miércoles, agosto 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

¿Por qué Choix sigue siendo tan pobre?

POBREZA EN CHOIX. Los retos y fallas del Gobierno.

Los programas del gobierno federal no ayudan a reducir la pobreza en este municipio de la sierra sinaloense. Centrados en entregar dinero en efectivo, los gobiernos de Morena no invierten suficientemente en mejorar las viviendas ni en construir servicios básicos ni en conformar un sistema económico que permita a la gente aumentar sus ingresos por su trabajo que es lo que se necesita en Choix.

El 54 por ciento de la población vive en situación de pobreza, según el informe de CONEVAL para 2020. No hubo mejoras con respecto a la anterior medición del 2015.

Todavía peor, en 2020 se rompió la tendencia positiva que se presentó entre 2010 y 2015 cuando sí se había reducido la pobreza, cuando bajó de 68 por ciento a 54 por ciento.

Tampoco los programas de entrega de dinero atenuaron la intensidad de la miseria. La pobreza extrema creció en 2020 respecto al 2015, subió de 11 por ciento a 14 por ciento.

También en esta dimensión de la pobreza había sucedido, entre 2010 y 2015, una reducción importante, de 29 por ciento a 11 por ciento, que no se continuó.

Huepac, Sonora, también enclavado en la Sierra, es el municipio número 1 nacional por su porcentaje de población en extrema pobreza: 0 por ciento. Choix es el número 1 mil 331.

Las causas de la pobreza en Choix no se resuelven con programas de entrega de pequeñas cantidades de dinero. La información que recogió INEGI, casa por casa, muestra que el núcleo del problema está en la vivienda, los servicios básicos y la productividad.

El 17 por ciento de la gente de Choix vive hacinada y/o en viviendas de piso de tierra y de material precario. Es el mismo porcentaje que cinco años antes. El dato estatal es de 7 por ciento y el nacional de 9 por ciento. Este municipio ocupa el lugar 1 mil 535 en la escala nacional en este tema.

Es posible resolver este problema. Ahí mismo en Choix, entre 2010 y 2015 se redujo a menos de la mitad, bajó de 41 por ciento a 17 por ciento, combinando los recursos municipales, estatales y federales.

Lo que sucedió a partir de 2019 fue que el aportante mayor, el gobierno federal, se retiró y no envió ni un solo peso a Sinaloa para mejorar las viviendas de los pobres.

De la misma forma, el 54 por ciento de los habitantes del municipio, más de la mitad, viven sin alguno de los servicios básicos. Al menos les falta uno de ellos. Es un dato muy por arriba del porcentaje estatal, 12 por ciento y del nacional, 18 por ciento.

Las condiciones de vida de esas familias son las de otros tiempos y de otras regiones. Si este municipios fuera un estado sería el 30 peor, debajo de Oaxaca, con porcentajes similares a los países del África Subsahariana.

Si las familias juntan el dinero que reciben por los apoyos a adultos mayores o a discapacitados no les alcanza para construir sistemas de electrificación, agua o drenaje.

Entre 2010 y 2015 este problema descendió del 72 por ciento al 60 por ciento

El comportamiento del apoyo federal para dotar de servicios básicos a los pobres de Sinaloa puede ejemplificarse con las cantidades destinadas al programa PROAGUA. En 2018 enviaron 79 millones de pesos para ello y en 2020, con el cambio a una política social que prefiere la entrega de dinero individualmente, solo enviaron 17 millones.

Además de aumentar los recursos para dotar los servicios, el gobierno federal no debe ser tan laxo en su función de regulador de los fondos que aplican los ayuntamientos. No debe ser posible adoquinar calles céntricas antes de dotar de agua a las comunidades.

Tampoco se presentó mejora importante, en 2020, en la cantidad de dinero que tienen las familias de Choix. Se aplicaron los programas federales de entrega de efectivo pero el porcentaje de personas que tienen ingresos por debajo de la línea de la pobreza siguió siendo el mismo que en 2015: el 56 por ciento.

Los programas federales entregan la misma cantidad de pensión de adultos mayores a quien ya tiene una pensión de la UAS y otra del IMSS que al anciano pobre sin otro ingreso. Esa cantidad no ha servido para que el porcentaje de pobres se reduzca.

Aún peor, el porcentaje de quienes tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza extrema, aumentó de 20 por ciento a 23 por ciento.

Para mejorar los ingresos de las personas en situación de pobreza en regiones donde no hay oportunidades de empleo o de emprendimiento, como en Choix, es imprescindible implementar programas de desarrollo regional que establezcan las condiciones y las capacidades para crear tales oportunidades.

Construir infraestructura de comunicación y conectividad, una carretera de cuatro carriles; garantizar la seguridad pública y programar la adopción de tecnología e innovación (democratizar la productividad) son tres ejes fundamentales para abatir la pobreza por ingresos en el caso concreto que hablamos.

Para disminuir la pobreza los presupuestos para infraestructura deben ser mayores que las de los programas de entrega de dinero y, estas entregas, deben ser solo para los pobres.

Artículo publicado el 30 de enero de 2022 en la edición 992 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1020
14 de agosto del 2022
GALERÍA
Así fueron las inundaciones registradas entre ayer lunes y la madrugada de este martes en Culiacán y Mocorito
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.