julio 26, 2021 4:00 AM

Juez federal ordena nueva resolución en caso de síndica procuradora de Ahome

mochis juicio-1

El alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, el “Billy” Chapman no fue vinculado a proceso en la imputación de amenazas en agravio de la síndica procuradora, Angelina Valenzuela Benites, sino que se reeditó la sentencia de no ejercicio de la acción penal, pese a existir una orden de una autoridad superior a emitir una nueva resolución.

El caso se ventiló en el cuadernillo 14/2020 y fue desahogado por el juez Paúl Hermman Pelayo Salazar y se desahogó en una audiencia este viernes.

Valenzuela Benítez abandonó la sede de justicia penal con una evidente molestia y acusó que en la resolución hubo dinero de por medio porque los criterios del juez de distrito fueron ignorados, en tanto que la representante de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sinaloa ni siquiera emitió un sonido gutural para inconformarse por la resolución.

Sólo se limitó a pedir copia del audio y video de la audiencia, cerro el legajo, lo colocó entre sus demás papeles y salió de la sala B, dando por terminado el asunto.

Mientras que Valenzuela Benites salió a la explanada y declaró que en la resolución se sobaron billetes para ignorar la resolución de un tribunal superior. No obstante, ella continuará en el proceso y recurrirá la nueva resolución, igual a la primera, que se dictó. “El caso continúa”, dijo.

“Desafortunadamente, las líneas existen. Es triste que algunos funcionarios sigan eludiendo su responsabilidad con el poder con que fueron investidos, además de que el dinero es buen amigo”, dijo en alusión al juez y acusados.

Y es que la resolución no sólo benefició a alcalde, Chapman Moreno, sino a sus ex secretarios, Juan Francisco Fierro Gaxiola y Andrés Estrada Orozco, y ex tesorero, Jaime Beltrán.

La audiencia de este viernes fue producto del ordenamiento del Juez Quinto de Distrito en el juicio de amparo indirecto 330/2020-5B que resolvió emitir una nueva sentencia, y confirmado el 24 de junio por la Sala de Circuito en el toca 89/2021 que perdió el alcalde de Ahome.

En la sentencia dejó insubsistente la resolución de no ejercicio de la acción penal dictada el 14 de agosto del 2020 en el cuadernillo 14/2020 y ordenó una nueva resolución, pero con perspectiva de género.

El 13 de agosto, Valenzuela Benites fue notificada que la audiencia sería desahogada el 16 de julio a las 12:30 horas y pasó de privada a pública.

El primer incidente sucedió la noche del 1 de noviembre del 2018 cuando Valenzuela Benítes fue llamada por el alcalde, Chapman Moreno para el inicio de la administración, y reincidió el 24 de noviembre del mismo año. Según la acusación, entonces el alcalde pretendía doblegar a la síndica procuradora para que fuese omisa con él y sus funcionarios en cuanto a la administración municipal, negándose insistentemente.

Ante la negativa a acceder a los designios de Chapman Moreno, éste habría amenazado a la morenista asegurándole que se verían las caras en los tribunales, mientras que Juan Fierro y Andrés Estrada le hicieron advertencias de que no asumiera el papel porque pondría en riesgo a su familia.

El caso así nació y una vez analizadas las pruebas y testimonios, el juez desestimó los testigos de cargo asumiendo contradicción evidente en la querella inicial y en la ampliación de la misma y argumentando que lo manifestado por el alcalde de verse en los tribunales no constituía una amenaza, y desechó las documentales de sentencia del Tribunal Electoral de Sinaloa en cuanto a violencia de género y obstrucción del cargo porque afirmó que hay referencia a los incidentes investigados en dos fechas distintas, pero esa instancia no ahondó en el tiempo, lugar y ejecución de los hechos por lo que no preciso en dinámica y mecánica de lo denunciado.

Además, alegó en su resolución, los testigos manifestaron contradicción que supone una versión inverosímil.

Y finalmente, sostuvo que en el acontecimiento denunciado no se advierte desventaja o desigualdad en el trato a la víctima por su sexo y género, por lo que confirmó el auto de no ejercicio de la acción penal.

Tras la nueva sentencia, Paúl Hermman Pelayo Salazar, el juez, concluyó la audiencia y se retiró.

En tanto que Valenzuela Benites salió sumamente molesta.

Y con sus abogados resolvió continuar el caso pero a través de sala superior.

Los beneficiados con la sentencia de no ejercicio de la acción penal, no asistieron a la audiencia.

Artículo publicado el 18 de julio de 2021 en la edición 964 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.