lunes, septiembre 27, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cuentas turbias en fideicomisos estatales

MARCO ANTONIO ZAZUETA. Desvío de recursos.

No es solo un problema federal, tampoco acá hay cuenta claras

 

 

Sin información de cómo operan porque no se auditan regularmente, la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado ha detectado la existencia en Sinaloa de un total de 38 fideicomisos.

El diputado presidente de la Comisión de Fiscalización, Marco Antonio Zazueta Zazueta, afirma que hasta el momento el único fideicomiso que transparenta los recursos que recibe es el denominado Fondo Auxiliar para la Justicia porque cada trimestre presenta avances de su gestión financiera y de los recursos aplicados.

Del resto de operación de los fideicomisos el también diputado de Morena no tiene dudas que pueden haber sido vías para el desvío de recurso públicos.

La sospecha se funda además porque la Comisión de Fiscalización solicitó a la ASE auditoría a dos fideicomisos en las cuentas públicas de 2018, en cuyas revisiones la Auditoría Superior del Estado registró una serie de observaciones por montos de más de 3 millones de pesos en cada uno.

Los fideicomisos revisados fueron el de la Bis Autopista Benito Juárez Número 2063, y el Fondo Agropecuario del Estado de Sinaloa.

De acuerdo con el informe emitido por la ASE en los fideicomisos auditados en 2018, se levantaron dos observaciones en los estados de la situación financiera, en los egresos y en el desempeño institucional.

El informe de la ASE señala que existen en los fideicomisos auditados recuperaciones probables por un total de 5 millones 750 mil pesos, principalmente por concepto de pagos improcedentes o en exceso, por falta de documentación comprobatoria  y justificativa, así como por omisión del reintegro de recursos a la Tesorería de la Federación o la tesorería estatal.

Durante la auditoría practicada por la ASE se levantaron del Fideicomiso Bis Autopista Benito Juárez (Fideicomiso 2063) 23 observaciones, y 63 del Fondo de Fomento Agropecuario del Estado de Sinaloa.

Entre las observaciones que le levantó la ASE al Fondo del Fomento Agropecuario está que al hacer una comparación entre la cuenta bancaria de Banorte 0591238640 se encontró que tenía un saldo al 31 de diciembre de 2018 de 49 mil 490 pesos, mientras que en los registros contables se reportó que estaba en ceros, situación que provocó una promoción de responsabilidad administrativa.

Al analizar otras cuentas bancarias, la ASE también detectó que la cuenta bancaria 364233447 del Banco Mercantil del Norte S.A. correspondiente al Devengado Pendiente de Pago de Apoyo a Pequeños Productores 2017 tenía un saldo de 261 mil pesos que debió haber sido reintegrado a la Tesorería de la Federación porque no fue ejercido en el plazo establecido en el Convenio de Coordinación para el Desarrollo Rural Sustentable 2015-2018, celebrado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y el Gobierno del Estado de Sinaloa.

Entre otras inconsistencias la ASE encontró que se entregaron por ejemplo recursos a un beneficiario para la adquisición de una sembradora por 125 mil pesos, pero el equipo aprobado no fue adquirido, comprobado el gasto ni regresado el recurso. Al hacer una revisión de inspección física se adquirió una fertilizadora y una aspersora, equipo que no coincidía con las características del proyecto de acuerdo a las reglas de operación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Existen otros casos similares con misma cantidad de aportación pero en los que no se proporcionó el comprobante digital, como los 600 mil pesos entregados a Juan Fidel Beltrán Sauceda por concepto de una Planta de Procesadora de Lácteos, dentro de un programa para el equipamiento, maquinaria y material biológico. Al hacer una inspección física en diciembre de 2019 los auditores de la ASE encontraron que la planta no fue adquirida a pesar que los recursos habían sido recibidos desde junio de 2018. El beneficiario aseguró que los recursos serían devueltos, expediente que está pendiente de solventarse a más tardar en noviembre del presente año.

Hay casos con comprobantes fiscales cancelados, como el de Alejandro Iturríos García, quien recibió 600 mil pesos para una procesadora de alimentos; la ASE encontró que sí se adquirió el equipo, pero el comprobante fiscal que se proporcionó estaba cancelado ante el SAT por el proveedor Ferroxco SA de CV.

Otro beneficiario, Marcos Alfredo Carrillo Félix, recibió 495 mil pesos por concepto de un corral y una techumbre, pero la ASE en la inspección física encontró que la techumbre construida era de un tamaño menor al proyecto aprobado.

La ASE en su informe determinó que en ambos casos los fideicomisos sí cumplían con legales y normativa al alcanzar una calificación del 96 y 95.

En la revisión de la cuenta pública de 2017 no contempló la auditoría a ninguno de los fideicomisos que operan en Sinaloa. Para el programa anual de auditorías, visitas e inspecciones a realizar en el 2020, la ASE contempló al Fideicomiso Fondo Sinaloa de Fomento Empresarial Crédito.

Artículo publicado el 18 de octubre de 2020 en la edición 925 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.