Negocio en litigio

fraude terreno 1
 
Presunto fraude millonario en la Plaza Sendero
 
 
Una megaplaza comercial se edifica el norte de ciudad en tiempo récord, pero oculta un supuesto fraude inmobiliario, pues se levanta en un terreno en disputa y cuya venta se ha desahogado en tribunales desde mayo de 1984.
El pionero de la exportación de tomate en el norte de la Sinaloa, Martín Estrada Ussher, quien reclama el predio como de su propiedad, denunció que en el mega fraude inmobiliario tienen participación políticos locales, estatales y funcionarios, quienes han permanecidos ocultos afectando a placer los intereses comunitarios de miles de mochitenses.
Se trata de la plaza Sendero Mochis, que se edifica en una superficie de 13 hectáreas ubicada entre los bulevares Antonio Rosales y Adolfo López Mateos, y entre el Justicia Social y camino abierto. El predio, que colinda con la Universidad Autónoma de Sinaloa, era lo que en los años ochenta se conocía como la Aviación, donde funcionaba el aeropuerto de la ciudad.
La plaza considera una inversión total de 950 millones de pesos para edificar 186 locales y mil 680 cajones de estacionamientos en 8 meses y medio. La primera piedra será colocada este próximo 5 de febrero y la última el 30 de agosto del 2016. La obra generará cuatro mil 500 empleos.
La plaza es construida por los inversionistas Grupo Acosta Verde y Equity International (EI).
El predio se encuentra en disputa entre Martin Estrada Ussher y Brígido Vega Chavira (finando) desde 1984.
En el conflicto original, Estrada Ussher demostró que 18 de mayo de 1984 pagó un anticipo de 4 millones 849 mil 588 pesos con el cheque de caja 158/1123228, por el predio con clave catastral 09-006-0016 a que se refiere el contrato de Promesa de Compra venta del 7 de noviembre de 1983, realizado con Eduardo McGregor Beltrán, entonces apoderado legal de Inmobiliaria Ahomense, como albacea de los bienes recogidos a la familia de Aarón Sáenz, quien entonces liquidó el ingenio Mochis. El pago lo recibió el entonces Delegado Regional Zona Noroeste de Azúcar S.A. de C.V. El documento no pasó a cuentas de la paraestatal, sino que el 24 de mayo de 1984 fue pagado en efectivo en una sucursal de Banoro.
Cuatro años después del pago, en 1988, Estrada Ussher inicia el juicio civil 2094/88 en el Juzgado de Primera Instancia del Ramo Civil exigiendo la escrituración del terreno, toda vez que el entonces Subgerente Administrativo y Financiero de la Compañía Azucarera de Los Mochis (Calmsa), José Gustavo Casillas Bourhene, retenía la facturación del predio.
Y mientras se desahoga el juicio civil, aparece un supuesto apoderado legal de Inmobiliaria Ahomense, Juan José Paullada Figueroa, quien suscribe un contrato de compra venta del predio de la aviación con Brígido Vega Chavira, el cual se registra el 4 de julio de 1996. El contrato da pie a la escritura pública del terreno, presuntamente comprado en subasta pública.
Estrada Ussher asegura que el alegato para anular la escritura pública y operaciones posteriores es simple: Juan José Paullada Figueroa nunca fue apoderado legal de Inmobiliaria Ahomense en la fecha de referencia por lo que no tenía poder legal para realizar operaciones de compra venta de terrenos; el poder presentado ante el notario es falso; la subasta pública nunca fue convocada porque no hay registro de ella, por lo que la compra venta de Brígido Vega Chavira es ilegal.
Luego de desahogar algunos expedientes civiles y de amparo, Estrada Ussher acaba de comenzar un juicio civil de nulidad de la escritura pública 9 mil 819 inscrita en el volumen vigésimo noveno, libro uno el 4 de julio de 1996 en favor de Brígido Vega Chavira.
Aún y cuando el litigio no tiene sentencia, el grupo Acosta Verde inició la construcción de la Plaza Sendero.
Jesús Acosta Castellanos, director general del Grupo Acosta Verde, negó que el proyecto oculte un megafraude en perjuicio de mochitenses, y aseguró que todo estaba legal.
—¿Tienen escritura pública?
—Todo es legal.
—Aquí hay una copia, ustedes no aparecen.
—Pregunte al jurídico, por aquí anda.
Luego, se encogió de hombros y se retiró.El jurídico no apareció.
El alcalde de Ahome, Arturo Duarte García, se lavó las manos entorno a la presunta estafa a los inversionistas locales en la Plaza Sendero.
“Nosotros no invertimos ni promovimos nada. Únicamente dimos las facilidades fiscales para que la inversión aterrizara. No dimos nada más. Esos apoyos son para reducir pagos de impuestos como nóminas y otros”.
Aceptó conocer el conflicto entre particulares desde hace un mes, pero se negó a comentarlo.
“Es un asunto entre particulares, ellos deben de finiquitarlo. Nosotros no nos involucramos”.
Aldo Prandini Camarena, director de Economía de Ahome, también se lavó las manos en el caso que promovió.
“Yo sólo promoví los certificados de promoción fiscal. El fraude que se denuncia me asusta. De eso sólo sé lo que saben todos. Está gacho”.
Por la noche, el alcalde Arturo Duarte y su Director de Economía Aldo Prandini brindaban con el director general del Grupo Acosta Verde, Jesús Acosta Castellanos por el éxito de Plaza Sendero.
Grupo Acosta Verde es el principal desarrollador, propietario y administrador de centros comerciales en México, con cartera de 16 propiedades. Han desarrollado 35 propiedades en 15 estados del país. En el 2015 emitió un bono de 3 mil millones de pesos respaldados por bienes inmuebles.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.