junio 22, 2021 4:57 PM

Cruceros en Mazatlán, se aplican restricciones

TURISTAS. Dentro de la zona de confort.
TURISTAS. Dentro de la zona de confort.

Nelda Ortega
A las 6:45 horas, los guías de turistas ya están listos en el puerto para recibir a los visitantes que llegan en los cruceros, principalmente de Estados Unidos, para mostrarles la cara bonita de Mazatlán, pero no su zona rural. Esta área está restringida. Ningún prestador de servicio tiene permiso para sacar de la ciudad a los clientes que surcaron el Pacífico Mexicano a bordo de los lujosos navíos.
María Elena Rojas tiene 30 años trabajando en el negocio de mostrar la ciudad. Recibió con entusiasmo contagioso la noticia de que la empresa naviera Carnival, la más importante del mundo, incluirá a Mazatlán, a partir de octubre, en los paquetes que ofrecen a los viajeros.
El Secretario de Turismo Francisco Córdova Celaya anunció ante los prestadores de servicio y el gobernador Mario López Valdez, el regreso de Carnival, y que con esto sumarán ya 110 arribos de cruceros de todas las compañías durante la temporada 2014-2015, y la llegada de alrededor de 330 mil pasajeros, más la tripulación de cada barco.
En febrero del 2013 reinició el arribo de cruceros a Mazatlán de las navieras Azamara, Norwegian y Holland America, así como la línea Princess, que también confirmó su regreso al puerto para esta temporada.
Las oficinas de la Secretaría de Turismo, sede del evento donde se dio el anuncio, cimbró ante los aplausos, vivas y los “si se pudo” de los asistentes, que ven en Carnival, una oportunidad para reactivar la economía local.
El recuento de la mala racha de María Elena data del 2011, 2012 y 2013, años en los que Mazatlán estuvo vetado a causa de la inseguridad y hechos violentos que colocaron al puerto como un foco rojo al que estaba prohibido visitar.
“A nosotros nos dijeron que se cayó la venida de los cruceros por la violencia y asesinatos y todas esas cosas que habían pasado, y la gota que derramó el vaso fue el asesinato que pasó afuera del hotel Las Flores, que es por donde nosotros trabajamos”, comentó.
Estos tres años fueron muy fuertes, y muchos de sus compañeros se fueron de Mazatlán, relató, unos viajaron a Estados Unidos, otros a Los Cabos, incluso hasta Rusia.
Los que se quedaron hicieron de todo para mantenerse en la actividad, como vender comida preparada, y buscar oportunidades de trabajo en otras áreas, pero muchos fueron rechazados por la edad, no obstante de contar con un perfil como el de María Elena; calificada para atender turistas y dominar el idioma inglés.
La diversidad y atractivos de los recorridos es la principal apuesta, los paseos en camiones descubiertos de dos niveles son parte de la novedad en el puerto y lo mismo son vistos en el Clavadista y en el Paseo del Centenario, que por la catedral y la Avenida del Mar, comentó.
Las Restricciones
Además del recorrido por la explanada de la Sánchez Taboada, donde está el Clavadista, el Centenario, Catedral, el Faro y espectáculos preparados especialmente en salones de eventos de la Zona Dorada, los turistas tienen tiempo libre para ir de compras, a comer, caminar o lo que ellos quieran, fuera del programa, excepto salir de la zona urbana.
Observan los monumentos y sus símbolos, y el malecón más grande de América Latina, pero no más, situación que contradice la petición de Malova y de Francisco Córdova de diversificar la oferta turística.
“Hay que diversificar, hay que cuidar, hay que tratar bien al pasajero”, exhortó.
Los de a pie, aquellos que dan la cara y describen los atractivos de la ciudad y justifican a algunos pulmoneros abusivos que explotan el morbo ofreciendo narcotours, y al policía de tránsito grosero que pidió mordida, piden apoyo y seguridad.
Directa, María Elena mantiene firme la expectativa de que las autoridades mantengan la actividad en boga con un clima de seguridad para todos.
“Antes salíamos mucho, salíamos a Copala, a Concordia, a Las Moras, hacíamos más paseos para afuera, pero ahorita no hay todavía mucha apertura para hacer eso, pero ahí vamos, poco a poco (recuperando)”, dijo.
Es por miedo, agregó, por eso todos se quedan trabajando aquí en la playa y los lugares que hay para mostrar.
“Las navieras dicen, ‘no me los saques mucho de ahí de la zona’, que sería como la zona de confort, pero esperamos que poco a poco eso vaya quedando atrás y nos permitan hacerlo y que les llegue algo más a los pueblitos cercanos, que también los conozcan”, mencionó.
La esperanza es poderlos llevar de nuevo La Noria, la tequilera, para que vean como se trabaja el cuero y artesanías.
Los pueblos de La Noria, Copala y Concordia ya no son visitados por los turistas de las navieras, y la petición es para todos, restricción, que los guías esperan sea retirada para ofrecer un paseo más completo con opciones que no se limiten a playa y centro histórico.
Insuficiente la inversión de Malova
Durante el evento, Mario López Valdez indicó que el regreso de los cruceros a Mazatlán no ha sido un trabajo fácil, toda vez que le ha costado al Gobierno del Estado no solo dinero, sino también vidas humanas.
“Le hemos tenido que invertir dinero, tiempo, pérdidas de vidas humanas, de algunos policías, algunos empleados míos, pero ha valido la pena, creo que hoy se reconoce a Mazatlán no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional como un destino que hizo un gran esfuerzo”, dijo.
El mandatario expuso durante el evento, cómo fue que la llamada para darle la buena nueva del regreso total de los cruceros a Mazatlán sería un hecho, se fue postergando, las causas; hechos de alto impacto en el puerto que en su momento fueron minimizados por las propias autoridades.
A punto de recibir la anhelada noticia, recordó Malova, sucedió la balacera en la marisquería Barracrudas, donde el 15 de marzo de este año seis personas resultaron heridas de bala, luego de que un grupo armado disparara contra algunos comensales en plena avenida La Marina, por el Fraccionamiento Alameda.
“Dimos con ellos (los responsables de la balacera) perdimos dos, tres policías ahí, pero dimos con ellos”, indicó. La racha no terminó ahí, agregó, continuó cuando Carnival mandó a su gente en un barco, con tan mala suerte que entre 3 mil 500 personas, al que asaltaron fue al supervisor de Carnival, “tuvimos la fortuna que agarramos al delincuente”.
El gobernador se jactó de haber cumplido ya con su trabajo, y pidió a los prestadores de servicios que hicieran el suyo.
Comparó a Mazatlán con Cartagena en la pérdida de cruceros a causa de la inseguridad, donde tardaron 13 años en recuperarlos, y Mazatlán tres.
“Hubiésemos querido que fuera antes, pero no pudimos”, reconoció.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.