abril 12, 2021 10:20 AM

Obesidad y cáncer, la incapacidad de eliminar las células

ppal mujeres
El cáncer es una enfermedad multifactorial, sin embargo, la obesidad contribuye a que las condiciones sean propicias para el crecimiento incontrolable de las células cancerosas
La obesidad es la enfermedad con más recurrencia en los últimos años. Anualmente aumentan los casos de personas que la padecen y esto ha llevado a que la Organización Mundial de la Salud la declare una epidemia.
Hay mucha información acerca de la obesidad y sus consecuencias, en internet pueden encontrarse artículos de las enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad, entre las más conocidas son la hipertensión o diabetes, pero las consecuencias van más allá.
El cáncer es la incapacidad de las células y de sus genes de reparar sus daños genéticos para que las células dejen de reproducirse. Es una enfermedad genética no contagiosa pero sí hereditaria, cuyo origen no radica en una sola causa sino en la combinación de diversos factores que llevan a la alteración genética.
En la mayoría de las enfermedades crónico-degenerativas no hay una asociación causal única, sino que hay una serie de participaciones de diferentes factores de riesgo, entonces cada uno de estos factores cuando se estudian en ensayos científicos, los cuales pueden venirse como variables únicas o como una serie de variables múltiples, van tratando de determinar qué tanto pesa cada una de esas variables para que se desarrolle la enfermedad”, explicó el médico en oncología Francisco Sauza Aguilera.
Los tumores son la acumulación de las células que no han sido desechadas, cuando algunas de éstas logran desprenderse y se diseminan a otras partes de cuerpo vía vascular, se le llama metástasis, que es la principal causa de muerte por cáncer, es decir, los pacientes mueren por enfermedades metastáticas más que por el cáncer adquirido originalmente.
La obesidad y el cáncer
Existe información de que algunas sustancias provocan cáncer, como el alcohol o el tabaco, sin embargo, recientemente la Organización Mundial de la Salud declaró como cancerígenas diversas  sustancias, entre ellas alimentos de origen animal o procesados. Que sean cancerígenas no significa que formen un tumor en cuanto entran en contacto con el organismo, sino que es un proceso con posibilidades de culminar en cáncer.
“Todo el alimento que produce obesidad va produciendo radicales libres, hay mucha fuente de energía que está utilizando, entonces en su metabolismo se producen radicales libres que van y agreden las membranas de las células pero principalmente afectan a las células buenas, entonces van lesionando de alguna manera. El tipo de energía que utiliza la célula cancerosa es más derivado del azúcar pues mete a otros mecanismos de los cuales la energía produce mucho radical libre y agrede al organismo de una manera anormal, y eso va favoreciendo que siga habiendo impactos en las membranas, redes, vías de energía, y las células normales inhiben los ciclos de protección” explicó Sauza Aguilera.
Diariamente nuestro cuerpo produce células cancerosas mismas que elimina al mismo tiempo mediante los organismos de defensa, pero cuando el paciente es obeso y consume muchos alimentos que atacan las células sanas, las células cancerosas tienen un ambiente propicio para su desarrollo porque cuentan con más factores que son aptos para sus crecimiento, que con sistemas que defiendan al organismo o que las ataquen para que impidan su acumulación, causando un tumor.
Algunos estudios han revelado que la obesidad es uno de los factores de riesgo en los cánceres de mama, leucemia, vesícula biliar, páncreas, próstata, colon, esófago, ovario, endometrio y células renales.
En el caso de cáncer de mama y endometrio, la obesidad influye en el factor hormonal de la paciente, que es determinante en estos tipos de cáncer.
“Tiene que ver porque en la obesidad hay un mecanismo en el metabolismo de los lípidos y hormonas que hace que haya más hiperestrogenismo en la mujer. Entonces como hay más hiperestrogenismo, hay más estímulo hormonal que de una paciente delgada, entonces la paciente obesa tiende a padecer mayor sobre estimulación estrogénica que una paciente delgada”, explicó el médico en gineco-oncología Eduardo Flores Pompa.
Las pacientes con obesidad tienen trastornos metabólicos en la menstruación, lo que provoca que no reglen con regularidad y esto lleva a la sobre estimulación estrogénica del endometrio y mamas, agregó Flores Pompa.
Además de la sobre estimulación de ciertas hormonas, un paciente obeso tiene exceso de carbohidratos y azúcar que es la fuente de desarrollo para las células cancerosas. Un paciente que es delgado y lleva una alimentación sana, tiene menos posibilidades de que las células cancerosas que produce su cuerpo encuentren condiciones para desarrollarse, porque éstas tienen un ambiente más cómodo en el tejido adiposo.
“En el caso de las células cancerosas son muy ávidas para usar carbohidratos, por eso se dice que los azúcares favorecen el crecimiento del cáncer, no es tanto que lo favorezcan sino normalmente cada individuo está produciendo unas células cancerosas pero las va controlando en el mismo tiempo, las células cancerosas tienen a alimentarse más de azúcar, de carbohidratos de rápida utilización para trabajar más eficazmente, entonces, a diferencia de otras células que utilizan otras fuentes de energía, las células cancerosas se benefician de que el organismo no pueda utilizar bien las fuentes de energía como la glucosa”, declaró Sauza Aguilera.
Aunque la obesidad sea un factor de riesgo, no significa que siempre vaya a resultar en cáncer pero contribuye a que haya condiciones propicias para esta enfermedad, aunada a otros factores como la edad, la herencia y el origen étnico.
“De otra manera, es un factor agregado pero no es único, por eso hay muchos gorditos que nunca les da cáncer, pero sí se ha visto cuando hace uno los análisis, sobre todo del tipo retrospectivo que está buscando los que tienen sobrepeso o que son obesos o que son obesos mórbidos contra los que tienen vida más saludable, se ve que más personas con sobrepeso u obesidad mórbida mueren más tempranamente que los otros”.
Una persona con adecuada alimentación, cuando tiene otros factores como el hereditario, puede desarrollar cáncer, pero si no cuenta con este factor y además cuida su ambiente, los alimentos que ingiere e impide la acumulación de tejido adiposo realizando actividad física, refuerza la posibilidad de que su organismo funcione adecuadamente en la eliminación de células cancerosas.
“Como son células que entran a reproducirse y guardar la energía y después entran en una fase de reposo también susceptibles de recibir efectos de radiaciones, de químicos en el ambiente, de lo que uno inhala, de factores del ambiente, radiaciones, entonces viene siendo una serie de eventos que conjuntamente van afectando a la persona, entonces si usted pone una persona que es gordita, que tiene herencia para cáncer, que es diabético, que fuma, que toma, entonces le va juntando cada uno de esos factores, es más probable que esa persona desarrolle un proceso mórbido como es el cáncer”, concluyó el oncólogo Francisco Sauza Aguilera.
 
 
 
 
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
MÁS DE 90 MUERTOS Y DECENAS DE DESAPARECIDOS POR INUNDACIONES EN INDONESIA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos