abril 5, 2020 12:20 pm

La tercera guerra mundial

irán

Los asesinatos en Sinaloa son un sube y baja en el último cuarto de siglo. Uno donde se sube más de lo que baja. Uno que históricamente demostró que una vez arriba, por más que se baja no vuelve al mismo punto nunca.

En los últimos 25 años, toda una generación, hay dos momentos históricos en la violencia: uno donde se aprendió a vivir en violencia, de las más altas del país, y se asoció al narco; y un segundo momento donde aprendimos que lo peor todavía puede empeorar más, y que cuando piensas que entiendes la violencia nos vuelve a sorprender.

El primer momento, en la década de los 90 del siglo XX y el primer lustro del 2000, los asesinatos rondan los 500 por año. Son los sexenios de Renato Vega Alvarado (1993-1998), con todos los años con más de 600 asesinatos, aunque nunca llegó a 700; y de Juan S. Millán (1998-2004) con alrededor de 500 crímenes por año, nunca llegó a 600, casi todos los años redujo el número, excepto en el cierre del mandato. Es cuando los millenians aun no nacían, o en eso estaban.

El segundo momento es donde se descompone todo, de 2008 a la fecha, los últimos 12 años de nuestras vidas. Tres gobernadores: Jesús Aguilar (2005-2010), Mario López (2011-2016) y el actual Quirino Ordaz. Los asesinatos siempre pasan de mil, excepto tres años: 2014, 2015 y el pasado 2019. Desde que se rebasó la barrera de los mil por año (ese 2008), ha sido una meta casi imposible intentar no formar parte de los estados del país que cuentan más de mil asesinatos en el año.

Por eso 2019 está con la cifra más baja de asesinatos en los últimos 12 años: con 935. Pero aun así muy lejos del primer periodo histórico de estos últimos 25 años, donde se cometían la mitad de esos crímenes por año.

 

Margen de error

(Meme) Por toda esta explicación, que el mundo empiece a hablar de la tercera guerra mundial en 2020, suena a chiste malo: Que si el Presidente estadounidense Donald Trump presionó el botón de la tercera guerra mundial al ordenar el asesinato de un general en Irán (del que nadie sabe en este lado del mundo pronunciar su nombre). Que si desestabiliza al medio oriente y los precios del petróleo se disparan.

El mejor de los memes que se regaron en redes sociales al respecto es sobre México. Mientras en Europa el miedo es real, hace un siglo estaban cavando trincheras en la primera guerra mundial, de este lado del planeta hablar de una guerra mundial es motivo de chiste. Ese mejor meme es un mapa, donde se pide puntería al posible agresor: pone una flecha en Estados Unidos y otra en México, pidiendo no equivocarse, dónde sí y dónde no. Pero ese meme tiene además la frase nosotros nos estamos matando solitos.

La frase es cruelmente cierta. En México llevamos 25 años —y quizá más, si tomamos en cuenta los 25 años anteriores— matándonos entre nosotros mismos. No hay ningún enemigo externo. No somos los únicos en el planeta en esa circunstancia, pero aquí no se trata de enfrentamientos étnicos, luchas territoriales o disputas por el poder político, sino de una guerra por el poder de los delitos, especialmente el negocio de las drogas (aunque no solo las drogas).

 

Mirilla

(Menos de mil) Sinaloa tiene casi medio siglo con más muertos que días. Si bien 2019 reduce el número de homicidios con respecto a 2018, es tan raquítica que apenas si se nota cuando en el estado se cometen en promedio 2.5 asesinatos por día. El año pasado se cometieron tres diarios, y el 2017 más de cuatro, en promedio.

Hay una disminución apenas perceptible entre un año y otro, pero al fin reducción. El sube y baja está ahorita en la etapa de que baja, baja, pero no suficiente.

Menos de mil pareciera ahora una meta titánica, cuando en el país los asesinatos aumentaron este 2019 con respecto a 2018, que ya fue histórico por el alto número de homicidios.

En Sinaloa no puede echarse la culpa al jueves negro, el 17 de octubre de 2019 cuando intentó el gobierno de López Obrador capturar a Ovidio Guzmán, uno de los hijos del Chapo. La estadística no muestra un impacto sobresaliente ni en octubre, ni en los meses que siguieron. Por tanto este resultado no tiene nada que ver con la operación Ovidio.

Si menos de mil asesinatos en un año es una meta, menos de 100 en un mes debe ser otra meta en Sinaloa. En 2019 ningún mes pasó de 100 asesinatos, y eso no ocurrió en ninguno de los dos años anteriores con menos de mil asesinatos: ni 2014, ni 2015.

En la primera etapa de esta violencia del último cuarto de siglo en Sinaloa y en México, los meses nunca alcanzaron 100 asesinatos. Aquella normalización era mantenerse entre 50 y 60 asesinatos por meses. Es una época lejanísima.

Si queremos una comparación relativamente cercana hay que remontarse a 2007: sin meses de 100 asesinatos y en la normalización de los 50 y 60 por mes.

 

Primera cita

(El dedo y la mano) Es claro que un solo delito, como en este caso el del homicidio, no explica por sí solo el fenómeno completo de la violencia. Este periodo en México es más que solo los crímenes. Sin embargo, al homicidio están asociados otros delitos, mantienen un comportamiento similar casi como una copia: robo de autos, secuestros o desapariciones…suben o bajan según se comporte el homicidio.

El asunto es que nos hemos dedicado a ser rigurosos en contar y medir. En asociar la violencia a la política. Las reducciones delictivas obedecen a arreglos desde el poder político con algunas de las facciones que controlan el crimen, y no a políticas públicas a largo plazo para atacar la violencia.

Cuando llega a presentarse una medida exitosa, que ha ocurrido en muchas partes de México, no sobrevive el cambio de autoridades y se olvida.

2020 lo que anticipa es esta continuidad de sube y baja. Porque la tercera guerra mundial hace mucho que está en México: nos estamos matando solitos(PUNTO)

 Columna publicada el 05 de enero de 2020 en la edición 884 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 897
05 de abril del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral