marzo 28, 2020 5:42 pm

ASE señala a SEPyC; desde dulces hasta bonos de 200 mil los gastos cuestionados

Enrique Villa Rivera

Durante el primer año de Enrique Villa Rivera como Secretario de Educación Pública y Cultura hubo irregularidades en el manejo de los recursos.

Un informe de la Auditoría Superior del Estado señala el uso incorrecto de recursos en la SEPyC en 2017.

Villa Rivera fue Secretario de Educación Pública y Cultura de enero de 2017 al 5 de octubre de 2018.

En 2018 la ASE auditó el ejercicio fiscal del año anterior y en 2019 notificó las observaciones y dio un plazo a la SEPyC para que las solventara; y en noviembre la Auditoría respondió cuáles observaciones no fueron solventadas.

Entre las irregularidades se encuentran pagos injustificados, compra de alimentos para el Secretario, gastos sin comprobación y adeudos de impuestos estatales.

La ASE encontró gastos por 16 mil 528 pesos por la compra de alimentos para la elaboración de desayunos en la cocina del Secretario en enero y febrero de 2017.

La lista de alimentos incluye camarones, chivo en canal, diezmillo, machaca, chilorio, pollo, huevo, falda de res, asaderas, mestizas, coricos, salchichas, leche, cereales, fresas, kiwi, lechuga y papaya.

La SEPyC respondió que los alimentos fueron para “la elaboración de desayunos que se realizaron en la cocina del despacho del C. Secretario, debido a las reuniones que éste lleva a cabo con servidores públicos de diversos niveles adscritos a la Secretaría, para tratar sobre temas de trabajo, por la intensa agenda de actividades del C. Secretario, por lo que en ocasiones es necesaria su alimentación en horarios extraordinarios y dentro de su área de labores”.

La ASE señaló que “no es justificante para efectuar gastos que no se apegan a los principios de austeridad, racionalidad, transparencia, señalados en el decreto que establece las medidas de Disciplina del Gasto, así como para el uso ordenado, eficiente y transparente de los recursos públicos”.

Durante 2017, la SEPyC no pagó la tenencia, calcomanía, y placas de los 121 vehículos con los que cuenta, por lo que tienen un adeudo con Gobierno del Estado por un millón 59 mil pesos.

De 49 vehículos que entregó en comodato al Conafe, debe 164 mil 544 pesos.

La respuesta de la dependencia fue que no contaban con recursos para cubrir esos adeudos.

La dependencia también debe al Gobierno del Estado 4 millones 332 mil 145 pesos del Impuesto sobre Nómina del ejercicio fiscal de 2017.

Por esa observación, la Sepyc no envió ninguna respuesta a la ASE.

“La Auditoría Superior del Estado de Sinaloa informará a las autoridades del Servicio de Administración Tributaria del Estado de Sinaloa (SATES), sobre un posible incumplimiento de carácter fiscal detectado en el ejercicio de las facultades de fiscalización, por concepto de lmpuesto Estatal Sobre Nómina”, señala la Auditoría.

En la gestión de Villa Rivera hicieron 46 pagos a 22 trabajadores por 2 millones 586 mil pesos por “Apoyo Económico por Productividad y Eficiencia”

Los mayores apoyos fueron para Raúl Gazca Cervantes con 206 mil pesos, Saúl Lara Espinoza, con 200 mil pesos; Julio León Rodríguez con 216 mil pesos; Carlos López Portillo con 200 mil y Leopoldo Colín Partida con 180 mil.

La SEPyC envió documentación para comprobar los gastos pero la ASE determinó que no se solventaba la observación debido a que no hay criterios o lineamientos para el otorgamiento de esos apoyos y tampoco proporcionaron los comprobantes fiscales de los pagos.

Otros 22 trabajadores recibieron apoyo económico por trabajos extraordinarios por un monto total de 104 mil pesos y la SEPyC tampoco los pudo justificar con la documentación que presentó.

Durante la auditoría se detectó una lista de 148 trabajadores que adeudan a la dependencia 519 mil pesos de años anteriores, con montos que van de los 180 a los 13 mil pesos, pero la dependencia no proporcionó ninguna información para solventar esa observación.

En la Dirección de Recursos Materiales los auditores localizaron gastos sin comprobar por 594 mil 747, de los cuales la dependencia pudo justificar 311 mil.

Los 283 mil pesos que no pudo comprobar fueron gastados en diversos artículos, entre los que se encuentran registrados como compras de mil bolsas de dulces, mil sándwiches, 600 comidas y 13 blusas,

En la auditoría detectaron pagos por la realización de eventos de Atención a la Niñez Migrante y Atención a Educación Especial, por un millón 263 mil pesos en hospedaje y alimentación sin tener documento que compruebe que se llevaron a cabo.

Para comprobar los gastos, la SEPyC envió documentos como listas de asistencia y programas de actividades pero eran de eventos que se realizaron en otras fechas o que todavía no se llevaban a cabo.

Durante la auditoría seleccionaron a 18 proveedores de bienes y servicios con los que la dependencia tiene adeudos y encontraron diferencias entre el saldo que registra la SEPyC y el de los proveedores.

Según la dependencia en total adeuda 21 millones 827 mil pesos y según los proveedores la deuda es de 55 millones 711 mil pesos.

La ASE requirió explicación sobre la diferencia de 33 millones de pesos pero la SEPyC no la envió.

Por cada una de las observaciones la ASE emitió una promoción de responsabilidad administrativa para que la autoridad competente realice las investigaciones por las acciones u omisiones de los servidores públicos que incumplieron con las disposiciones legales.

La ASE observó que hubo una incorrecta supervisión y administración de los recursos.

Artículo publicado el 16 de febrero de 2020 en la edición 890 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 895
22 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral