junio 15, 2021 7:36 PM

Promete gobierno de EU contener flujo de niños migrantes

ninos
Washington. Funcionarios del gobierno justificaron el miércoles su reacción a la crisis inmigratoria fronteriza y se comprometieron a controlar el flujo de niños que llegan de Centroamérica sin compañía de adultos.
“Creemos que podemos contener esta ola”, dijeron en una declaración conjunta preparada para una audiencia en el Senado.
El administrador de la Agencia Federal de Emergencia Craig Fugate, el comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras Gil Kerlikowske y el subsecretario adjunto de la Policía de Inmigración y Aduanas Thomas Winkowski comparecieron ante el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, un día después que el presidente Obama pidió al Congreso 3 mil 700 millones de dólares para gastos de emergencia a fin de enfrentar la crisis.
Se anticipa que los funcionarios encararán preguntas sobre su solicitud, que encuentra alguna resistencia entre republicanos que pretenden cambios más radicales. Los demócratas parecen en general receptivos a los gastos, que irían para designar más jueces de inmigración, centros de detención y esfuerzos por disuadir la inmigración ilegal, aunque algunos dicen que debería concentrarse más en ayudar a los niños que a la tarea policial.
Los niños vienen principalmente de El Salvador, Honduras y Guatemala, muchos de ellos huyendo de la violencia de los narcocarteles, pero también estimulados por versiones, a veces de coyotes, que una vez que lleguen a territorio estadounidense serán autorizados a quedarse. Más de 50 mil llegaron desde el otoño, una cifra que se calcula que habrá aumentado a 90 mil para fin del actual año fiscal. También llegan miles de familias.
El inesperado aumento de inmigrantes está abrumando los tribunales inmigratorios y convirtiéndose en una crisis política para el gobierno de Barack Obama.
Obama se presentaba el miércoles en Colorado y Texas para asistir a actos de recaudación de fondos pero no tenía planes de visitar la frontera, pese a críticas de republicanos. La Casa Blanca añadió una reunión sobre inmigración en el programa, en la que discutirá la situación fronteriza en Dallas, a la que asistirá el gobernador Rick Perry.
Estados Unidos insistió en Guatemala que los niños migrantes “no tienen permiso” para permanecer en ese país si estos llegan a cruzar la frontera.
Jeh Johnson, Secretario del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos insistió en Guatemala que los niños migrantes “no tienen permiso” para permanecer en ese país si estos llegan a cruzar la frontera.
Johnson se reunió en Guatemala con el presidente Otto Pérez Molina para tratar el creciente número de niños viajando solos como migrantes hacia Estados Unidos. A la visita también acudieron John Kelly, Jefe del Comando Sur y Thomas Shannon, embajador concejero del Departamento de Estado de EU.
En conferencia de prensa Johnson y Pérez Molina explicaron que hasta ahora hay dos acciones concretas para frenar la llegada de niños migrantes a ese país, una enfocada en una campaña que desaliente a través de advertencias sobre el riesgo de que los niños y niñas viajen solos para llegar a Estados Unidos y otra en priorizar acciones legales contra las redes de traficantes de personas que estimulen las migraciones.
El gobierno federal de Estados Unidos se enfrenta a una creciente presión para que trate como refugiados a los miles de niños centroamericanos solos que han cruzado la frontera estadunidense.
Miembros de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijeron esta semana a la Associated Press que esperaban que Estados Unidos y México considerase a los niños como refugiados desplazados por conflicto armado, lo que implicaría que no se les devuelve automáticamente a sus países de origen, sino que reciben protección internacional.
Muchos de los 50 mil menores que han llegado sin acompañantes desde el pasado otoño huyen de la violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras.
La crisis humanitaria en la frontera entre México y Estados Unidos se está convirtiendo cada vez más en una responsabilidad política para el presidente Barack Obama, dando a los republicanos una nueva oportunidad para cuestionar la competencia de su administración y complicando el debate sobre las fracturadas leyes de inmigración nacionales.
A pesar de todo, Obama se resiste a visitar la frontera durante su viaje de recaudación de fondos de dos días a Texas, donde llegará en la tarde del miércoles. En su lugar, Obama tendrá una reunión en Dallas, a cientos de kilómetros de distancia, donde tiene previsto discutir la crisis con los líderes religiosos y las autoridades de Texas, incluyendo el gobernador republicano Rick Perry.
Tomado de La Jornada.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.