jueves, mayo 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

¿Reencuentro con la oposición?

PARTIDOS DE OPOSICIÓN. El revés a la reforma eléctrica del presidente.

La democracia exige confrontación de ideas, de posiciones de pensamientos y de intereses.

El domingo 17 de abril fuimos testigos de una prolongada y enconada refriega en la Cámara de Diputados al discutir el dictamen de Reforma Constitucional en materia de la Industria Eléctrica.

Hay quienes opinan que ese es el vigor y la fuerza con la que las diferentes facciones deben alegar y contrastar sus puntos de vista y para otros fue un deplorable espectáculo de gritos, insultos, majaderías y abusos que en mas de un momento estuvieron a punto de descarrilar a enfrentamientos físicos.

El lector tendrá su mejor opinión, pero en lo que sí no hay punto de divergencia es en la forma en que el país estuvo pendiente desde temprana hora del desarrollo y resultado de esta sesión.

Así como fue la primera ocasión en la historia parlamentaria de México en que se desecha una iniciativa presidencial de reforma constitucional, creo que no hay precedente de otra sesión legislativa que hubiere despertado el interés mayúsculo de la ciudadanía.

Esa oposición que la gente se preguntaba ¿Dónde está?, apareció desde días antes con inusitado vigor en las redes sociales, donde los diputados fueron prácticamente obligados a comprometer ante la “plaza pública” el sentido de su voto.

La insistencia, reclamo puede decirse, del mundo virtual sobre todo twitter, de que los diputados y diputadas externaran públicamente su posición, llevaba aparejado el consiguiente apoyo en forma de “likes”, cada vez que un legislador hacía la manifestación-compromiso de votar en contra.

Es cierto que México no es twitter, pero también es cierto que esa red desborda mucho de su contenido a los medios tradicionales, incluso la radio y la televisión, y en no pocas ocasiones lo que pasa, se dice y discute ahí, ha sido materia de atención e intervenciones presidenciales en La Mañanera.

La interrogante que es válido hacerse ahora, es si ese vaivén, esa ida y vuelta comunicacional entre legisladores y ciudadanos en redes sociales se va a mantener, o este episodio de acercamiento pasará a ser parte del anecdotario político.

La intensidad con la que se siguió en la discusión pública la temática de la malograda reforma eléctrica, mantuvo el reencuentro de los ciudadanos con sus diputados y diputadas.

Habrá que estar atentos a las mediciones de aceptación y aprobación de los partidos opositores para ver si se da ese punto de inflexión y efectivamente crecen las simpatías a esa “oposición desvanecida” que apareció, se dejó ver, se hizo presente y le echó a perder la fiesta eléctrica al otrora invencible presidente.

Veremos también si algún impacto logra tener la torpe medida de Mario Delgado y todo el aparato gubernamental, de exhibir como “traidores a la patria” a los y las legisladoras de oposición.

Sobre esto, si bien hay reclamos e inconformidades, hay también quienes lo ven como publicidad que da visibilidad a los supuestos traidores y despierta admiración en ciudadanos que hasta antes del domingo de marras ni siquiera conocian el nombre de su representante.

Lo cierto es que el oficialismo y su partido, desde antes y después de esa singular sesión de la Cámara, han estimulado un nuevo activismo en los partidos opositores y han sacudido a grandes sectores de la población de esa especie de sopor o anestesia social en la que estaban inmersos.

La polarización que antes tanto le redituó a Morena, parece que hoy le genera rendimientos decrecientes. Esta insistencia de ubicarse en los extremos sin duda llama la atención del electorado, pero ya no acerca nuevos adeptos y al contrario empieza a hacerle perder simpatías que parecían inamovibles.

Si los dirigentes y legisladores de los partidos de oposición mantienen viva esa comunicación que los acercó al duro mundo de twitter y se las ingenian para rebasar la frontera virtual y seguir sumando; la distancia en preferencias entre Morena y el bloque opositor se irá acortando.

En caso contrario, la oposición unida y la intensa comunicación ciudadana, pasarán al baúl de lo anecdótico y el Presidente y su partido van a recuperar su capacidad de operación para dividir y llegar al 2024, en un aterrizaje planeado y sin turbulencias.

Las elecciones de junio que involucran seis gubernaturas, van a ser en buena medida el indicador político que nos señale si el veinticuatro vamos a una real competencia o a un resultado cantado, como en los “mejores años” de ese príismo setentero en el que el Presidente y sus aliados tienen su génesis.

Artículo publicado el 24 de abril de 2022 en la edición 1004 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.