mayo 26, 2020 10:59 pm

Covid-19, impacto sobre la economía

exportaciones

La pandemia del Covid-19, que tuvo su origen, en los últimos días de diciembre de 2019, en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, China, se ha extendido rápidamente a todos los países del mundo. Para hacerle frente, cada país ha estado definiendo estrategias, con acciones que han paralizado la mayor parte de las actividades económicas. La producción de bienes y servicios se ha limitado a los estrictamente necesarios para atender el sistema de salud y la alimentación. Hasta ahora, los países más afectados por la pandemia son las economías más desarrolladas: Europa, EU y China. Los tres generan las dos terceras partes del PIB total mundial.

Lea: La embestida del Covid-19 al turismo https://bit.ly/2JLDOqC

En todos los países hay preocupación no sólo por los impactos en la salud pública y en los decesos causados por la enfermedad, sino también por la existencia de un gran riesgo de una crisis económica que ya algunos consideran anticipadamente como la peor desde la Segunda Guerra Mundial. Sobre el impacto económico que tendrá a nivel global, se han estado difundiendo estudios de instituciones y organismos internacionales que coinciden en que 2020 se encamina a una recesión de la economía mundial.

Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional, dice que “Ahora está claro que hemos entrado en una recesión, tan mala o peor que en 2009” (El Financiero 27 de marzo). Puede ir más lejos, no es descartable que en 2020, se registre el descalabro económico más profundo de la historia económica mundial, superior a la crisis de 1929 y 1930.

La recesión mundial significará una fuerte disminución del PIB mundial, una reducción del comercio internacional, un incremento del desempleo, la quiebra de empresas, el sistema financiero mermado, los gobiernos incurriendo en elevados niveles de endeudamiento para hacer frente a los gastos que significa el equipamiento y acondicionamiento de los sistemas de salud, pero también para financiar los programas de apoyo para las familias y trabajadores, así como para apoyar a las empresas que están siendo altamente afectadas por las medidas de confinamiento que se están imponiendo en cada país para detener la propagación del virus.

En lo particular, hay que esperar el desenvolvimiento de la economía China, tomar en cuenta que este país logró contener la epidemia en poco menos de tres meses. Desde entonces ha reactivado su vitalidad productiva, lo que le está permitiendo incrementar a pasos acelerados la producción de bienes y servicios relacionados con la salud; y se ha convertido en la economía que más está suministrando esos bienes al resto de los países del orbe. No es descartable que para fines de año China logre recuperar lo que perdió en su primer trimestre, la crisis que se originó en su territorio, paradójicamente puede terminar por catapultar su posición como gran potencia económica. China, como el primer importador mundial de crudo, le está favoreciendo también la depresión de los precios internacionales del petróleo y aprovechando para incrementar sus reservas.

Sobre México se han estado dando a conocer estudios de instituciones financieras y académicos que prevén una recesión que puede ir desde el -3.5 por ciento hasta el -7 por ciento. El corporativo “JPMorgan ajustó su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana y espera una contracción de 7 por ciento para este año, derivado de un mayor impacto por el Covid-19” (El Financiero, 26 de marzo). La misma Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el 1 de abril, al dar a conocer los precriterios de política económica para el 2021, ya pronostica un rango de caída hasta del 3.9 por ciento para el presente año.

La situación de México se observa sumamente complicada. La parálisis de una parte importante de las actividades productivas que se registró en el mes de marzo, continuará cuando menos en los dos próximos meses, a fin de detener la propagación del virus. A esto se suma el efecto negativo para el sector exportador y las remesas derivado de la recesión que está viviendo la economía norteamericana.

El 2 de abril, el Departamento del Trabajo de la Unión Americana informó que el número de trabajadores que gestionaron la solicitud de subsidio por desempleo fue de 6.6 millones tan solo en las últimas dos semanas de marzo. Connacionales que caigan en desempleo reducen o dejan de enviar dólares a sus familias en México y esto significa una merma del ingreso para las familias mexicanas, impactando negativamente el mercado interno. Una caída de las exportaciones agudiza el desempleo y también debilita la demanda agregada, los dos casos terminan por reducir los ingresos fiscales del gobierno federal y de los estados.

Un tercer factor que complica la situación, particularmente de las finanzas públicas, es la caída tan pronunciada que se está observando de los precios internacionales del petróleo de exportación. Aun cuando el gobierno adquirió un seguro de cobertura de precio referenciado del barril de 49 dólares, tal y como se contempló en el proyecto de presupuesto de ingresos para el presente año, lo que ahora se desconoce es el volumen protegido. La caída de los precios internacionales del crudo, se ha trasladado, por primera vez en la historia, a una reducción del costo de la gasolina al consumidor nacional, lo cual está representando un aliento económico muy importante para las empresas y el consumidor privado.

El tamaño del problema del Covid-19, es de dimensiones gigantescas tanto de salud como financiero. El gobierno mexicano deberá realizar desembolsos descomunales en los próximos meses y a lo largo del año. Vale la pena, está de por medio la sobrevivencia misma de su población. La rigidez en el equilibrio en las finanzas públicas es insostenible. Bajo estas circunstancias Un endeudamiento por medio billón de pesos se justifica. Se van a requerir para costear el equipamiento, acondicionamiento y la contratación de recurso humano paramédico. También para cubrir el costo de programas de apoyo a la población más afectada y para evitar el quiebre de miles de empresas que saldrán perjudicadas.

Artículo publicado el 05 de abril de 2020 en la edición 897 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 904
24 de mayo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral