Así cacé al ‘Chapo’ Guzmán: Andrew Hogan, agente de la DEA

 

EL LIBRO. Cazando al Chapo.

 

Andrew Hogan, el agente de la DEA que encabezó la cacería del ‘Chapo’ en 2014 escribe un libro en el que relata cómo y por qué lo reaprehendieron en el edificio Miramar, de Mazatlán

Habían pasado nueve años desde que Joaquín el Chapo Guzmán escapó de Puente Grande Jalisco, en enero de 2001, y el recién nombrado Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, quería probarse ante el entonces mandatario estadounidense Barack Obama, y capturar a Guzmán Loera.

Chicago era donde el ex presidente había vivido gran parte de su vida, y era obvio que Holder quería lucirse, pues Barack contaba con muchos amigos en esa ciudad, donde el Chapo tenía sus más efectivos operadores: los hermanos Pedro y Margarito Flores.

Pero luego de una serie de fallidos intentos por capturar a Guzmán Loera, la verdadera oportunidad se presentó cuando Andrew Hogan, un antiguo agente del departamento del Sheriff de la ciudad de Kansas, apareció en la escena.

Hogan había sacado el más alto promedio de la Academia de la DEA, en Quántico Virginia, sobre todo en el área de investigación, y luego de integrarse a la oficina de la DEA en Phoenix Arizona, Hogan se habría de convertir en el caballo de batalla de Holder para el arresto del capo sinaloense. Así, para enero de 2008, inició el plan maestro para convertirse en el agente que haría todo para meterse hasta el tuétano de la organización criminal conocida como “el Cártel de Sinaloa”, que entonces se decía que el Chapo era uno de sus líderes.

La operación, que tenía como objetivo cazar al Chapo, había comenzado, y seguiría durante cuatro años más, hasta su primera recaptura, en 2014.

Andrew Hogan relata en su libro Hunting El Chapo (Cazando al Chapo), cómo fue que durante cuatro años le siguió los pasos del narcotraficante, y cómo fue su encuentro con él.

LA CAPTURA. En 2014.

La cacería del ‘Chapo’

El 16 de febrero de 2014, Hogan tenía por fin al Chapo. Lo sabía porque había llamadas grabadas sobre la casa de seguridad dónde se iba a quedar el capo esa noche, y porque elementos de la Armada de México tenían estudiada esa locación.

A las cuatro de la mañana, los Marinos ya habían interceptado a sus punteros, y habían cortado todo sistema de comunicación, y fue entonces que más de 50 marinos de élite fueron por el capo. Todo esto en Culiacán, Sinaloa.

“No había forma que se escapara, teníamos cercadas 10 cuadras a la redonda, y sabíamos que ahí estaba, sólo era cuestión de sacarlo de donde se encontraba”, se explica en el libro.

Lo que no contaba Hogan, que estaba a cargo de la operación “Gárgola”, es que se habrían de topar con una puerta reforzada con una lámina de acero de más de cinco pulgadas de grosor, y ello provocó que los Marinos tardaran 5 minutos para entrar a la casa, y para cuando por fin lo hicieron, el Chapo, ya había escapado.

Hogan recuerda haber estado furioso. Nunca lo habían tenido tan cerca, y ese era el instante que debía caer, de otro modo nunca lo atraparía.

Para sorpresa de Hogan, el Chapo no desapareció como ellos creían, sino que se quedó en Culiacán, y posteriormente se fue a Mazatlán.

También te puede interesar: Voz de Caro, voz de la DEA https://bit.ly/2qnPgif

“Lo ubicamos tres días después en un hotel de Mazatlán, Miramar, así se llama el complejo, y de ahí lo ubicamos en el cuarto piso, y en ese momento supimos que era ahí, o nunca lo podríamos arrestar, pues el Chapo era muy escurridizo”, se explica en el libro.

Pero el arresto de uno de sus mandaderos, a quien apodaban Nariz, que había salido del hotel donde Guzmán Loera pasaría la noche, dio confianza a los Marinos, quienes entonces irrumpieron en la habitación en que se encontraba el capo, mientras Hogan se quedó afuera, esperando, pensando que tal vez lo mejor era haber esperado, pues no tenían bien resguardada la zona, y no estaba tan bien planificada como la que hicieron en Culiacán.

Fue entonces que escuchó en su radio: “Lo agarraron, ya lo tienen; tienen al Chapo“. En ese momento Hogan sintió un gran alivio pues había logrado arrestar al hombre más buscado por el gobierno de Estados Unidos.

Rápido subió a su auto, y se dirigió al sótano del Hotel Miramar, y para cuando llegó, ya varios Marinos traían al Chapo.

Hogan explica que los Marinos lo pusieron enfrente de él, y aparentemente se reconocieron, entonces Hogan sólo le dijo: “Qué onda Chapo“. Hogan recuerda que traía puesta una gorra negra del propio capo, que habría dejado en su casa de seguridad de Culiacán, a la que Guzmán Loera sólo se le quedó viendo. Entonces, lo retiraron.

El libro, ni tampoco Hogan, explican cuándo ni cómo ambos se conocieron, sólo que el agente encubierto logró meterse dentro de la organización como posible comprador, que es la forma más segura de involucrarse con los narcos, y aprender de ellos.

No obstante, esta revelación devela que es real que el gobierno de Estados Unidos, a través de la DEA, ha estado interviniendo en cada operativo de gran nivel en México.

EL CHAPO. En una prisión de Estados Unidos.

 

Los ‘Tres Letras’

Hogan explica que uno de los principales temores de los narcotraficantes es que sean agentes de la DEA. “Ellos les llaman los Tres Letras”.

“Nada les da más miedo que un güero pueda ser un agente encubierto, pero no los enfrentan, sólo tratan de evitarlos”, explica Hogan, en las primeras páginas de su libro.

Agregó: La captura fue posible gracias a que le intervenimos sus teléfonos, y los teléfonos de su gente más allegada. Y bueno, también que lo seguimos y analizamos durante mucho tiempo, y así llegamos a arrestar a algunos de sus más cercanos colaboradores”, explicó Hogan en una entrevista con la cadena NBC.

“Pero la realidad es que el Chapo comenzó a bajar su guardia respecto a las medidas de seguridad que tenía; y nosotros aprovechamos todo eso”, enfatizó Hogan.

Un año y medio después, el 11 de julio de 2015, el nombre del Chapo volvió a invadir los medios internacionales con la noticia de que Guzmán Loera se había escapado de la cárcel de máxima seguridad El Altiplano, en el Estado de México.

“Creo que esa fuga era bastante predecible, pues ya se nos había escapado por un túnel, y realmente no me extrañó que se escapara por un túnel como los que había construido en sus casas de seguridad, y ahora se había fugado, pero para su recaptura, ya Hogan no fue asignado, pues entonces estaba decidido a escribir un libro sobre la experiencia de haber arrestado al Chapo.

ERIC HOLDER. El plan maestro.

 

Futuro incierto

Mientras tanto, el futuro de Guzmán Loera podría estar tomando su último giro, pues nada parece prevenir que el juicio vaya a iniciar en septiembre de 2018, en una corte federal de Nueva York.

Doña Consuelo Loera, madre del capo, dijo a Ríodoce que esperaba que su hijo saliera bien librado del juicio.

“Todo está en manos de Dios, pero yo sé que sufre, aunque él trata de calmarme y decirme que todo está bien, pero yo sé que no. Hay cosas que una madre se da cuenta”, dijo doña Consuelo, entrevistada hace algunas semanas durante un evento religioso, en Badiraguato.

Eduardo Balarezo, abogado del Chapo, mencionó por su parte que estaban preparando la defensa, y que sus únicas dudas eran relacionadas con los testigos protegidos que testificarían en contra de Guzmán Loera.

“Evidentemente estamos ante una horda de criminales que serían capaces de vender hasta a sus propias madres con tal de reducir sus sentencias”, alegó Balarezo.

Por lo pronto, el juzgado se encuentra seleccionando a los miembros del Jurado que escucharán los testimonios presentados tanto por la defensa, como por los fiscales, y apenas el viernes el juez les envió una serie de peticiones presentadas por la defensa, y que piden ciertas garantías de que el jurado no sea influenciado por los medios de comunicación.

“Es importante que el jurado, a partir de este momento, no vea, lea o escuche noticias relacionadas con el señor Guzmán, incluyendo televisión, radio, periódicos impresos, redes sociales, blogs, Google, etcétera”, se lee en el cuestionario de 120 preguntas que envió el juez Brian Cogan a los miembros del jurado.

La idea del cuestionario es establecer si los integrantes que conformarán la corte tienen algún tipo de opinión respecto a la legalización de la droga, del tráfico de droga, o bien, tienen algún punto de vista en particular en contra de mexicanos, o bien, si están familiarizados con Jesús Malverde.

“La idea es tener un mejor criterio de la gente que va a decidir si el señor Guzmán Loera es culpable o inocente”, se explica en un comunicado enviado a Ríodoce.

Artículo publicado el 8 de abril de 2018 en la edición 793 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Conversación con Trump fue muy buena y amistosa: AMLO

» Impreso

Buscan regreso de Bravos de León a la LMB

El gobernador de Guanajuato, David Sinhue Rodríguez Valle, anunció que llevará una propuesta formal a la LMB Tal parece que el último out aún no cae para los Bravos de León, ya que David Sinhue Rodríguez Valle, el gobernador del estado de Guanajuato, anunció que buscan el regreso del equipo para la próxima temporada. De […]

‘Hay que apoyar a Martino’: Rafa Márquez

Willians Astudillo, impresionante; Adrián y Édgar González se reúnen con AMLO

Terminó el show de Diego ¿ahora qué sigue?

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Impreso » Fernando Ballesteros

Willians Astudillo, impresionante; Adrián y Édgar González se reúnen con AMLO

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Terminó el show de Diego ¿ahora qué sigue?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Guitarra Armada

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Las inaceptables amenazas de muerte en la política

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

2021

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

Peña, el humillado y el punto final

Ernesto Hernández Norzagaray

El hit del ‘Químico’ Benítez

Ernesto Hernández Norzagaray

AMLO y los mass media

Ernesto Hernández Norzagaray

Blancarte en su encrucijada

» Ñacas y Tacuachi

204730

La Ñacas serie

» Policiaca

Un lesionado deja choque en La Costerita

Un empleado de una distribuidora de refacciones quedó prensado por varios minutos dentro del vehículo que conducía al chocar con un camión de volteo la mañana de hoy jueves en el sector donde se construye el puente de la avenida Giovanni Zamudio y el Libramiento Benito Juárez La Costerita. El herido se llama José López, […]

Asesinan a un hombre en Villas del Sol

Camión de la ruta El Palmito arrolla a adulto mayor y socorrista se accidenta

Hallan a joven asesinado y calcinado en Jardines de Santa Fe

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com