viernes, agosto 12, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

‘Bandido’

XÓCHITL GÁLVEZ. ¿Dónde está la sociedad?

¡Me tiene sin cuidado!, es una expresión que frecuentemente escuchamos al alcalde de Mazatlán cuando se le interpela sobre un asunto de interés público que lo pone en entredicho.

Y esta semana, no fue la excepción a la regla de esa despreocupación, cuando un reportero de Noroeste, le preguntó sobre qué pensaba acerca de la denuncia penal que interpusieron los regidores del PAS ante la Fiscalía contra él y su Comité de adquisiciones, enajenaciones, arrendamientos y contratación de servicios de bienes muebles por los probables delitos en el “ejercicio indebido del servicio público, desempeño irregular de la función pública, abuso de autoridad y coalición de servidores públicos”.

Y es que no es poca cosa, este político ha estado permanentemente en el pandero del escándalo público por sus desplantes de potentado que lo merece todo: Una camioneta de más de un millón de pesos y viajes internacionales con cargo al erario, además de esa concepción patrimonialista mientras los problemas añejos del puerto se acumulan para desgracia de sus gobernados.

La Auditoria Superior del Estado está realizando la investigación sobre la compra multimillonaria de 2 mil luminarias y hay algunos actores políticos que no esperan mucho de ella porque, dicen, es un eslabón bajo control de la secretaria de Gobierno del Estado y esta se mueve con criterio político, como sucedió con el desafuero de Jesús Estrada Ferreiro, el ex alcalde de Culiacán.

Si esta instancia de gobierno asume que las cantidades que se cubrieron por lámpara son correctas, mandara un pésimo mensaje y será un visto bueno, para que este alcalde al que no le salen las cuentas, siga haciendo de las suyas con el presupuesto del municipio. Es decir, se le blindará.

Pero si concluye la ASE que hay corrupción en la contratación y sobre todo en los procedimientos de compra a los que obligan las adjudicaciones directas, estamos ante la posibilidad de que se haga justicia en beneficio de la comunidad porteña.

El Congreso del Estado está al pendiente del resultado de la investigación y cuando se tenga deberá entrar al fondo de estas compras, que son escandalosas por los montos y sobre todo por las prioridades del alcalde morenista.

Hay quienes hasta sospechan que detrás de estas compras hay un blindaje cuando podría tener que ver con el “guardadito” para los comicios de 2024 y por ese interés “mayor” pudiera dejarse pasar en medio de la protesta social.
Que de acuerdo con la senadora panista Xóchilt Gálvez, que esta semana vino al puerto para decir que es un político “bandido”, “ratero”, y que no entiende, cómo la sociedad tolera esa apropiación privada de lo público.

Y si le preguntan sobre esta expresión lapidaria seguramente volverá a utilizar el estribillo de “me tiene sin cuidado”.

Sinaloa está en estos días en la mira de los medios nacionales e internacionales por los temas de seguridad que se exhibieron a partir de la detención del narcotraficante Rafael Caro Quintero y la caída de un poderoso e imbatible Black Hawks, las consultas comunitarias sobre el ecocidio en curso de la bahía de Ohuira y, ahora, la presunta corrupción en el gobierno municipal de Mazatlán y, eventualmente, la tolerancia de los medios institucionales destinados a combatir esta gangrena pública.

Que hábil o circunstancialmente, el presidente López Obrador, ha buscado distraer la atención mediante la convocatoria a una cena con “chocolate, café, pan y tamales chipilín” en Palacio Nacional, principalmente con empresarios sinaloenses a los que se “invita”, a que compren lotes en el desarrollo Playa Espíritu y/o cachitos de Lotería Nacional del próximo 16 de septiembre, el aniversario de la independencia y la constitución del Estado nacional, para que el recurso recaudado sirva para terminar la Presa Santa María destinada a detonar económicamente el sur del estado.

Y ese es el otro tema que habrá de pegar a Sinaloa, al gobierno federal se le está agotando la fuente de financiamiento del gasto público y el presidente habla de que ahora empieza la etapa de la pobreza franciscana salvo para sus proyectos insignia y eso, seguramente, impactará en las obras públicas (ojalá, en favor de Ohuira).

Por lo pronto ahí están los temas y el gobierno de Rubén Rocha mandaría un buen mensaje dejando en libertad a la ASE y si en el caso del alcalde hay delitos que perseguir hágase justicia expedita.

Al tiempo.

Artículo publicado el 31 de julio de 2022 en la edición 1018 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1019
07 de agosto del 2022
GALERÍA
Más de 250 viviendas resultaron afectadas por inundaciones en Guasave, debido a la lluvia atípica registrada el jueves
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.