El misterio del maletín negro

seguridad maza 1

 

 

 

 

El secreto a voces dentro de la SSPyTM es que andan perdidos al menos 100 mil pesos, de un maletín robado en BANORTE

 

 

Oficialmente nadie investiga ni el asunto ha llegado a la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM), pero de un operativo de relativa eficacia donde los policías detuvieron a tres presuntos asaltantes que arrebataron a un hombre un maletín que contenía al menos 680 mil pesos, al revisar el contenido del maletín no dieron las cuentas.

Según se narra en el parte policíaco, al contabilizar el dinero que contenía el “bolso tipo maletín” sumó la cantidad de 119 mil 140 pesos, en billetes de diferentes denominaciones: 164 billetes de doscientos pesos; 137 billetes de quinientos pesos; un billete de un mil pesos; 117 billetes de cien pesos;  80 billetes de cincuenta pesos; y 57 billetes de veinte pesos.

Nadie investiga, dijo una fuente a Ríodoce, a pesar de que faltan al menos 100 mil pesos, del dinero que contenía el maletín que recuperaron al detener a tres hombres señalados de asaltar a un trabajador de Operadora de Gasolineras S.A. de C.V. (OGA), que iba a depositar supuestamente 680 mil pesos en BANORTE.

La fuente extraoficial que refirió lo anterior dijo que ese sábado 22 de agosto, Juan Antonio Murillo Rojo, titular de la SSPyTM estaba en la Ciudad de México, tratando un asunto relativo al Alcoholímetro, con miras a modificar el Bando de Policía y Buen Gobierno, y tuvo que tomar urgentemente el vuelo a Mazatlán.

Aparentemente, añade, se instrumentó una revisión entre los mismos agentes municipales que habrían participado en la detención de los supuestos asaltantes y a duras penas aparecieron 400 mil pesos, pero falta el resto.

 

Lo que dice el parte

 

El parte policíaco relata la ruta del maletín negro desde el momento del asalto en el lugar de los hechos hasta la SSPyTM.

Eran aproximadamente las 11:05 horas, del 22 de agosto, cuando el policía operativo municipal, a bordo de su moto-patrulla hacía recorrido de vigilancia por la avenida Ejército Mexicano, casi esquina con Chachalacas, a la altura de la Central de Autobuses de Mazatlán.

En esos momentos escuchó el reporte del Centro de Radiocomunicaciones del Gobierno del Estado C-4 que unos sujetos habían asaltado a un cuenta-habiente en el interior de la institución bancaria Banorte, situada en la esquina de las avenidas Ejército Mexicano y Lola Beltrán del fraccionamiento Palos Prietos.

El agente se trasladó hasta el lugar de los hechos donde varias personas que estaban fuera del banco gritaban que tres desconocidos que viajaban en una motocicleta negra con rojo habían asaltado a una persona, señalando a los que emprendían la huída hacia la calle Trópico de Cáncer, de la colonia Estero.

Sin perderlos de vista, el policía motorizado los siguió a prudente distancia por la calle Río Humaya, llegando a la calle Chachalacas, dando vuelta a toda velocidad a la de derecha por la misma calle, atestada de transeúntes.

Cuando los perseguidos montados en la motocicleta llegaron a la calle Río Yaqui y doblaron a la izquierda de esa misma calle, derraparon y perdieron el equilibrio y cayeron, pero en un dos por tres se levantaron del piso.

Abordaron de nuevo la motocicleta y emprendieron la huida por al calle Río Yaqui, llegaron a la calle Río Usumacinta, donde de nuevo perdieron el equilibrio y cayeron.

El policía les ordenó que se detuvieran, pero en vez de obedecer, uno de ellos sacó una pistola y disparó en repetidas ocasiones contra el agente municipal, quien repelió la agresión con su arma de cargo.

Durante la persecución, el policía de la moto-patrulla había pedido apoyo a sus colegas y en esos momentos llegó una patrulla comandada por un policía tercero, apoyado por dos elementos más, pero los fugitivos dejaron abandonada la motocicleta y continuaron a pie.

El policía de la moto-patrulla continuó con la persecución sin quitarles la vista a los fugitivos que subieron por las azoteas de las casas, brincando varios domicilios, para llegar a la calle Río Sinaloa, donde bajaron por los techos.

Al pisar suelo firme, los fugitivos, dos de ellos con armas de fuego, corrieron varios metros. Uno de ellos cargaba un maletín color negro que dejó abandonado a un lado de la calle.

Uno de los agentes municipales al tenerlos a la vista ordenó categórico: “¡Policía Municipal alto, deténganse, suelten sus armas y tírense al suelo!”.

Inmediatamente, sus colegas sometieron con candados de mano a uno de los detenidos, quien dijo llamarse Edgar Omar Flores Sánchez, de 24 años, con domicilio ubicado en calle Felipe Ángeles, número 418, de la colonia Salvador Allende.

A Flores Sánchez le quitaron una pistola marca Parabellum, calibre 9 milímetros, sin serie a la vista, color negro metálico, cachas de madera a rayas con un cargador negro con seis cartuchos y uno en la recámara de la marca Águila.

Asimismo fue detenido José de Jesús Arias Patrón, de 23 años, con domicilio calle Fidel Velázquez número 441, de la misma colonia, a quien se le aseguró una pistola tipo escuadra 9 milímetros, marca Browning Arms Morgan Utah Montreal, color acero, cacha de madera oscura, sin serie a la vista, con 12 tiros expansivos en el cargador de la marca Speer Lugar, y uno en la recámara.

También fue detenido Ángel Alfonso Ramos Cháidez, de 18 años, con domicilio en calle Francisco Villa número 502, de la colonia Salvador Allende, quien era conductor de la motocicleta Itálica color negra en la que intentaron huir de los policías municipales que finalmente los capturaron.

El bolso tipo maletín negro se aseguró procediendo a su embalaje, junto con las armas, mismos que fueron trasladados a la SSPyTM, donde se informó que contenía 119 mil 140 pesos.

 

Recuadro

 

Lo que no dice el parte

 

Lo que no dice el parte oficial, pero que comenta la tropa, es que cuando uno de los detenidos fue sometido y uno de los policías le puso el pie en la cabeza, con los ojos puestos en el maletín que estaba cerca, vio que un policía metió las manos al maletín y dijo a un colega ‘ten, llévate esto’.

Aseguran que luego llegaron otros dos policías del Grupo Especial y uno de ellos le preguntó por el dinero y que él respondió ‘ahí está en el maletín’.

Cuentan que ambos policías tomaron del maletín un puño de dinero y se lo metieron entre las partes frontales del pantalón, de sus uniformes de la SSPyTM.

El relato se escuchó en las instalaciones policíacas y también en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude). Una fuente del penal confirmó que esa misma versión se escuchó en los módulos carcelarios, pero que es un asunto interno de la SSPyTM.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.