PAN: una cuesta muy arriba

martin heredia y malova
 
 
Hasta la semana pasada, en muchos círculos panistas había la convicción de que el candidato del PAN a la gubernatura sería el ex diputado federal Martín Heredia. Cosalteco de nacimiento, ha vivido ya muchos lustros en Mazatlán, municipio que le sirvió de plataforma para que ahora sea, casi salido de la nada, aspirante a la gubernatura.
Él mismo se extrañó de la atención que le puso el gobernador Mario López Valdez desde que éste llegó al poder, pues nunca tuvieron una relación cercana. Fue presidente municipal de Cosalá en el primer trienio de Renato Vega Alvarado (1993-1995), y después prácticamente desapareció de la vida pública. Pequeño empresario dedicado a una cadena de pizzerías, reapareció cuando en 2010 se dio la desbandada del PRI para impulsar la candidatura de Mario López Valdez. Y se convirtió en el alfil del gobernador para Mazatlán y para el sur de Sinaloa, el interlocutor, después o al parejo con el entonces presidente municipal, Alejandro Higuera Osuna.
Por eso la candidatura a la diputación federal por el distrito 08 le cayó casi de manera natural. Ganó la elección no por los votos que le dieron los mazatlecos, sino con los que se le anularon al Partido Verde, aliado con el PRI, pues miles de votantes marcaron mal las boletas y éstas se fueron a la basura.
Ya en la cámara baja, fue secretario de las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública y de Puertos y Marina Mercante. Terminó su gestión y regresó a Sinaloa con el plan de competir si fuera el caso. La caballada panista lucía escuálida y más bien la militancia de este partido le apostaba a que llegara alguien de afuera a salvarles la elección.
Pero no fue así. Al partido se le complicaron las cosas con temas como el de la diputada local Lucero Sánchez y un Melesio Cuen Ojeda que tenía las querencias divididas en el blanquiazul. Al final de la justa interna quedaron solo Roberto Cruz, que parece peleado hasta con el espejo, y Martín Heredia.
Y todo indica que el problema del PAN no era quién sería su candidato en Sinaloa, o al menos eso se percibió. Por razones que se desconocen públicamente, este partido dejó correr el proceso interno hasta el límite de las fechas previstas en la Ley, de tal forma que su contrincante principal, el PRI, le lleva ya tres cuerpos de ventaja. Por un lado, nombró a su candidato hace ya más de un mes, Quirino Ordaz Coppel, y éste ha aprovechado muy bien el tiempo para muestrearse ante un electorado que simplemente no lo conoce o no lo conocía. Por otro lado, el empresario fue arropado no solo por todos los sectores y liderazgos del PRI, por voluntad o bajo presión, sino también por los que mandan en el gobierno estatal, Malova y Gerardo Vargas Landeros —y aquí ni duda cabe que fue bajo presión.
Y otro elemento, que no es poca cosa, es que Quirino tiene listo ya su equipo de campaña y sus enlaces con el CEN de su partido, que ha tomado esta justa como prioritaria, debido a que ya hace cinco años la perdió con Jesús Vizcarra al frente.
De tal forma que Heredia Lizárraga llegará con esos tres cuerpos de desventaja a la carrera por la gubernatura y será ya muy complicado acortar la distancia. Aquí no hay superdotados ni ocurren milagros. Las campañas se construyen paso a paso, es todo un proceso, y al candidato del PAN le será muy complicado armar de la noche a la mañana una estructura y condiciones —recursos, estrategia, marketing, organización…— que le permita ganar una elección. No es imposible, pero la cuesta arriba se ve muy empinada.
Agréguese la división del partido. Parece que todo fue diseñado desde la Ciudad de México para que el PAN llegara como herido de guerra a la guerra, en muletas y espantándose las moscas. El comité directivo estatal fue desconocido por el CEN, desde la misma dirección nacional del partido se promovió la investigación de su diputada local, Lucero Sánchez López, se hizo todo lo necesario para que Héctor Melesio Cuen reventara y abandonara la coalición y, por si hubiera sido poco, llevaron la designación de su candidato hasta la recta final de los tiempos legales. ¿Así o más complicado?
 
Bola y cadena
AUNQUE NO HAY PANISTAS “históricos” ni de renombre, la salida de una treintena de ellos para irse al Partido Sinaloense habla de los ánimos que habitan ahora el partido fundado por Manuel Gómez Morín. Puede ser el comienzo de deserciones mayores, pero ya se verá.
 
Sentido contrario
ROBERTO CRUZ PRESIONÓ Y PRESIONÓ, hasta que obtuvo un foro muy adecuado para su perfil de polemista, crítico, echado para adelante. Va en el primer lugar de la lista plurinominal para diputados y con eso parece que se ha conformado. Es tesonero el tipo, pero la cámara local será muy buena prueba para sus “convicciones”. Y ahí sabremos, de verdad, de qué madera está hecho.
 
Humo negro
VÍCTOR EMILIO CÁZAREZ SALAZAR seguirá siendo un enigma a pesar de que formalmente se ha declarado culpable en una corte federal de San Diego, California. Desde su detención en Jalisco, solo lo hemos visto en el papel, en juicios de amparo, notificaciones furtivas de extradición, su presentación en la corte y ahora su presunta declaratoria de culpabilidad. ¿Cuál es el misterio de este hombre y de quienes lo han protegido? ¿Hasta dónde llegan sus vínculos con los gobiernos norteamericano y de nuestro país? ¿De verdad, más allá de las formalidades legales, este hombre estaba preso? ¿Por qué nunca vimos de él una ficha, como sí del Chapo Guzmán y de otros narcotraficantes? ¿También él estuvo traficando bajo la figura legal gringa de “autoridad pública”?

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.