Revocación de mandato: ¿Aprobaría Rocha Moya la evaluación a la mitad de su mandato?

GOBERNADOR RUBÉN ROCHA. La prueba del ácido.

Aunque el Congreso de Estado de Sinaloa no ha expedido la Ley de Revocación de Mandato, el Partido Sinaloense ya anticipó en tribuna que el gobernador Rubén Rocha Moya perderá su cargo cuando se someta a este ejercicio democrático.

El pronunciamiento del PAS se produjo en voz de la diputada Elizabeth Chía Galaviz, tras realizarse la primera lectura de iniciativa de Revocación de Mandato enviada por el gobernador Rubén Rocha Moya.

Hace casi un año, el Congreso del Estado debió haber expedido la Ley de Revocación de Mandato. El propio Poder Legislativo así lo estableció en un artículo transitorio del texto del decreto de la reforma constitucional publicado en junio de 2022.

El artículo precisó que el Poder Legislativo debía expedir la Ley de Revocación de Mandato del Estado de Sinaloa dentro de los 180 días posteriores a la entrada en vigor del decreto.

Dicha reforma fue aprobada por unanimidad del Congreso del Estado el 17 de mayo de 2022 para incluir el derecho de la ciudadanía a participar en los procesos de revocación de mandato a quien ocupe la titularidad del Poder Ejecutivo Local.

La reforma tuvo como marco la armonización de los parámetros federales que estableció el derecho de aplicar la revocación de mandato al Presidente de la República, y el ejercicio que el mandatario Andrés Manuel López Obrador promovió en 2022.

De acuerdo del texto de la Constitución Local, la Revocación de Mandato se podrá solicitar en una sola ocasión y durante los tres meses posteriores a la conclusión del tercer año del periodo constitucional del gobernador en turno.

El gobernador Rubén Rocha cumplirá el próximo 31 de octubre tres años en su encargo, por lo que, a más tardar en enero de 2025, la ciudadanía podría solicitar la aplicación de la Revocación de Mandato.

Para el PAS, la omisión del Congreso del Estado en expedir la Ley de Revocación de Mandato está vinculada a una protección al actual gobernador y un miedo del Grupo Parlamentario de Morena.

El PAS presumió que fue el primero en presentar la iniciativa de Revocación de Mandato en Sinaloa, pero ante la falta de dictaminación de la iniciativa debieron presentar el recurso de un Juicio para Protección de los Derechos Políticos del Ciudadano ante el Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa. Por la omisión del Poder Legislativo, el órgano jurisdiccional emitió una sentencia en la que se ordenó al Congreso del Estado dictamine la iniciativa de la Ley de Revocación de mandato presentada por Angélica Diaz.

La propuesta de Angélica Díaz Quiñónez junto con el Grupo Parlamentario del PAS fue presentada en mayo de 2022, posteriormente turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación tenía como fecha límite de su dictaminación el mes de marzo de 2023, sin embargo, esto no ocurrió. Por esta razón el PAS recurrió a presentar el recurso ante el Tribunal Electoral.

Antes que se aprobara la reforma constitucional para incluir la revocación de mandato del titular del ejecutivo estatal, había la idea de que pudiese aplicarse también a los alcaldes y diputados. De hecho, el propio presidente de la Junta de Coordinación Política, Feliciano Castro Meléndrez, ha declarado que es partidario de que esta evaluación debería aplicarse no solo para quien ocupe el cargo de gobernador, aunque de momento precisa que la expedición de la Ley de Revocación de Mando sería para aplicarla al titular del ejecutivo estatal.

Al interior de Morena ya se discuten propuestas para que la revocación de mandato pueda ser aplicable tanto a alcaldes como diputados.

“Cada vez que hay elecciones mediante el voto la gente elige a un gobernador, a un presidente, pero el voto no es un cheque en blanco, sino está condicionado a los compromisos que se establecieron durante la campaña electoral, a las circunstancias que cursa la sociedad. Si ese gobernante no cumple, pues el pueblo no está obligado a soportarlo seis años”, señala el coordinador de la bancada de Morena.

La expedición de la Ley de Revocación de Mandato que se espera quede aprobada antes del 31 de enero, fecha en la que concluye el presente periodo de sesiones, dará las condiciones reglamentarias para que Rubén Rocha Moya pueda convertirse en el primer gobernador sujeto a este ejercicio democrático.

Tanto la iniciativa presentada por el PAS como la ahora planteada, al inicio de enero de 2024, por el gobernador Rubén Rocha Moya establecen que, para iniciar un ejercicio de Revocación de Mandato, deberán solicitarse por el 10 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal, en tanto que los resultados para que sean vinculantes deben contar con una mayoría absoluta y contar con al menos con el 40 por ciento de electores registrados en la lista nominal.

“Un gobierno que le cumple al pueblo no tiene ningún temor de someterse a las urnas en una consulta a la ciudadanía”, aseguró el diputado Castro Meléndrez.

Y cierra con la popular frase: “El pueblo pone, el pueblo quita”.

Artículo publicado el 14 de enero de 2024 en la edición 1094 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.