generar políticas públicas, pero en Sinaloa nos falta una política pública incluyente al respecto”.

—¿Son excluyentes?

—Lo diría así: hemos estado muy atentos a la atracción de inversiones y no necesariamente hay un encadenamiento productivo, no se interrelaciona con las micros, pequeñas y medianas empresas y no desencadena otras actividades. Si exportamos 2 mil 500 millones de dólares al mundo, pero importamos alrededor de 2 mil millones en procesos que pueden ser muchos de ellos sustituidos, esto implicaría una política pública para que quienes exportan trabajen con micro empresarios y se transforme y le den valor agregado.

Silvas, quien también es integrante de la Intercamaral y tiene experiencia en el análisis de las organizaciones empresariales y como consultor, manifestó que los organismos gremiales de la iniciativa privada están más preocupados por sobrevivir, además de que son muy costosos.

Señaló que hay unas 25 cámaras y delegaciones en Sinaloa, cuyo costo de operación asciende a los 40 millones de pesos anuales. Por eso, aseguró, estos organismos están atrapados en un círculo vicioso: incapaces de atraer socios y de generar ofertas de capacitación, consultoría y servicios que los agremiados requieren.

“Las cámaras están atrapadas en un círculo vicioso. Los servicios que ofrecen no son siempre los que se desean porque no hay dinero y porque no se pagan las cuotas, y el empresario dice ‘no te pago porque los servicios que ofreces no son los que necesito’. Las cámara están atrapadas en eso”.

—Pero hay crisis de representatividad y liderazgo en el empresariado, se percibe un vacío en cuanto a las cámaras, el papel que tienen con sus representados y ante la sociedad.

—Puede ser. Pienso que desafortunadamente las cámaras empresariales y sus dirigentes se han politizado, tienen intereses político electorales y se desvirtúan. La ley es muy clara, no deben tener fines políticos, electorales o religiosos. Y si hay ese interés en un dirigente incurrió en una violación a la ley y a los estatutos de la organización. Y hasta se pone se moda, quieren ser alcaldes, regidores, gobernador.

—Pero también la cercanía con el poder los ha enfermado.

—Pues es una cercanía de apariencia, a veces uno se la cree. Hay que entender que los honores son al puesto, no a la persona…

—Pero es cierto, los liderazgos que tuvieron Marta Robles, Gustavo Alfaro, Ignacio Muñoz, en las cámaras, no se tienen ahora. No veo que asuman su responsabilidad ante los problemas que hay en Sinaloa, hay vacíos.

—Claro, yo no veo líderes veo dirigentes. Hace mucho que no tenemos liderazgos. Canacintra por ejemplo fue una cámara que le tocó el Impuesto sobre Nómina y disintió de la opinión del entonces gobernador Francisco Labastida en cuanto a la cantidad que se les iba a cobrar, pero tenían un estudio en mano, datos. Luego se creó la Ley de Fomento a la Inversión, por esta postura de Canacintra.  Y recientemente con José Miguel Loredo se le apostó mucho a la capacitación, a la profesionalización del empresario, la implementación de sistemas de gestión de calidad, mismo que se continuo con Miguel Ángel Manjarrez, donde además de ha venido impulsando la industria de alimentos y bebidas, que es la actividad principal en nuestro estado, el reto es mantenerse y el empresario esta obligado a coadyuvar, dejarse ayudar.

 

“Con los censos económicos descubrimos que las manufacturas aportan el 21 por ciento del Producto Interno Bruto y el 20 por ciento de los empleos en el estado, y son más importantes que las actividades primarias, que no aportan más del 10 por ciento del PIB y no más del 10 por ciento de los empleos.

“Hay dirigentes que aún desconocen muchos de los datos económico-sectoriales que deben ser como su biblia, tener esta información al dedillo para asumir posturas frente al gobierno y sus agremiados y la sociedad. Eso ayudaría mucho a ejercer el liderazgo que se necesita”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos