mayo 11, 2021 7:39 PM

Una FIL festiva y solidaria

FIL. Respaldo por los desaparecidos de Ayotzinapa.
FIL. Respaldo por los desaparecidos de Ayotzinapa.

Es la segunda ocasión que asisto a la Feria Internacional del Libro (FIL) que cumplió 28 años de existencia y lo pagué con creces. Fui cuatro días, para recorrer una y otra vez algunos de los stands de las 1 mil 945 editoriales de 44 países. Y entre ellos, los de Argentina, que fue el país invitado y pintó de blanco y azul turquesa muchos de los muros sólidos y tabla roca.
Se sintió que los gauchos se aplicaron y trajeron libros no solo de Buenos Aires, sino de las provincias, lo que permitió al interesado conocer la riqueza de su producción editorial. Un país que, aun con sus problemas, sigue siendo, junto con Brasil y Chile, los que per cápita más leen en el continente.
Los muros de la librería argentina mostraban orgullosamente las fotos de Sarmiento, Borges, Cortázar y Silvina Ocampo.
Además, conscientes que el libro también es memoria, los argentinos obsequiaron una obra bilingüe, que compila bajo el título La Razón Ardiente de Mario Goloboff, los trabajos de aquellos escritores que perdieron la vida durante la dictadura de los generales Videla, Massera, Viola y Galtieri, entre otros, todos ellos culpables de los más de 30 mil detenidos desaparecidos entre 1976 y 1983.
Y para hacer honor a la memoria de ese genocidio, allá en la ribera del río de la Plata se construyó un mausoleo donde están grabados los nombres.
Entonces con ese recuerdo trágico, no fue extraño que los escritores y artistas argentinos se solidarizaran por los 43 estudiantes normalistas rurales asesinados y desaparecidos. Y las imágenes de los 43 reposaron en igual número de sillas siendo de esa forma testigos mudos de los grandes conciertos que se escenificaron en el Foro FIL.
Más no fueron las únicas muestras de solidaridad. En las presentaciones de libros se manifestaron constantemente bajo la máxima “vivos se los llevaron, vivos los queremos”; incluso hubo una manifestación el día de la inauguración donde caminaron algunos escritores mexicanos como Paco Ignacio Taibo II, Juan Villoro…
Aun así, los servicios de seguridad de la FIL no fueron complacientes con algunos estudiantes que intentaron hacer manifestaciones en los pasillos de la Expo Guadalajara sede de la FIL.
Quizá el momento estelar de esa solidaridad fue la llegada de José Mújica, presidente de la República de Uruguay, quien un día previo había recibido el galardón “Corazón de León”, que otorga cada año la Federación de Estudiantes Unidos; antes lo han recibido Alejandro Solalinde, Javier Sicilia y Carmen Aristegui.
Evidentemente la distinción fue otorgada por la postura política de cada uno de ellos y la reivindicación de la ética en la función pública.
Mújica, quien sostuvo una conversación pública con el periodista Ricardo Rocha, habló de los temas que son preocupación de hoy: América Latina, la política, la ética pública, la vida.
No se desgarren como sociedad, recomendó a todos. Mantengan la cabeza clara: esta es una batalla que nos obliga a revisarlo todo, porque hemos llevado un camino que no ha dado resultados. Para mirar hacia arriba. A los políticos: El Estado debe ser escudo de los pobres.
Luego remataría diciendo: “está derrotado el que ha dejado de luchar”. Luego se fue a Veracruz, donde se encontraría con los otros jefes de Estado que participarían en la cumbre de Iberoamérica. Apareció en el nuevo escenario con el pelo desordenado, la misma camisa y el mismo saco. Sin corbata, solo con ese aire de satisfacción.
En tanto, las colas en la FIL seguían como agua que corre río abajo. La organización era impresionante. No había ingreso que no se pagara y libro que no se comprara.
Llamó la atención que a unos jóvenes los detuvieron por robar, a quienes solo les quedo “la quemada” pues fueron liberados. Y es que para los amantes de los libros el tumulto era una tentación, como grandes los precios. No obstante hubo para todos; algunas editoriales universitarias prácticamente regalaban las obras y las comerciales hicieron de último momento outlets en donde pusieron libros al alcance de los bolsillos modestos.
Nadie, eso sí, salió sin uno en la mano. Y vaya que no fueron pocos; la numeraria informa que asistieron 767 mil 200 personas y dejaron una derrama económica de cientos de millones de pesos.
No puedo dejar de recordar que en esta feria se rindió homenaje a los grandes de la literatura que fallecieron este año: José Emilio Pacheco, Gabriel García Márquez y Juan Gelman, así como a quienes este año celebran el centenario de su nacimiento como Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas y Julio Cortázar.
El año entrante el país invitado será el Reino Unido, al que el rector de la Universidad de Guadalajara pidió traer a Paul Mc Carty y Ringo Star, los sobrevivientes de Los Beatles.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.