lunes, diciembre 6, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Cine: ‘Una película de policías’

cine-una pelicula de policias

El híbrido documental/ficción Una película de policías (México/2021), dirigida por Alonso Ruizpalacios, demuestra que el cine puede ser un medio para exponer un tema desde sus entrañas y denunciar lo que no está bien; exhibir cómo operan (en este caso) los policías en una de las ciudades más pobladas del mundo y hasta dónde los ciudadanos son parte de eso; que lejos de sentir seguridad, confianza y protección, la mayoría de la gente le teme a las autoridades y las quiere lo más lejos posible de ella; que la corrupción no solo pende de un hilo, sino de dos, y todos son (pueden ser) parte de esa práctica… y, sobre todo, recuerda que el cine es arte, y como tal, es (debería de ser) creatividad, y por lo tanto, con base en la técnica, se puede (podría) hacer lo que sea y cómo sea.

La cinta escrita por el propio Ruizpalacios junto a David Gaytán, cuenta la historia de Teresa (Mónica del Carmen) y Montoya (Raúl Briones), dos agentes de la Ciudad de México que comparten el ser pareja sentimental y en su trabajo, arriba de La patrulla del amor, en la que tienen que lidiar con jefes impositivos y corruptos, compañeros burlescos y ciudadanos arrogantes, groseros, que no flaquean al faltarles al respeto ni al recurrir a sus influencias para poner en riesgo su empleo.

El filme, que ganó el Oso de Plata a la contribución artística en la Berlinale 2021, trae a la memoria, también, que el cine y el arte son (pueden ser) jugar, divertirse y disfrutar un oficio en el que las reglas no necesariamente son para seguirse, y en el que solo se requiere de imaginación y valor para arriesgarse a crear una obra dirigida a la mayoría, pero no como a (casi) todos se les hubiera ocurrido: acartonada, desgastada, repetitiva y aburrida.

Ruizpalacios, apoyado con Emiliano Villanueva en la fotografía, recurre a encuadres, ángulos y movimientos dinámicos y atractivos para mostrar a sus protagonistas (no solo a los intérpretes Mónica del Carmen y Raúl Briones, sino a los reales: María Teresa Hernández Cañas y José de Jesús Rodríguez Hernández), quienes lo mismo le hablan a una cámara que a un celular; igual exponen la mejor toma, la que quedaría en el resultado final, esa dónde fue necesario cortar por un inconveniente, o las de ensayos, para impostar la voz.

En ese disfrutable juego fílmico, Mónica del Carmen, quien ha trabajado con algunos de los directores más destacados, como Michel Franco (Sundown, 2021; Nuevo orden, 2021; Las hijas de Abril, 2017; A los ojos, 2013; Después de Lucía, 2012), Julián Hernández (Rencor tatuado, 2018), Kenya Márquez (Asfixia, 2018) y Michael Rowe (Año Bisiesto, 2010), es estupenda, y Raúl Briones, quien ha filmado con Humberto Hinojosa Ozcariz (Paraíso perdido, 2016), Natalia Beristain (Los adioses, 2017) y con el mismo Ruizpalacios (Verde, 2016), es genial: los dos son muy creíbles al discutir, correr, brincar, entrenar, patrullar, al recibir o evitar “mordidas”, al hacerla de partera (ella), y al mantenerse al margen ante manifestantes irreverentes (él).

Una película de policías, desde luego, pone en la mesa que deben existir más filmes de esta manufactura y deja claro que, en el crear, más allá del qué (tema), el cómo es fundamental. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 14 de noviembre de 2021 en la edición 981 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 984
05 de diciembre del 2021
GALERÍA
Al menos 22 muertos dejó la erupción del volcán Semeru en Indonesia este fin de semana
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.