Salvador Alvarado entre los 40 municipios con más ‘ordeñas’ a Pemex

robo combustible1

Salvador Alvarado es uno de los 40 municipios con más tomas para ordeña de combustible a instalaciones de Pemex en el país, de acuerdo a una publicación del diario Reforma.

En el 2015 señala que sobresalían Culiacán y Mocorito, mientras que en Salvador Alvarado se detectaron tres y para 2018 la cifra  en ese municipio aumentó a 81.

De acuerdo a información obtenida vía Infomex por Reforma, la Sedena informó que al cierre de 2018, los soldados dieron cuenta de 6 mil 333 “piquetes” a ductos de Petróleos Mexicanos en el país.

“El Ejército tiene focalizada la ‘ordeña’ en 40 municipios de Tamaulipas, Guanajuato, Baja California, Sinaloa, Jalisco, Veracruz, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Morelos y Michoacán”, señala.

“El problema más grave es en: León, Salamanca, Irapuato, Pénjamo y Silao, en Guanajuato; Altamira, González y Tierra Blanca, en Tamaulipas; Cuitzeo, en Michoacán, y en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco”.

Un general de brigada en activo mencionó a Reforma que el robo de combustible va en ascenso, sobre todo en municipios donde anteriormente no había afectación.

“Esos movimientos de los criminales de un ducto a otro se deriva de la implementación de operativos”, mencionó.

“El caso de Tecate, en Baja California, claro que nos debe de poner a trabajar porque en ese municipio el personal no encontró más que cinco tomas en 2015 y nos cierra 2018 con 39 tomas, ya le encontraron el modo a es ducto y seguro va a seguir subiendo”, ejemplificó.

Axapusco y Otumba, en el Estado de México, pasaron a ser focos rojos: en el primero el Ejército detectó dos tomas clandestinas en 2015 y 120 en 2018, y el segundo fue de tres tomas ilegales a 139 puntos de ordeña.

“Y ahí vienen otros municipios en el Edomex que van a comenzar a dar problemas, uno de ellos es Ixtlahuaca, Huehuetoca y Teotihuacán, donde se debe trabajar desde ahora”, alertó.

En Hidalgo, Cuautepec se disparó a 233 tomas clandestinas en 2018, cuando en 2015 apenas el Ejército reportó tres piquetes a ductos, mientras que Tlajomulco, en Jalisco, pasó de 12 tomas clandestinas en 2015 a 157 en 2018.

Michoacán, una entidad que estaba apartada de los huachicoleros, comenzó a resentir la ordeña en Cuitzeo, que cerró 2018 con 512 tomas clandestinas localizadas por las tropas militares. Copándaro y Tarimbaro, que no existían en el mapa del huachicol, reportaron 177 y 176, respectivamente.

Morelos también brincó a los militares, en especial el Municipio de Huitzilac, que pasó de una toma clandestina en 2015, cero en 2016 a 128 en 2017. El año pasado registró 83 debido a las operaciones militares, lo que llevó a los huachicoleros a voltear hacia Cuernavaca.

En Puebla, el municipio de San Martín Texmelucan, que pasó de dos tomas clandestinas localizadas por soldados en 2015 a 228 en 2018.

En Sinaloa, destaca que mientras en 2015 se centraron en el tramo del Municipio de Salvador Alvarado, que subió de tres tomas clandestinas en 2015 a 81 en 2018.

Hasta el cierre de 2018, Guanajuato lideró la ordena del poliducto de Salamanca-Tula, principalmente en los tramos que atraviesan Irapuato, Salamanca, Pénjamo y León.

En Jalisco repuntan los municipios de Zapotlanejo y Tlajomulco. En ambos estados los poliductos de 16 pulgadas Salamanca-León y Salamanca-Jalisco, con una operación de 23 mil y 80 mil barriles al día, son constantemente saboteados por los huachicoleros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 855
16 de JUNIO del 2019
COLUMNAS
OPINION
Ñacas y Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

DEPORTES