La guerra sucia es parte del proceso: Héctor Cuen

 

 

 

Era la ronda de preguntas y respuestas. La mañana del jueves 4 de enero transcurría bajo control para Héctor Melesio Cuen Ojeda. El líder del Partido Sinaloense (PAS) recién había hecho el anuncio de su precandidatura por la coalición “Por México al Frente”. Luego un desaguisado. Un joven panista de nombre Fernando Gómez Bórquez, protestó.

Ubicado al lado derecho de Cuen Ojeda, Fernando toma el micrófono. Confundido como un reportero, aprovechó y lanzó sus demandas. El moderador, en un intento por acallarlo, quiso quitarle el micrófono pero no lo logró.

Es el restaurante Casa María. Estaba lleno. Había gente esperando en el lobby a ser acomodada mientras los comensales presenciaban, entre flashes y videocámaras, el altercado que se dio en el lugar.

“Aun siendo candidato del frente jamás va a tener un solo volante entregado, quizás pueda significar poco para usted pero habemos muchos que coincidirán”, dijo al micrófono el joven.

Cuen escucha las quejas. Se toma un tiempo, no se exaspera. En la mano izquierda sostenía el micrófono y con la derecha reitera lo que indicó con un gesto al moderador. Dejarlo terminar fue la orden y Fernando aprovechó el tiempo.

“Queremos llevar el bien común, no con personajes oscuros que manejen la Universidad Autónoma de Sinaloa como si fuera su propio patrimonio”, añadió.

Después, el joven panista extiende una manta. En ella un mensaje: no CUENte con los panistas. Luego Cuen hace otra señal. Ahora sí, que lo retiren. Después la explicación a los medios de comunicación y reporteros.

El ex Rector de la UAS explica que la irrupción es producto de la guerra sucia. Los tiempos electorales así lo demandan y su postulación a un cargo, respaldado por su partido en coalición con los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, ha pisado algunos callos.

Pero Fernando le grita. Escoltado por el equipo de Cuen Ojeda no ceja en sus acusaciones: “a mí no me mandó nadie, vengo porque usted es un corrupto y tengo que decírselo”.

Pero se agotó la paciencia. Cuen Ojeda se vuelve a hacer del micrófono. “¿Ya terminó? Que le vaya bien”, le dice. Acompaña sus palabras con un gesto con sus manos.

En el trayecto a la puerta el joven panista continuó con su protesta. Pero Cuen tuvo la última palabra. “Esta es una conferencia de prensa de nosotros, del Partido Sinaloense. Cuando tenga la suya, me invita”.

Flanqueado por Víctor Antonio Corrales y su esposa Angélica Díaz, el líder del PAS continúa con su explicación. Esto es la guerra y no se va a detener. La tercera es la vencida. En 2012 perdió una senaduría siendo abanderado del Partido Nueva Alianza y en 2016, ya con su partido en coalición con Movimiento Ciudadano, la gubernatura. Esto es la guerra.

“Bueno, esto es parte de la guerra sucia que vamos a encontrar a partir de hoy. Esto precisamente se va a dar de manera permanente. Gente que es enviada exprofeso para reventar por ejemplo una conferencia de prensa como la del día de hoy”.

Al fondo, los gritos de Fernando Gómez. Entre forcejeos ya está a punto de dejar el recinto. Los comensales detuvieron el bocado, el sorbo de café. Todos atentos. Angélica Díaz se abanica con unas hojas, está acalorada. Corrales Burgueño se seca el sudor de la frente. Cuen reitera que es el principio de la guerra sucia. Reitera que sabe quién dio la orden, quién envió a Fernando.

—¿Quién lo mandó? —preguntan los reporteros.

—Bueno, yo me imagino que lo mandó la oposición. Entonces sabemos quién lo mandó y vamos a seguir con situaciones de esta naturaleza, pero no nos vamos a echar para atrás, yo voy a seguir adelante —respondió Cuen.

“Los panistas en su mayoría me están apoyando y ustedes lo pueden corroborar como medios de comunicación y esto que acaba de pasar, pues él pretende que lo golpeemos, eso es lo que pretende pero no, nosotros siempre vamos a estar trabajando en un ambiente de civilidad, eso es lo que vamos a hacer. Él vino y sacó su tarea aquí, ya lo logró, sin embargo nosotros vamos a seguir adelante”, añadió.

Inmediatamente después recibe en su mano un teléfono celular. En la pantalla la fotografía de Fernando Gómez con Margarita Zavala. Su equipo hizo la tarea y salió en su defensa. El manifestante fue puesto como esquirol. Si el PAN apoya a Cuen, el PAS lo respalda.

