abril 18, 2021 2:14 AM

3 idiotas

 

idiotas

El avión está a punto de despegar cuando Beto (Germán Valdez) recibe una llamada de Isidoro (Vadhir Derbez), quien asegura saber dónde se encuentra Pancho (Alfonso Dosal), el alumno de la universidad que un día desapareció sin decir nada, por lo que deberá ingeniárselas para que lo bajen del vuelo.

A Felipe (Christian Vazquez) también lo agarran desprevenido, y ni se fija que casi sale a la calle en calzones para reunirse con su amigo y ese compañero engreído que se supone sabe del paradero del mejor estudiante de su generación, al que quiere demostrarle que es más exitoso que él y cobrarle una apuesta.

La cinta 3 idiotas (México/2017), dirigida y escrita (entre otros) por Carlos Bolado, tenía todo para seguir cabalmente los pasos de 3 Idiots (India/2009, de Rajkumar Hirani), en la que está basada, pero prefirió “adaptarla” al contexto mexicano, restarle minutos y, por supuesto, la echaron a perder: si no se cuenta con la creatividad necesaria y si ya hay un patrón a seguir, tan sencillo como recorrerlo.

Son varios elementos claves en la cinta del 2009 que la versión de 2017 no incluyó, y ese es el problema. En la primera, Rancho (Aamir Khan)/Pancho y Pia (Kareena Kapoor)/Mariana (Martha Higadera) se conocen de una manera más interesante, cuando él y uno de sus amigos se cuelan en la boda de la hermana de ella, sin saber de quiénes son hijas; las razones que el chico le da a la chava para que deje a su novio, al que le interesa mucho resaltar cuánto se gasta en ropa y zapatos de marca, tiene mayor efecto en la película hindú.

Hay una frase que es el sello e identidad de Rancho en el filme de hace ocho años, que la dice constantemente a lo largo de la historia, para indicar que “todo está bien”: “All is well”, lo cual es parte de su autenticidad y capacidad para vencer los obstáculos. En la película actual, Pancho sólo se limita a mencionarla sin sentido ni justificación unas cuantas veces.

En la versión original el director de la escuela posee un objeto que uno de sus maestros le dio con la consigna de que él, a su vez, la regalara a un estudiante brillante. Este aspecto sumamente emotivo, tampoco se expresa de igual forma en la adaptación de Bolado.

Las razones por las cuales Rancho/Pancho desaparece sin que nadie pueda saber de él, son diferentes en cada cinta. De nuevo, es en la del 2009 en la que mejor funciona este recurso. Pasa lo mismo cuando Chatur/Isidoro sabe quién es en realidad ese que cree un mediocre.

Otro dato es que los mejores amigos de Rancho/Pancho estudian algo que no les agrada, sólo por seguir una tradición y darles gusto a los padres. La versión mexicana también falla en el mensaje que da en este sentido: muy superficial y sin afectividad —agregue que la familia del Felipe Hindú está más bien representada, al menos no hicieron mofa de un estereotipo de género que deja muy mal parada a la cinta de azteca.

Hay más aspectos significativos de la película hindú —el ritual de estudiante de nuevo ingreso, el por qué del suicidio de un alumno, el chavo que se la pasa en la universidad pero no estudia, el nacimiento de un bebé, los números musicales—, pero supongo que ya quedó claro que la mexicana fracasó, incluso, hasta en las actuaciones. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos