Punto de nostalgia: En la avenida Ruperto L. Paliza, ronda el espíritu de José Sabás de la Mora

 
revolución 2
La  Ruperto L. Paliza es una avenida, cómo ustedes saben, paralela a la casi ya terminada de reconstruir Álvaro Obregón, entre las calles Ángel Flores y la Cristóbal Colón; debido a las obras, día a día, se vive el ruidaje de un conglomerado que se manifiesta con mentadas, bocinazos, manotazos y muecas, todo ello, debido al caos que produce la concentracióntumultuosa de gente y vehículos; de éstos, los camiones urbanos los más odiados. Entre este hervidero, imaginé que José Sabás de la Mora se pasea, se divierte, y tal vez, también sufre por tanto jaloneo. Una importante misión, que el destino le endilgó, por su posición de personaje importante en tiempos de la Revolución Mexicana. Ahí, en una casa ubicada a espaldas del ahora Palacio de Gobierno, más conocido como La Casa Blanca, el primero de junio de 1911, un grupo de chacales cegó su vida de forma salvaje y cobarde.
¿Pero quién fue José Sabás de la Mora? Nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, el 5 de diciembre de 1882. Llegó a ser alto, atlético, de tez clara, cabello oscuro y ojos verdes. Su rostro apacible solía tomar una figura seria, pero su nariz aguileña le confería un aire fiero, lejano a su alma apacible y madura. A los 16 años se tituló de maestro normalista y empezó a trabajar en Santiago Ixcuincla, Nayarit. Estudió Ingeniería Civil por correspondencia, esto le ayudó mucho en su formación intelectual. Fundó un periódico en la escuela Normal, lo editaba a mano, junto con un grupo de compañeros normalistas. Su vocación era el periodismo. Se trasladó al puerto de Mazatlán donde fue nombrado Director de Educación, puesto que desempeñóhasta el final del mandato de su superior Martiniano Carvajal.
En el año de 1901, Sabás de la Mora fue nombrado Director de la Escuela de Varones en Mocorito. Eulalia Robledo, maestra normalista, tomó las riendas de la Escuela de Niñas. Ambos maestros contrajeron matrimonio el 6 de noviembre de 1906; los asistentes fueron elegantes, vestidos a la usanza francesa impuesta en aquellos tiempos por el Presidente Porfirio Díaz. Y las fiestas eran un derroche de viandas de olores exóticos, vinos y música de piano, chelo y violín.
El maestro Sabás pronto se abrió espacio en la sociedad del lugar, y colaboró en la fundación del  periódico La Voz del Norte. En 1911 fue nombrado Delegado por Sinaloa para asistir a una convención nacional a la ciudad de México. Llegando allá, su compañero y también delegadoHerlindoElenes Gaxiola, murió de difteria. Un hecho de presagio maligno. Las revueltas revolucionarias empezaron a manifestarse por todo el país.
Empezando el mes de abril de 1911, Sabás de la Mora fue nombrado por el Gobernador Diego Redo para que ocupara la Prefectura de Cosalá —la prefectura es lo que ahora desempeña un Presidente Municipal—. A principios de mayo fue sitiado el pueblo cosalteco. Más de 800 hombres al mando de don Claro Molina y Miguel Vizcarra, tomaron el pueblo que no tenía ni un soldado para defenderlo.
Sabás de la Mora, ajeno a los menesteres de la guerra, tuvo el valor de fortificarse en la Prefectura con 40 jóvenes valientes. A los once días sin víveres, ni agua, tuvieron que rendirse. El Prefecto se presentó ante los rivales para anunciar su rendición. El 24 de mayo, Sabás de la Mora telegrafió a su familia en Mocorito que al día siguiente saldría para unirse con ellos. No pudo hacerlo. Llegó a Culiacán que también estaba sitiado por Maderistas. La situación era caótica, había destrozos e incendios por toda la ciudad. El Gobernador Diego Redo, el 31 de mayo decidió rendirse, pidió entre sus colaboradores a un mensajero que llevara la rendición ante el enemigo, cuyo jefe era Ramón f. Iturbe. Nadie alzó la mano, fue entonces que Sabás de la Mora se propuso para la misión.
Llevando un salvoconducto firmado por el Gobernador del Estado,Sabás de la Mora echó a caminar por las calles arriesgando la vida, pues había escaramuzas entre los bandos militares y los guerrilleros Maderistas; franqueando esos peligros, llegó, al filo de las dos de la madrugada del día primero de junio, a la fábrica de hilados El Coloso, misma que ardía incendiada por los Maderistas. No encontró a Iturbe; alguien le informó que andaba por la estación del ferrocarril; hacía allá se dirigió, pero al llegar a la altura de donde ahora está el Mercadito Rafael Buelna, fue detenido y apresado por Antonio Franco y Melquiades Meléndez, conocidos chacales duranguenses y 16 más que les acompañaban. Éstos identificaron a Sabás de la Mora como “El Famoso de Cosalá”, su hazaña vivida en aquel lugar serrano, aunque todavía no había celular, ni redes sociales, ya se sabía por toda la región.
A pesar del salvoconducto y valiéndoles la misión que llevaba, amarrado se lo llevaron a una casa que tenían como punto de resistencia, precisamente a espaldas del entonces Hospicio para señoritas, ahora Ayuntamiento. Un cura de apellido Esparragoza, se enteró de la situación y fue a pedir clemencia por Sabás de la Mora. Franco y Meléndez dijeron: no tocaremos al prisionero hasta recibir órdenes de Iturbe. Salió el religioso de aquella madriguera, apenas había caminado 20 metros cuando escuchó las descargas que pusieron fin a Sabás de la Mora.
Un año después, en el Puente Cañedo, hoy Hidalgo, Franco y Meléndez fueron fusilados públicamente. En honor deSabás de la Mora, el gran poeta Enrique Martínez le dedicó unos versos que denominó: “En la muerte de mi amigo José Sabás de la Mora”.
Nota.-Si ahora se pudiera fusilar a todos los traidores y chacales que mantienen a nuestro país hundido en la injusticia y la impunidad, no alcanzarían todos los puentes culichis para darles lo que se merecen: fusilamiento. Por ahora, hemos de conformarnos con manifestarles nuestro desprecio.
www.leonidasalfarobedolla.com
 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1101
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.