miércoles, mayo 25, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Conexiones reales para un país de ficción

whatsapp-image-2017-03-21-at-20-28-29

En El Lápiz, el cuento de Raymond Chandler, cuando la mafia marca un nombre nunca más podrá estar a salvo. Marlowe el sabueso envidiable, tan brillante que podría ser visto en la oscuridad, concluye además que en esa profesión nadie está a salvo.

El país entero está convertido en una novela negra, la historia política y de la vida diaria termina por copiar irremediablemente todos los elementos del género, en este mundo raro donde es la vida quien le copia al arte. Enterarse de los sucesos al momento es como una lectura por entregas parciales de la gran historia, tal cual las publicaciones noveladas en el siglo XIX.

Rodolfo Walsh, el periodista y escritor argentino quien justo este día cumple 40 años de haber sido asesinado por la junta militar que tomó el poder, se anticipó al new journalism que tan famoso hizo a Truman Capote por lo menos con un lustro. Operación Masacre, novela que cumple 60 años de publicada, es anterior a A sangre Fría. Walsh reporteó la novela como si se tratara de un reportaje, una sola frase lo fue llevando a ser infinitamente escrupuloso en ese reportaje que fue escribiendo como si fuera una novela: “Hay un fusilado que vive”, le dijeron, como si se tratara de un muerto con permiso especial para haberse salvado de aquella operación que da título a la novela, un fusilamiento de la junta militar.

El comandante Splinter, Jesús Alberto López Vargas, un oficial de la policía de Culiacán que fue asesinado justo enfrente de las oficinas de la corporación, sobrevivió menos de dos meses a un intento de privación de la libertad. En enero, se aproximaba a su casa después del turno cuando un comando armado intentó llevárselo, evadió a las dos camionetas que le cerraban el paso y libró una inminente captura. Él iba a ser el cuarto elemento de la policía de Culiacán en ser privado de la libertad en menos de una semana. Ese día, el viernes 27 de enero, tres de sus compañeros, todos ellos de la misma compañía en la corporación, seguían desaparecidos. Empezó con Israel Ruiz Félix, a quien capturaron en la colonia Esthela Ortiz el sábado 21; el lunes 23 Josima García Ruiz; el jueves 26 José Antonio Saavedra…y al día siguiente Splinter burlaba una intentona por sumarlo.

Leonardo Sciascia, el autor italiano traducido y ampliamente estudiado por Federico Campbell, habló en el siglo pasado de la “sicilianización del mundo”, ofreciendo una claridad hasta entonces no entendida de que el poder invariablemente se ejerce de una manera mafiosa. Sciascia es pródigo en frases magistrales que explican a Sicilia, a Italia, a México y a Sinaloa. Escribió: “Tener poder es tener impunidad…ninguna verdad se sabrá respecto a hechos delictuosos que tengan que ver, así sea mínimamente, con la gestión del poder.”

Pero si López Vargas se libró del grupo armado que pretendía detenerlo a finales de enero, el 19 de febrero Jorge Eusebio Soto Bustamante no logró evadir a sus captores y se convirtió en el cuarto elemento de la policía municipal privado de la libertad. A diferencia de los otros tres que seguían desaparecidos en aquel momento y que hasta ahora no se ha sabido de ellos, a Eusebio se lo llevaron de un punto en la colonia Infonavit Humaya y lo asesinaron horas después en San Pedro, Navolato.

Dice José Emilio Pacheco que Vicente Leñero se encargó de una labor fundamental para un país. Hizo por México lo que Sciascia por Italia: “Cuando todo está envuelto en la mentira, solo queda la literatura para decir la verdad.”

 

Margen de error

(Burla) Que el Fiscal Juan José Ríos Estavillo se anticipe a decir que no hay conexión entre las desapariciones de policías es torpemente precipitado. Principalmente porque hasta ahora no han articulado qué fue entonces lo que sucede con cada caso. Al decir el Fiscal que no han encontrado “elementos para acumular las carpetas”, está revelando que en realidad no han encontrado absolutamente nada.

Mal inicio es ya para Ríos Estavillo seguir los pasos de su antecesor, llenado carpetas con documentos que nada dicen y que a nada conducen en la investigación.

La desaparición de cuatro policías, el asesinato de otros dos municipales de Culiacán –sin contar a otros agentes que en el inicio de este gobierno han sido asesinados, entre ellos un comandante de la Estatal Preventiva- es la investigación criminal principal del arranque de este gobierno. La que tendrá la conexión con otros casos. Incluso sobre la situación interna de las corporaciones.

 

Primera cita

(Fuga) ¿De qué mas estará enterándose el nuevo gobierno en los próximos días, meses o años? Si el equipo de Quirino Ordaz tardó 75 días en darse cuenta de las celdas de lujo y las fiestas en el penal. Una fuga además anunciada, inminente, donde los únicos que no sabían eran los secretarios de gobierno y seguridad pública, qué otra sorpresa se le tiene deparada.

El argumento de que no recibieron ruinas, de que los procesos estaban colapsados, no seguirá aplicando. Menos cuando no se ha tomado una sola acción contra los acusados verbalmente de tal desastre.

 

Deatrasalante

(Walsh) Rodolfo Walsh ya era un famoso periodista y cuentista cuando la noche del 25 de marzo de 1977, hace 40 años, desapareció. Argentina vivía uno de sus periodos sangrientos con un grupo de militares en el gobierno. Antes, Walsh ya había sepultado a su hija, participante en las movilizaciones armadas contra el gobierno y que fue asesinada en un tiroteo.

Un día antes de la desaparición, Walsh había escrito Carta abierta de un escritor a la junta militar, calificada por García Márquez como una obra maestra del periodismo universal. El recuento del escritor es puntual y desolador: Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror.

Apenas llevaba unas horas circulando la carta en Buenos Aires al cumplirse el primer año de la junta militar del general Videla en el poder, cuando los milicos emboscaron a Walsh y aunque intentó defenderse con su arma, lo detuvieron y nunca más se volvió a saber de él. Al año siguiente Argentina sería sede del mundial de futbol, serían campeones, y la junta militar se quedó otros cinco años gobernando (PUNTO)

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.