“Miren, aquí está el muchacho, es gente de Margarita Zavala, aquí está con ella. Es de Margarita Zavala, abrazado, entonces ni siquiera es del PAN, está apoyando a Margarita Zavala. Esa es la gente que van a mandar a reventar ante la impotencia de no trabajar, ante la impotencia de estar divididos ellos, pero ni siquiera es panista el señor éste”, denunció.

“Está apoyando a un candidato diferente de quien apoya su partido político. Esa es la gente que vino ahorita a reventar esta conferencia de prensa, a decir groserías, a decir infundios. De tal manera que de este tamaño van a ser las cosas”, añadió.

Después, el regidor por el PAS del Cabildo de Culiacán, Alejo Valenzuela, lo pone al teléfono. Del otro lado de la línea está Sebastián Zamudio, dirigente estatal del PAN. Lo localizaron en pleno aeropuerto. Había ido por Margarita Martínez Fisher, delegada especial de su partido para la coalición “Por México al Frente”.

Lo puso en altavoz y Sebastián Zamudio deslindó a su partido de lo hecho por Fernando Gómez. Insistió, vía telefónica, que el PAN apoya a Cuen. Una hora más tarde convocó a rueda de prensa y reiteró la postura del Comité Directivo Estatal del PAN.

Ahí, Sebastián Zamudio se hizo acompañar de su homólogo del PRD, Audómar Ahumada, quien también reiteró el apoyo a Cuen Ojeda, quien a su vez, de manera simultánea, sostenía reunión con Margarita Martínez Fisher. Fuentes revelaron que supuestamente estaría negociando las demás postulaciones para su partido, el PAS. La fecha límite para ello es el 13 de enero.

Pero el dirigente del PAN en Sinaloa no solamente se deslindó de lo dicho por Fernando Gómez Bórquez, sino que acusó al joven panista de hacerle el trabajo sucio a la oposición. A su voz se sumaron la de diferentes panistas, como Carlos Castaños, de la bancada blanquiazul en el Congreso del Estado y la de Miguel Ángel Díaz, quien a través de un video en redes sociales también se deslinda, y a su partido, de lo sucedido en el restaurante Casa María.

Sin red de protección

Después de presentar su precandidatura, Héctor Melesio Cuen Ojeda habló de su aspiración al Senado de la República. Su aspiración no tiene plan B, no hay red de protección. Durante la elección pasada, una coalición similar terminó por desmoronarse en el último momento.

PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PAS significaban entonces una real posibilidad de victoria en la elección a la gubernatura en 2016. Las preferencias los colocaron arriba. La posibilidad de ganar entonces era, más que asequible, casi un hecho.

Sin embargo, instantes antes de registrar la coalición ante el órgano electoral, ésta se disuelve, quedando el PAS en solitario con Movimiento Ciudadano y relegando a Cuen Ojeda a un segundo puesto al término de la elección.

“No existe plan B. Si pasa algo simplemente me retiro a lo mío pero yo ya no buscaría otro espacio, o sea no hay plan B”, dijo Cuen.

“Quiero estar en el Senado de la República para buscar cambios de fondo, que impacten en Sinaloa, lógicamente que son de México pero que impacten en Sinaloa. Yo voy únicamente por tierra”, añadió.

—¿Si se cae la coalición entonces se cae su candidatura?

—Se cae mi candidatura y punto, no pasa nada. No estoy casado ni con ser Senador ni con ser Gobernador del Estado pero una vez que digo sí, la busco con toda mi energía, con todo mi trabajo, no escatimo energía, no escatimo nada. Esa es mi forma de ser y ya dije sí, por eso yo voy con toda mi pasión sobre todo.

En 2012 Cuen dejó la Presidencia Municipal de Culiacán para buscar un cargo en el Senado. Sin estar afiliado, dejó las filas del PRI para unirse a Nueva Alianza. La elección la perdió precisamente por el PRI y no regresó a su cargo como Alcalde. Posteriormente fundó al PAS.

—¿La puerta está cerrada para cualquier otro partido político?

—Yo ya estoy definido en esto y ustedes saben que tengo palabra, ustedes saben que mi palabra cuenta. Cuando yo competí para la presidencia municipal dije si pierdo no regreso y mucha gente me dijo que me regresara y no regresé.

 

Artículo publicado el 7 de enero de 2018 en la edición 780 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Lluvias inundan vialidades de San Miguel Zapotitlán

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com