Desde el cerro de la Chiva, el control industrial de las drogas


Rolando D’Rondón y Pancholín. Parte II.

Esta vez, nuestros personajes se encuentran en la cúspide del Cerro de la Chiva, el sol apenas asoma al oriente de Culiacán, en aquella latitud de 632 metros sobre el nivel del mar, el aire se siente helado. Ambos han llegado puntuales a la cita en una Tacoma arreglada con winche y motor alterado, eso los marca en el mismo nivel. Sin mediar palabra, se dirigen al pie de la gran cruz que allí mismo mandara instalar el famoso Roba chivas. En un nicho dejó imágenes idolatradas: Cristo Jesús, Malverde y San Judas Tadeo. En silencio encienden tres veladoras cada uno, serenos rezaron una plegaria, se santiguan, se levantan y van a donde sus camionetas.

—Tal como lo dijera el Patrón, Pancholín, desde aquí se mira mejor el panorama.
—Así es Rolando D’Rondón, no cabe duda, nuestro Patrón conoce bien sus terrenos. El proyecto del domo con la antena incluida, será una realidad. Desde aquí podré dirigir los drones que hemos de utilizar para desarrollar los planos, este lugar será nuestro cuartel, mis ingenieros, arquitectos y técnicos podrán trabajar con más libertad, y por consecuencia, con más eficacia y certeza. Espero que tu gente se porte a la altura y nos evite visitas molestas.
—Pancholín, si hemos de llevar la fiesta en paz, desde este momento te pido respeto. Mi gente obedece mis órdenes al pie de la letra, por eso…
—Está bien, Rolando D’Rondón, no te alebrestes. Lo que pasa es que estoy emocionado, nervioso. Este proyecto de ponerle aire acondicionado a Culiacán, desde que el Patrón lo aprobó, mi cerebro no deja de trabajar, no lo puedo controlar ni dormido. Y es que ya imagino el impacto que va a causar en todo el mundo. Es una hazaña que abarca todos los avances de la tecnología más avanzada, porque no es nada más el domo; el sistema de aire con todo lo que implica sino la adecuación de la ciudad. El cambio es radical, tanto, que no cualquiera podrá vivir en ella. Tendremos que vivir sin autos, estos sólo se usarán para el transporte de los de intendencia, mantenimiento y los que necesiten transportar equipos o víveres. Todo mundo andaremos a pie o bicicleta. Los parques, escuelas, universidades, edificios de gobierno, las zonas de comercio, esparcimiento y residenciales, todo, habrá de ser renovado y adecuado a un nuevo sistema de vida. Mis arquitectos trabajan para hacer que todo sea bello y práctico; piensan que esto tiende a formar una nueva sociedad, una nueva cultura.
—Y es ahí donde la puerca tuerce el rabo, Pancholín.
—Yo también ando inquieto; dice el Patrón que los que no se adapten, se les mandará a otra ciudad.
—¿Y no has pensado que puede ser un panteón?
—¡Ah bárbaro! Es una idea macabra, descabellada, pero tienes razón. El proyecto incluye un panteón con crematorio, velatorio y capilla.
—¿Lo ves? El Patrón piensa en todo, Pancholín, pero yo estoy más preocupado por la otra parte, que según nuestro Patrón, complementa sus proyectos. Pero el riesgo es alto.
—¿Por qué?
—Casi por nada. Nuestro Patrón quiere darle un giro a la historia, no nada más con la obra, que me parece supera a los Faraones y Reyes Aztecas, que es mucho decir, sino porque pretende dar un golpe duro al negocio. Se le ha metido en la cabeza sembrar mariguana y amapola únicamente para la industria farmacéutica, es una onda que a nadie del gremio le va a gustar. Yo sé que su poder en nuestro país si hace posible esa acción, controlar a las zonas serranas, organizar a la gente para que trabaje en la siembra y la industrialización de esas yerbas, me parece que tiene los poderes y organización para lograrlo, pero, ¿el resto del mundo qué?
—Rolando D’Rondón, ahora sí que me extraña tu pregunta.
—¿Por qué, Pancholín?
—Porque debes saber que todo mundo ya está tomando medidas con relación a las drogas, por si no lo sabes: China, Turquía, Marruecos, Afganistán, y la India, desde hace décadas tienen contralada la producción de adormidera y mariguana, únicamente para la industria química, es por eso que han impuesto la pena de muerte a los narcos. Los Estados Unidos avanzan con la siembra e industrialización de la mariguana, lo mismo hace Uruguay. En cuanto a la cocaína, en Bolivia es oficial su producción y venta para fines farmacéuticos. Colombia y Perú todavía no entran, pero ya empiezan las negociaciones. Como puedes ver, amigo, sólo México no ha tomado ese toro por los cuernos.
—¡Ahora me cae el veinte! Pancholín. Nuestro Patrón quiere que Sinaloa sea el gran reformador del negocio.
—¡Ándale, has dado en el clavo! Te imaginas hacia donde se encamina nuestro Patrón, sacar del fango a nuestro Estado. Sacudirle la negra fama que ha manchado a los sinaloenses por tantas décadas.
—La neta Pancholín, no lo había visto desde ese punto de vista. Tienes razón.
—¿Por qué callas, Rolando D’Rondón?
—Pienso en lo que esto puede ocasionar, no nada más contra nuestro Patrón, sino pa’ todos los que dependemos de él.
—Yo no la veo tan dramática, checa en este plano de mi tablet.
—Es grande esa antena.
—Sí, tiene 250 metros y está sobre el domo, el Patrón captará todas las redes del mundo, estará informado de todo al segundo. Es posible que el Patrón ya sepa, que eso de acabar con la corrupción, “con ya saben quién”, será una realidad.
—¡Yaaa, ora sí que te pasaste!
—A ver, contéstame esta pregunta: ¿Crees o no, en los proyectos de nuestro Patrón?
—Sí creo.
—Yo también. Oye, esa antena se parece a la famosa de París.

Los que no creen, son los que detienen la acción de la justicia e imponen la corrupción y la impunidad, por eso, seguimos exigiendo: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! Para nuestro amigo y compañero Javier Valdez Cárdenas y los 130 mil asesinados en este sexenio.

*Escritor. Sus novelas están en Librerías: Educal, Gonvill Y México.

Artículo publicado el 15 de abril de 2018 en la edición 794 del semanario Ríodoce.

Un comentario en “Desde el cerro de la Chiva, el control industrial de las drogas

  1. ME GUSTA MUCHO LEER ESTA DESCABELLADAS HISTORIAS UN SALUDO DESDE TIJUANA ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! Para nuestro amigo Javier Valdez Cárdenas y los 130 mil asesinados en este sexenio.

» Riodoce tv

Se derrumba muelle en festival en Vigo, España; hay más de 300 heridos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El arreglo entre Sultanes y Rieleros

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Kalusha suspendido por FIFA

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com