abril 20, 2021 4:30 PM

Pretenden fiscales una multa de 10 mmd para el Mochomo

 
mochomo
 
En lo que parece un plan para doblegar a Alfredo Beltrán Leyva y eventualmente obligarlo a que declare contra integrantes de alto rango del Cártel de Sinaloa, fiscales estadunidenses solicitaron al juez Richard León castigarlo con cadena perpetua, pero que además se le imponga una multa por 10 mil millones de dólares.
Esta moción, firmada por los fiscales Andrea Goldberg y Arthur G. Wyatt, ocurrió cinco meses después que Beltrán Leyva se declarara culpable por tráfico de droga, y podría ser la medida idónea del gobierno estadunidense para que el Mochomo cambie de parecer y aporte información que eventualmente sirva para hundir a Joaquín el Chapo Guzmán, una vez que éste sea extraditado.
“Es difícil saber eso, lo que sí es un hecho es que Alfredo Beltrán ha dicho que no cooperará con el gobierno de este país, y que si se declaró culpable fue para obtener una sentencia menos severa”, aseveraron fuentes familiarizadas con el caso.
La moción fue presentada el lunes 11 de julio pasado en una corte federal de Washington DC, la cual, de ser aprobada, no sólo encerraría de por vida al capo, sino que, además, le impondría una multa que difícilmente pudiera cubrir.
“Lo que intenta Estados Unidos es cruel e inhumano, porque lo justo es que reciba una condena no mayor de 25 años, similar a la que otros capos acusados por los mismos cargos, han recibido”, muestran documentos presentados al juez León por la defensa.
A diferencia de narcotraficantes como Osiel Cárdenas Guillén, a quien le decomisaron 250 millones de dólares, o Benjamín Arellano Félix, que le quitaron 150 millones, o bien Ovidio Sánchez Limón, que entregó 50 millones de dólares, o Vicente Carrillo Fuentes, a quien Estados Unidos busca asegurarle 313 millones una vez extraditado, con el Mochomo es diferente, pues ni juntando todo el dinero asegurado a capos extraditados, se alcanzarían los 10 mil millones que quiere Estados Unidos.
 
La cereza en el pastel
Para los fiscales del USDOJ, la información que podría aportar Beltrán Leyva para enterrar al Chapo sería determinante, pues es considerado uno de los principales colaboradores que el capo tuvo, entre 2000 y 2008, según observan archivos del USDOJ en poder de Ríodoce.
“El Mochomo coordinaba aviones que salían a Estados Unidos cargados de cocaína, y cuando regresaban volvían cargados de millones de dólares, dinero que almacenaban en “casas de seguridad”, y siempre en billetes de la más alta denominación, para facilitar el envío y almacenamiento, y todo esto ocurría cuando aún trabajaba para el Chapo Guzmán”, observa el expediente 1:12-CR-00184-RJL.
Esa sería una de las razones por las cuales el USDOJ, considera “justa”, una multa por diez mil millones de dólares en contra del Mochomo, “pues no se compara con los beneficios que él pudo haber obtenido del narcotráfico”, se lee en la moción firmada por Goldberg y Wyatt.
La defensa por su parte ha dicho que el plan es injusto, pues había otros acuerdos por los cuales el capo accedió a declararse culpable, y que ello se lee en la moción presentada desde febrero pasado, aunque el principal motivo que tuvo el Mochomo fue tener una sentencia justa.
En México en cambio, el plan por extraditar a Joaquín Guzmán Loera continúa, según reveló uno de los abogados del capo, José Refugio Rodríguez, aunque actualmente se encuentra en pausa, gracias a un amparo que presentó la defensa en junio pasado.
“Pero los abusos por parte del gobierno se siguen dando; está aislado y sufre depresión, y se está quedando calvo”, expuso Refugio Rodríguez en entrevista con Ríodoce.
No opinó sobre el plan de Estados Unidos, que busca acorralar a Beltrán Leyva para que lo acuse, pero sí mostró un alto grado de preocupación por su cliente.
“Lo que haga Estados Unidos es cosa de ellos, aquí mi cliente se está volviendo loco por tanta tortura psicológica”, enfatizó el abogado.
Beltrán Leyva se declaró culpable de traficar drogas en febrero pasado, y entonces el acuerdo de los fiscales con la defensa era que se castigara con una pena mínima de 10 años de prisión, y una máxima de 25 años de cárcel, como fueron las condenas a Osiel Cárdenas y Benjamín Arellano, acuerdo que aparentemente está siendo violado por la fiscalía.
Personas familiarizadas con el caso consideran injusta esa medida, sin embargo observaron que será el juez León quien tenga la última palabra.
“Sea cual sea la sentencia, Alfredo la acatará, y no será motivo para que él colabore con el gobierno estadunidense”, enfatizó la fuente.
Alfredo Beltrán fue extraditado a Estados Unidos el 15 de noviembre de 2014, y se espera que reciba su sentencia el 20 de julio próximo en esa misma corte de Washington DC.
De concretarse el plan de la fiscalía, de cobrarle 10 mil millones de dólares a Beltrán Leyva, implicaría que le decomisarían desde dinero en efectivo, propiedades, autos, y todo tipo de bienes materiales hasta que se cubra el adeudo, el cual está valuado en más de 186 mil millones de pesos mexicanos, al tipo de cambio actual, suma que en sí, representa una dieciseisava parte de la deuda externa mexicana.
 
 
 
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos