julio 26, 2021 1:31 PM

El Fiscal incorruptible que se volvió traficante en Sinaloa

Macario 7

En 2007 recibió la medalla Jorge Julián Chávez Castro como el “Mejor Agente del Ministerio Público del Año”

 

 

Durante 17 años, Macario “O” fue el fiscal antisecuestros. Llegó a ser el mejor Agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Sinaloa. Hoy está preso. Lo detuvieron con 40 kilos de “cristal”.

Lea: Cambia víctima su versión ante jueza; ahora dice que policías lo rescataron en Tepuche https://bit.ly/3nqZA5R

El agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Sinaloa, estaba incapacitado desde el 12 de septiembre por Covid-19 pero el domingo 27 fue detenido en un retén militar en San Luis Río Colorado, en Sonora.

En la camioneta que conducía llevaba 90 paquetes de metanfetamina en compartimentos ocultos.

Macario ingresó a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado en agosto del año 2000.

En 2003 fue asignado como titular de la agencia del Ministerio Público de la Unidad Especializada Antisecuestros y desde inicios de este año fue cambiado al área de dictaminación de la Dirección de Carpetas de Investigación de la zona Centro.

Cuando fue detenido se identificó con una credencial de la FGE con vigencia del 1 de julio al 31 de diciembre de este año, firmada por el Fiscal General Juan José Ríos Estavillo.

La tarde del domingo 27 de septiembre circulaba en una camioneta Chevrolet Tornado, acompañado de una joven y una niña.

El vehículo está registrado a nombre de Florencio “O”, en Ciudad Obregón, en el municipio de Cajeme, en Sonora.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, circulaba con dirección a Mexicali y cuando llegó al punto de revisión en San Luis Río Colorado, le pidieron bajar de la unidad junto con sus acompañantes.

Macario se identificó como funcionario de la Fiscalía de Sinaloa y mostró sus credenciales.

Agentes de la Sedena y la Guardia Nacional revisaron la camioneta sin encontrar objetos o sustancia ilícitas y fue pasada al escáner donde observaron que en las paredes de la caja había paquetes.

Los elementos abrieron la carrocería de la caja y sacaron 90 paquetes confeccionados con cinta canela en cuyo interior había “cristal”. La droga dio un peso total de 40 kilos.

El ex fiscal antisecuestros quedó detenido y puesto a disposición de la delegación de la Fiscalía General de la República en Sonora.

En un comunicado la FGE confirmó la detención del agente del Ministerio Público.

“Esta institución ratifica, como ha sido la política implementada desde el inicio de esta Fiscalía como organismo constitucional autónomo, que todo aquel servidor público que no se conduzca en su actuar apegado a la Ley, dentro o fuera de sus funciones propias conferidas por su nombramiento, será juzgado por las instancias competentes y en términos del ordenamiento jurídico correspondiente”, indicó.

 

‘A mí no me toca la corrupción’

Macario recibió el premio Jorge Julián Chávez Castro como el “Mejor Agente del Ministerio Público del Año 2007”.

Lea: La eterna complicidad de policías y narcotraficantes https://bit.ly/3jEfO99

El galardón lo entregó el Consejo Estatal de Seguridad Pública, en ese entonces coordinado por Carlos Morán Dosta.

En el auditorio de la Fiscalía General del Estado Macario recibió una placa y 30 mil pesos.

Ese día en una entrevista con el diario Noroeste aseguró que a él la corrupción no lo tocaba y nunca le habían ofrecido dinero.

Aseguró que el día que intentaran corromperlo, esas personas encontrarían la cárcel.

“No me gusta la ‘mordida’ como dicen luego”, expresó.

Sobre los motivos que llevan a los secuestradores a delinquir dijo que “además de ambiciosos, muchas veces las malas amistades los llevan a esto, la falta de ganas de trabajar o la falta de empleo”.

Durante la ceremonia el coordinador general del CESP, Carlos Morán Dosta, dijo que era un reconocimiento a los fiscales que tienen un historial limpio, efectividad en su área y no cuentan con ningún proceso administrativo o queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

“El premio se entrega con el objetivo de que las personas que ofrecen sus servicios en las instituciones de seguridad pública se desarrollen con eficiencia y eficacia dentro de los principios”, señaló.

En la misma ceremonia, José Jorge Calderón, quien era director de asuntos jurídicos del CESP y presidente del jurado calificador, manifestó que con el reconocimiento se buscaba enaltecer a los agentes que ejercen su labor con profesionalismo.

Como agente del Ministerio Público encabezó investigaciones exitosas y también fallidas.

Uno de los casos más emblemáticos fue el secuestro más largo en la historia de Sinaloa.

La víctima, una adolescente de 15 años, fue plagiada el 11 de marzo de 2008 cuando se dirigía al colegio acompañada de su hermana y llevada a una casa en el fraccionamiento Villa Bonita.

Los secuestradores la metieron en un subterráneo que había cavado en una de las recámaras de la casa.

Ahí la tuvieron durante siete meses, hasta octubre, cuando la familia pagó 7 de los 20 millones de pesos que pedían para liberarla.

Cuando fue puesta en libertad la agencia del Ministerio Público, encabezada por Macario, y la UEA tuvieron conocimiento e iniciaron las investigaciones y cateos.

Días después, fue detenida la mujer que cuidó a la víctima y luego capturaron a los cinco miembros de la banda que planeó y llevó a cabo el plagio.

Macario también fue señalado por deficiencias en la integración de carpetas de investigación.

Uno de esos casos fue el de cuatro agentes escoltas del entonces director de la Policía Estatal Preventiva, Carlos Hernández Leyva.

Los policías fueron detenidos en supuesta flagrancia por agentes de la Policía Municipal de Navolato el 29 de agosto de 2018.

Los elementos de la PEP presuntamente detuvieron a cuatro hombres con mariguana en la sindicatura de San Pedro y les pedían 4 mil pesos para dejarlos en libertad.

Macario fue el responsable de llevar ante una Jueza de Control a los agentes pero fueron puestos en libertad porque la carpeta de investigación no tenía datos de prueba, solo un informe policial y una declaración ministerial.

Lea: La vida tiene los colores de un cartón del Bobadilla https://bit.ly/3jC84Vl

La jueza acusó que el Ministerio Público, Macario, ni siquiera hizo el intento por entrevistar a las supuestas víctimas, tampoco había evidencia del dinero que una de las supuestas víctimas llevaba para pagar la extorsión y no tomó declaración ministerial a todos los imputados, solo a uno.

A inicios de este año, Macario dejó la agencia antisecuestros y cambió de adscripción a la Vicefiscalía de la zona centro. Y ahora, de acusador, pasará a acusado.

Artículo publicado el 04 de octubre de 2020 en la edición 923 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.