Morena y las tres grandes plazas en disputa

estrella palacios

Hay tres municipios donde las tensiones se agravarán en esta elección; uno es Ahome, donde se enfrentarán de nuevo Gerardo Vargas Landeros y Domingo Vázquez. Lo hicieron en la elección pasada, en la que Gerardo ganó con muy poco margen y en medio de acusaciones airadas de que se había robado la elección. Durante los días previos y el mismo domingo de las votaciones se registraron presiones a operadores de Mingo y luego robo de urnas, amenazas, secuestro de operadores, etc., todo con el apoyo de grupos del crimen organizado.

El otro municipio es Mazatlán, donde ya se han registrado hechos que anuncian una elección permeada por las acciones del narcotráfico: presiones a síndicos y comisarios, denunciadas por el propio alcalde, Edgar González, y amenazas a aspirantes, una de ellas a Juan Alfonso Mejía, quien aspiraba a la alcaldía por la coalición opositora pero fue obligado a dar un giro para buscar una diputación federal luego de recibir una visita nada cordial en su propia casa, para que le dejara el camino libre a Guillermo Romero (fuego “amigo”).

En Ahome operan dos grupos del crimen, uno es el de Isidro Meza Flores, que controla el casco urbano, y el otro el de Los Chapitos, que mantiene el control de las sindicaturas. Y aunque se supone que Vargas Landeros ha sabido lidiar con los dos –el método lo conoce muy bien desde que fue coordinador de campaña de Mario López Valdez en 2010–, es un enigma hacia dónde empujarán esta vez, dudas que se irán despejando en las próximas semanas (si alguien ha demostrado ser pragmático, ese es el narco, pues la única lealtad que profesan es con su negocio y a ellos no les importa el color de quien gobierna, por eso han hecho, históricamente, tratos con todos).

En este municipio los datos son muy interesantes, porque hace tres años Mingo Vázquez compitió por el PT y estuvo a poco más del 3 por ciento debajo de Gerardo. Pero igual Marco Antonio Osuna, que fue por la coalición Va por Sinaloa y obtuvo los mismos 45 mil votos. Fue una elección de tercios. ¿A dónde se irán los votos del PT considerando que quien jaló la votación esa vez fue el candidato, no el partido?
En Mazatlán la diferencia con que ganó el Químico Benítez fue de casi 15 puntos y 24 mil votos, con la ayuda del PAS, pues fue el partido que lo postuló, aunque iba en alianza con Morena. Pero en este municipio se han movido tanto las cosas, que ya no se sabe para dónde van a jalar los votos de Morena, pues el Químico buscará una diputación por el PT en un distrito mazatleco y, quiérase o no, tiene sus propios seguidores, que ahora están resentidos con los que gobiernan –-no hay que olvidar que fue uno de los constructores de Morena a nivel estatal.

La aportación del PAS en términos de votos no fue tan importante, pues le dio al Químico poco más de 8 mil 600 votos. Sumados a los que lograron los partidos que ahora conforman la alianza opositora, andarían por los 66 mil votos. Solo Morena obtuvo 73 mil votos, el PT no pintó y el Verde tampoco, así es que son irrelevantes. Pero esto es solo un ejercicio de matemáticas simple. Los contextos ahora son muy distintos. Y otra vez, como en 2021, el crimen organizado también estará presente.

En Culiacán, la otra gran plaza en disputa, Jesús Estrada Ferreiro obtuvo 150 mil votos, contra 133 mil de Faustino Hernández, un 5 por ciento de diferencia. Puede pensarse que, si no hubieran levantado a cien operadores del candidato del PRI para inmovilizarlos el mero día de la elección, Estrada y Morena hubieran perdido. Aún con la ayuda del PAS, que le dio 18 mil 500 votos que ahora serán, sin ninguna duda, para la candidata de la alianza, Érika Sánchez.

Así que tampoco en Culiacán las cosas están definidas. Habrá elecciones cerradas en estos tres municipios, de mucha presión. Muchos priistas ya cambiaron de carril y ahora se ostentan de la 4T, pero quien tiene la estructura y los seguidores, es el partido y, en todo caso, hasta daño le han estado causando a la imagen de Morena.

Bola y cadena
LLAMA LA ATENCIÓN LA CANDIDATURA de Estrella Palacios en Mazatlán. El gobernador, Rubén Rocha Moya debe sentirse muy sobrado para imponer a una persona que no sabe ni cómo se llama en una plaza donde la elección será de rompe y rasga, y donde se necesita, en todo caso, un alcalde o una alcaldesa con temple, algo que ella no muestra por ningún lado ¿qué hubiera hecho esta señora ante el tema de las bandas de música que los que se creen dueños de Mazatlán –soberbios poderes fácticos– quieren llevar al Centro de Convenciones?

Sentido contrario
¿Y DE GERARDO VARGAS, CUÁL ES SU DESTINO? Parece que su candidatura está diseñada para sacarlo de la jugada tan elegantemente como se eliminan rivales en El juego de calamar.

Humo negro
EN MAZATLÁN HE PLATICADO con morenistas de cepa que piensan que la nueva alcaldesa –porque lo dan por hecho—debe enfocar su atención hacia las comunidades rurales “históricamente marginadas”, pero no responden cuando les preguntas hacia dónde se deben conducir las toneladas de mierda que van a generar las decenas de desarrollos inmobiliarios que se están construyendo frente al mar. Cosa que viene.

Artículo publicado el 07 de abril de 2024 en la edición 1106 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.