En riesgo 10 mil millones de dólares en las Grandes Ligas

Baseball commissioner Bud Selig gestures as he speaks to reporters during a news conference at Major League Baseball headquarters, Thursday, May 13, 2010 in New York. Selig is ignoring calls to move next year's All-Star game from Phoenix because of Arizona's new immigration law. (AP Photo/Mary Altaffer)   Original Filename: Selig_Baseball_NYMA101.jpg

Increíble que 30 de los más grandes multimillonarios en EU no han podido poner orden entre sus empleados los peloteros y ya casi llegan a 100 días de paro laboral en Grandes Ligas, lo cual nos habla de lo fuerte que es el Sindicato de Jugadores.

Lo peor de todo es que en esta disputa no se toma en cuenta para nada a los aficionados, quienes sostienen la industria de los 10 mil millones de dólares anuales con el consumo de todo lo que se mueve alrededor del beisbol porque además lo que ingresa en patrocinios y televisión es consecuencia del movimiento que generan los fanáticos en los parques o las audiencias que se registran a través de las transmisiones.

Y un paro laboral siempre es peligroso para el negocio porque crea negatividad y una enorme apatía en los aficionados, mientras sus competidores directos (NFL, NBA y MLS) se siguen expandiendo entre las nuevas generaciones de aficionados.

En 1994, cuando se suspendió la temporada en agosto y no se jugó la Serie Mundial por primera vez en 90 años, el empresario Bud Selig tenía apenas dos años como Comisionado de MLB después de que un grupo de dueños –entre ellos BS–, promovieron la destitución de Fay Vincent en 1990 porque no había sabido manejar la huelga y los contratos de televisión.

Selig enfrentó entonces el mayor desafío de su vida: 232 días de paro laboral.

Grandes Ligas regresó finalmente a la actividad el 2 de abril de 1995 y fueron castigados por los aficionados al caer las asistencias en un 20 por ciento a pesar de que el ayuno beisbolero había sido muy prolongado.

Fue entonces cuando comenzó el uso deliberado de esteroides y en MLB se hicieron de la vista gorda a sabiendas de que eso traería muchos jonrones, lo cual desde siempre ha enloquecido a los gringos.

ROLETAZOS:

*EL CLÍMAX llegó en 1998, cuando Mark McGwire y Sammy Sosa protagonizaron la pelea más fascinante de la historia por el título de jonrones, luego de que ambos llegaron a septiembre con más de 60 bambinazos y las audiencias de TV se dispararon, mientras los aficionados llenaban los parques donde ambos se presentaban para atestiguar aquel memorable duelo que terminó con 70 HR para ‘Big Mac’ y 66 a la cuenta del dominicano.

*SELIG ES considerado por los expertos como el mejor Comisionado de la historia de MLB, prueba de ello es que fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en 2017 y desde que dejó el cargo en 2015, recibe 6 millones de dólares anuales por ser consejero del actual Comisionado Rob Manfred, quien ahora estaría peligrando en su puesto porque muchos le atribuyen un mal manejo del paro laboral.

*NO TODO ha sido miel sobre hojuelas para Bud Selig. Además de enfrentar la terrible huelga de 1994, el ex Comisionado ha sido blanco de muchas críticas este año por la exclusión de Barry Bonds y Roger Clemens de Cooperstown, sobre todo por estar vinculados los tres al tema de los esteroides.

*¿QUIÉN PERMITIÓ el uso deliberado de los anabólicos? Bud Selig. Es como si en el mundo de las drogas, la policía sólo penalizara a ciertos individuos involucrados en la mafia, pero al capo se le permitiera todo y hasta se le premiara con reconocimientos.

*PERO LAS Grandes Ligas siempre han manejado algunos temas con hipocresía e incongruencia. El mejor ejemplo lo son Tris Speaker y Ty Cobb, dos célebres peloteros a quienes hace 100 años se les descubrió estar involucrados en arreglos de juegos siendo managers para luego ser exaltados a Cooperstown, mientras al líder en hits de la historia, Pete Rose –acusado por el mismo delito— lo tienen fuera del recinto y expulsado del beisbol desde 1989.

¿Por qué Griffey Jr. odia a los Yankees?

Es uno de los mejores jugadores de la historia, pero pocos saben que el jardinero sufrió racismo siendo un niño de 12 años de edad cuando su padre Ken llegó a Nueva York en 1982.

“Fui a visitar a mi papá y solo estábamos él y yo. Un guardia de seguridad se acercó y dijo, ‘George [Steinbrenner] no quiere a nadie en el dugout’. Mi papá contestó, ‘¿Qué? Es mi hijo’, y continuó, ‘Está bien, ve a mi vestidor, pero antes mira en la tercera base. Es el hijo de Graig Nettles jugando ahí'”, detalló Griffey Jr en un documental publicado por MLB.

Ya siendo una super estrella con los Marineros de Seattle, Ken relató que en una ocasión estaba dando autógrafos en Yankee Stadium, cuando un grupo de aficionados le pedían que firmara con los ‘Bombarderos del Bronx”.

“Prefiero retirarme y no jugar con los Yankees”, les dijo Griffey Jr. ante la incredulidad de los fanáticos.

“Hay cosas que un papá te inculca como niño y que se quedan contigo. Y vencer a los Yankees fue una de ellas”, abundó.

‘El Kid’ también jugó con Rojos de Cincinnati y Medias Blancas de Chicago en sus 22 años de carrera, pero se tomó personal sus enfrentamientos con los Yankees.

En 133 juegos les bateó .311 con 36 cuadrangulares.

Moraleja: Nunca subestimes el corazón de un niño.

TWITTER: @purobeisbolfb

Artículo publicado el 06 de marzo de 2022 en la edición 997 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.