abril 13, 2021 2:29 PM

Mil 138 desaparecidos y secuestrados en Sinaloa, la cifra más alta en los últimos 3 años

privación 1

David Jesús y Carlos corrieron con la misma suerte. Ambos pudieron escapar de sus captores minutos después de que los privaron de su libertad en hechos distintos.

Después de haber sido “levantados” por hombres armados pudieron bajar de los vehículos en los que eran trasladados y huir.

David fue privado de su libertad el domingo 9 de diciembre y forcejeó cuando lo llevaban en un automóvil, lo que provocó que el conductor chocara y sus captores bajaron del auto, huyeron y ahí lo dejaron.

Lea: Desaparece abogado en Mazatlán y familia pide a Dios lo libre de hombres violentos https://bit.ly/2BrQEpr

A Carlos lo llevaban con las manos atadas con cinta y pudo bajar del vehículo, pero le dispararon mientras corría y quedó con varias heridas.

Los dos hombres son parte de las mil 138 personas que entre enero y octubre de este año han sido víctimas de delitos contra la libertad personal.

Entre esos delitos están considerados privación de la libertad, secuestro, rapto, desaparición forzada de personas y contra la libertad laboral.

Durante 2018, la comisión de delitos contra la libertad repuntaron en comparación con años anteriores, y hasta octubre la estadística ya superaba a los cometidos en los últimos tres años.

En 2015 se cometieron 623 delitos, en 2016 subió a 811 y en 2017 aumentó a mil 70.

Entre enero y octubre de este año se cometieron siete secuestros, seis raptos, tres tráfico de menores y mil 122 de otros delitos que atentan contra la libertad personal.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública establecen que en 10 meses se cometieron 68 delitos más que durante todo el año pasado.

Entre enero y diciembre de 2017 fueron 11 secuestros extorsivos, un secuestro para causar daños, dos secuestros exprés, 56 raptos, uno de tráfico de menores y 999 fueron de otro tipo de delitos contra la libertad.

En 2016 cometieron 11 secuestros extorsivos, un secuestro con calidad de rehén, dos secuestros exprés, 45 raptos y 752 otros delitos.

Durante 2015 ocurrieron cuatro secuestros extorsivos, seis secuestros con calidad de rehén, un secuestro para causar daño, un secuestro de otro tipo, 50 raptos y 561 delitos de otro tipo contra la libertad.

Las estadísticas no desglosan el delito de desaparición.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas actualizado hasta abril de este año, indica que en el estado hay 3 mil 27 personas desaparecidas, de las cuales 222 son de 2018.

En todo el país se contabilizan 36 mil 625 personas desaparecidas.

La entidad con el mayor número de desaparecidos es Tamaulipas con 5 mil 990, seguido del Estado de México con 3 mil 890, Jalisco con 3 mil 362 y Sinaloa con 3 mil 27.

Para la Comisión Nacional de Derechos Humanos la desaparición de personas deriva de la conjunción de corrupción, impunidad, violencia, inseguridad y colusión de diversas personas servidoras públicas con la delincuencia organizada, aunado a los escasos resultados obtenidos por las instituciones de procuración de justicia, tanto en la búsqueda y localización de las víctimas como en el conocimiento de la verdad de los hechos que originaron la desaparición y en la identificación de los involucrados.

 

Escape a la libertad

La mañana del 9 de diciembre, David, de 21 años, fue subido por la fuerza a un automóvil Sentra por hombres armados.

En el trayecto, el joven empezó a forcejear con sus captores cuando circulaba por la avenida Álvaro Obregón a la altura de la colonia Amado Nervo.

En el forcejeo el chofer perdió el control del volante y se impactó contra una camioneta, conducida por una mujer que se descontroló y chocó contra una estructura metálica.

Tras el choque los captores de David huyeron y dejaron abandonado el vehículo y a la víctima.

David sufrió fractura de cadera y golpes en varias partes del cuerpo.

La conductora de la camioneta y tres niños que viajaban con ella también resultaron con golpes.

El joven narró a los policías que lo había privado de su libertad minutos antes por lo que quedó bajo custodia policial en el hospital donde fue internado.

Carlos, de 40 años, también logró escapar pero quedó gravemente herido con varias heridas de bala en el cuerpo.

A él lo levantaron la tarde del 11 de mayo en la colonia Benito Juárez.

Lo llevaban con las manos encintadas y el rostro cubierto en un automóvil, del cual logró bajar y correr, pero sus captores le dispararon en varias ocasiones y se fueron.

Carlos quedó herido, por lo que fue internado en un hospital.

 

Pocos casos ante el Juez

La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene poca efectividad en el esclarecimiento de los delitos contra la libertad personal.

Según estadísticas del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, son pocos los casos que llegan ante los jueces.

El año pasado, apenas judicializaron 31 casos, de los cuales 12 fueron secuestros, 18 privaciones de la libertad y una desaparición forzada.

En 2016, la FGE llevó ante el Juez 35 asuntos, 11 secuestros, 14 privaciones de la libertad, ocho raptos y dos desapariciones.

En 2015 el Poder Judicial inició 50 procesos, de los cuales 13 son por privación de la libertad, 34 secuestros y tres raptos.

 

Privado de la libertad para robar

Este año, uno de los detenidos por privación ilegal de la libertad fue Adrián, de 28.

En mayo pasado llegó caminando y herido hasta un puesto de comida en el fraccionamiento Colinas de la Rivera, donde sacó una pistola y amenazó a uno de los comensales y lo obligó a abordar su vehículo.

Ya a bordo del automóvil, Adrián dijo a la víctima que lo llevara a una farmacia y se trasladaron hasta la más cercana.

Cuando llegaron el herido bajó del vehículo y dijo a la víctima que lo esperara ya que si se iba, lo mataría porque ya sabía dónde vivía.

Adrián entró a la farmacia con la pistola en la mano y exigió que le entregaran material para curar la herida, por lo que le entregaron alcohol, agua oxigenada, gasas, vendas elásticas, ibuprofeno y una venda auto adherible.

Cuando salió para abordar otra vez el vehículo, llegaron elementos de la Policía Municipal que fueron alertados de la privación de la libertad en el negocio de comida y ubicaron el vehículo en la farmacia.

El detenido fue acusado por los delitos de privación ilegal de la libertad y robo.

Artículo publicado el 16 de diciembre de 2018 en la edición 829 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos