Impuesto Predial Rústico: un historial de desvíos

cultivo (1)

El mal manejo de los recursos del IPR ha disminuido la inversión en la zona rural

Los recursos del predial rústico han sido reiteradamente señalados por la Auditoría Superior del Estado (ASE) debido a su falta de inversión en la zona rural, desvío al gasto corriente, otras anomalías en la administración, así como falta de transparencia.

El artículo 35 de la Ley de Hacienda Municipal para el Estado de Sinaloa señala que los recursos recaudados por concepto de Impuesto Predial Rústico no pueden destinarse a rubros como combustibles, lubricantes, salarios de personal administrativo u operativo del ayuntamiento, bonos, gratificaciones o compensaciones.

Pero debido al reiterado desvío que hacen los gobiernos municipales de los recursos del Impuesto Predial Rústico, en las conclusiones del Informe General de la fiscalización realizada a las cuentas de 2018 se planteó una reforma al artículo 35 de la referida Ley de Hacienda para hacer más amplio el catálogo de rubros en lo que se pueden aplicar los recursos del citado impuesto.

En el documento, la ASE propuso que no sean limitantes los rubros de combustible y lubricantes, agregar también la adquisición y mantenimiento de bienes destinados a la prestación de servicios públicos.

El Congreso del Estado a través de la Comisión de Hacienda plantea en la actual Legislatura reformas a la Ley de Hacienda para incrementar los ingresos propios de los gobiernos municipales frente a la alta dependencia de las participaciones federales. Para los gobiernos municipales el mayor ingreso propio se deriva del impuesto predial urbano y rústico.

Un ejemplo de lo que ha sucedido con la administración del Impuesto Predial Rústico puede ser la cuenta pública de 2020. En Culiacán la ASE detectó que en el ejercicio fiscal en la cuenta bancaria del Impuesto Predial Rústico existen pagos improcedentes, ya que los recursos debieron ser destinados única y exclusivamente para la realización de inversiones en el medio rural del municipio.

Entre los pagos que no debieron realizarse con recursos del IPR está uno por 118 mil 534 pesos y otro por 38 mil 714 por la construcción de la caseta de control de la Pensión Municipal, además de pagos por pruebas de laboratorio por más de 100 mil pesos.

En total por el uso de recursos del Predial Rústico que no fueron destinados a inversión en zona rural sumaron 517 mil pesos y derivaron en un pliego de observaciones.

La ASE también observó el pago incorrecto de pasivos a Acuícola Cesis de México por 450 mil pesos por concepto de aportación al programa de fomento a la productividad pesquera y acuícola, consistente en la adquisición de material biológico alevines de cría de tilapia, pero en el transcurso de la auditoría los recursos fueron reintegrados ala cuenta bancaria.

En la cuenta pública del 2020, la ASE señaló que el ayuntamiento de Angostura realizó pagos por la compra por 400 mil pesos de bienes inmuebles, de los cuales no se presentaron escrituras.

En su revisión, la ASE no pudo evaluar la eficacia de los recursos del Impuesto Predial Rústico porque el municipio de Angostura no proporcionó el Programa Anual de Inversión Pública.

Por lo anterior, la ASE concluyó que el Municipio de Angostura careció de transparencia en la programación de recursos públicos en relación al Impuesto Predial Rústico.

Municipios como Badiraguato y Cosalá registraron los ingresos del Impuesto Predial Rústico en un ingreso no correcto, debiendo ser en la cuenta de Impuestos Sobre la Producción, el Consumo y las Transacciones.

En el gobierno municipal de El Fuerte la ASE detectó que pese a que debió manejar una cuenta exclusiva para el manejo de recursos del IPR se realizaron diversos traspasos a la cuenta bancaria destinada al gasto corriente, que sumaron 6 millones 385 mil pesos. A partir de la detección de los traspasos, el gobierno municipal realizó el reintegro de los recursos por 5 millones 241 mil pesos, pero la ASE determinó que el incumplimiento normativo persistió.

En el informe de la cuenta pública de Elota, la ASE registró que el gobierno municipal dio un anticipo de un millón 850 mil pesos por la compra de una hectárea de terreno con recursos del Impuesto Predial Rústico. La Auditoría señaló que esa aplicación de los recursos fue una incorrecta administración del monto recabado por el citado impuesto por no ser inversión en la zona rural.

En la cuenta de Mocorito, se reportó aplicación de recursos del Impuesto Predial Rústico por un total de 2 millones de pesos en la rehabilitación de un camino de terracería, pero no se registró correctamente en la contabilidad la conclusión de los contratos.

En Navolato, como en otros gobiernos municipales, no se depositaron los recursos del Impuesto Predial Rústico en una cuenta bancaria por separado, sino a la cuenta del gasto corriente.

A partir de la auditoría practicada por la ASE, se hizo una transferencia del gasto corriente del gobierno municipal a una cuenta del Impuesto Predial Rústico por 6 millones 636 mil pesos, para solventar la observación.

La Auditoría tenía como antecedente que en la cuenta pública de 2016 en Navolato se habían realizado gastos por diferentes servicios y reparaciones de maquinaria del gobierno municipal por 214 mil pesos de recursos del Impuesto Predial Rústico, cuando debieron presentarse con recursos del gasto corriente.
Se incluye un seguimiento de la auditoría de 2017 por la afectación del IPR por gastos en los que se omitió la documentación justificativa por 71 mil 932 pesos. Para la cuenta de 2020, la ASE registró que persistía la observación por 53 mil 844 pesos.

En la cuenta de 2020 se sumó que la ASE emitió un pliego de observaciones por un monto de 138 mil pesos por haber realizado pagos con recursos del Impuesto Predial Rústico por volúmenes de obra pagados en exceso, por lo que se presume daño o perjuicio a la hacienda pública municipal.

Tampoco el gobierno municipal de El Rosario manejó una cuenta bancaria específica para los recursos del Predial Rústico, sino que los mezcló con otras cuentas.

Artículo publicado el 28 de agosto de 2022 en la edición 1022 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.