mayo 11, 2021 9:04 PM

Maruchan sopa instantánea con camarón y chile piquín 

Sopa Instantánea Camaron Y Chile Piquin 64 g MARUCHAN-800x800

Guillermo Bojórquez 

La inventiva de los mexicanos no conoce límites. Sobra esa picardía, ese ingenio. Una realidad que bien podría considerarse, en ciertos temas, una cualidad, en otros, fatalidad. Y es que somos humanos alimentándonos de lo inhumano, de lo malsano, de lo práctico. Aderezando, salseando o friendo casi todo. Con el “qué importa, está rico” en la punta de la lengua y de la conciencia, por sí alguien nos objeta.

El “ingenio” de “preparar” alimentos ya preparados es una de nuestras máximas. Sopas Maruchan, por ejemplo, convertidas en verdaderos cocteles molotov para el estómago, al ser utilizadas como vehículo para consumir otros productos. Salsa de soya, más sal, salsas de botella, salchicha, queso, galletas saladas, mayonesa y otros ingredientes son mencionados en la página de Facebook de la marca, por usuarios que comparten sus recetas personalizadas de esta sopa.

Mitos, algunos sí. Realidades, muchas. Todos y todas detrás de ese beso que pica y que quema pero que poco nutre. Qué se puede esperar de una sopa de tres minutos, que vive y llena estómagos en un país donde la mala alimentación dejó de ser una amenaza y se convirtió en una condición.

Envase

El envase de las sopas Maruchan poco ha cambiado desde su llegada al mercado mexicano. Sigue siendo un vaso de unicel plastificado y parcialmente envuelto en cantoncillo sobre el cual destaca un diseño muy simple en orden descendente; marca, versión y la foto de esta última. Como ventajas competitivas exhiben “Lista en 3 minutos” y “0 g Ácidos grasos trans”.

Respecto al envase se habla de la peligrosidad que representa calentar el vaso directamente en microondas. Realmente las dioxinas que representan un peligro son las que se generan al sobrecalentar o quemar los residuos plásticos de este tipo, por lo que representa cierto riesgo exponer el envase al calor excesivo.

Nombre, preludio de obesidad 

Maruchan es una palabra compuesta, tal y como lo dicen en su página web. Las palabras que forman al nombre comercial provienen del japonés y son: “Maru” y “Chan”. “Maru” significa “redondo” y “Chan” se utiliza como diminutivo en nombres de niños.

Ellos no lo afirman pero, por el logo que utiliza la marca, el de una cara de niño redonda podríamos decir que Maruchan significa “redondito” o “gordito”. Esto no se aleja de la realidad, pues, al tratarse de un producto compuesto casi en su totalidad por harina refinada, el abuso de su consumo conjugado con una baja actividad física fomenta el riesgo de obesidad y sobrepeso.

Ingredientes

Dentro de los ingredientes mencionados en el listado, seis están ligados directamente al sodio, lo cual nos deja claro el por qué de su alto contenido sódico. Un valor total de 1 mil 120 mg de sodio que corresponde al 47 por ciento del máximo recomendado para un adulto de buena salud. El peligro del alto valor de sodio comienza a ser alarmante cuando la sopa está lista para recibir los poderes de la sazón azteca contemporánea: salsa de soya, salsas picantes, sal, embutidos (todos altamente salados) o cualquiera de los mencionados por sus consumidores, contribuyen de gran manera en aumentar los niveles de sodio y convertir a este producto en algo realmente peligroso, más aún, si usted no pertenece al selecto grupo de adultos sanos.

Maru

Una comida completa…

Al entrar en el apartado de “Nutrición” en la página web de Maruchan, es difícil no romper en llanto. No sólo por los errores ortográficos, sino porque dentro de éste la recomiendan como una excelente fuente de almidones, rica en vitaminas y minerales, ideal para deportistas y como una posibilidad para ser incluida en la dieta de niños.

La presentación de vasito es a la que ellos se refieren como una comida completa, pues, basta con agregar agua caliente y tendrá usted un platillo en minutos, con sus respectivos vegetales, proteínas y almidones. Esto dista mucho de la realidad.

Los porcentajes declarados en el listado determinan que el contenido de sus principales ingredientes suma apenas poco más de un gramo en conjunto, es decir, por cada sopa de 64 gramos hay solamente un gramo de camarones, chile piquín y vegetales secos. Dicho esto, es fácil concluir que la mayoría de su aporte proteínico proviene del gluten, uno de los compuestos más evitados en la actualidad por su relación con una serie de trastornos derivados de su consumo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.