lunes, enero 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Acoso voraz

Restaurantes maza
RESTAURANTES DEL PUERTO. Frenos a su desarrollo

 

 

El Ayuntamiento de Mazatlán, puro ganar, ahora va por restauranteros

 

 

“Por mayoría aprobaron la iniciativa presentada por la Comisión de Gobernación de modificar artículos del Reglamento de Protección al Medio Ambiente, porque  desde la creación de dicha dirección no se estipuló una reglamentación adecuada que dotara de facultades al Director para el buen ejercicio de la misma, y de esa manera garantizar el cuidado de los recursos naturales en el municipio, así como el respeto a la normatividad ambiental por parte de las empresas privadas”, publicó en su página web el Ayuntamiento de Mazatlán el 17 de septiembre pasado.

Algunos regidores aplaudieron la decisión y celebraron que por fin se le diera “dientes” a la Dirección de Ecología para actuar en contra de quien infringiera la ley.

Sólo el edil Guillermo Quintana Pucheta votó en contra por considerar que se le da un sesgo meramente recaudatorio.

La reacción de los sectores obligados a respetar dicho reglamento no se hizo esperar, e inmediatamente levantaron la voz de alerta por la ambigüedad de funciones que perciben y el trabajo de fiscal que adopta la Dirección de Ecología del municipio.

Alarmados, los restauranteros observaron que con esta modificación, el Ayuntamiento de Mazatlán contará con otra dirección que hostigará al gremio, declaró Francisco Lizárraga, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Estamos un poco alarmados porque pasa a ser otra dirección que vamos a tener encima de los restaurantes, tenemos ciertas dudas porque esta Dirección de Ecología que se está modificando en su reglamento hace duplicidad de funciones que ya venía haciendo Jumapam, la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepris) y la Secretaría de Salud, por mencionar algunas”, indicó.

La postura del líder restaurantero es conocer qué dependencia es la que revisará que los negocios cumplan con el reglamento.

“Queremos saber si va a ser sólo Ecología la que nos va a estar revisando las descargas al drenaje, las revisiones en la cocina donde se deben cumplir requisitos que ya exige salubridad, como por ejemplo tener el jabón antibacterial al alcance de los trabajadores y cubre bocas, por mencionar algunos”, detalló.

Pero esa no es función de Ecología, pero en las bitácoras queda asentado todo eso, expuso, “es lo tienes o no los tienes”, están prácticamente fiscalizando algo que ya fue revisado por las otras dependencias.

“No se vale que si ya tenemos demasiados entes regulatorios que nos están fiscalizando como para que se estén inventando otros o se estén duplicando las funciones con este nuevo que se me hace, a capricho de Cabildo, están haciendo”, consideró.

Pero además llama la atención el constante acoso que se tiene hacia los restaurantes por las diferentes dependencias, esta llega a ser otra más, agregó, porque se le ha preguntado a los líderes de otras cámaras y no siquiera saben de la existencia de la Dirección de Ecología, ni que hace y pide.

La Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Jumapam) es la que inspecciona y toma muestras de las descargas que hacen los establecimientos de comida y es en función de sus instalaciones y calidad del agua, que les hace un cargo a la tarifa comercial que pagan, explicó.

Es decir, que mientras más limpia sean las descargas, la tarifa es más baja, pero si la carga no va muy limpia, el cobro es más alto, agregó.

“Y eso es comprensible, porque ellos tienen que erogar mucho gastos en la Planta de Tratamiento con las aguas residuales”, acotó.

 

 

Las trampas de grasas con el que cada restaurante debe contar, dijo, eran revisadas por Jumapam, pero ahora no se sabe si seguirá haciéndolo o será Ecología.

La Canirac convocará a sus agremiados a una serie de talleres en el que se invitará a todas las dependencias que los regulan para que informen sobre la normatividad que se les aplica, porque hay desinformación, sobre todo entre los 40 nuevos negocios que se han abierto.

Sólo es un cambio administrativo de sub dirección a dirección: Ecología

Al cuestionarle a Ramón Gómez Mendoza, director de Ecología Municipal, respecto a los alcances del reglamento, expuso que un fondo puntual encaminado hacia los infractores no la hay, hasta el momento, y que solo está enfocada a cambiar de sub dirección a dirección.

“Es por el problema que existía que no se le daba el pronunciamiento legal sino que estaba considerada como subdirección todavía, hoy que se da este cambio es para darle la determinación legal”, dijo.

Gómez Mendoza detalló que para iniciar un procedimiento administrativo se debe tener un oficio de comisión, mismo que de acuerdo al reglamento lo tenía que firmar el director general, que en este caso era el titular de la Dirección de Planeación, pero con la reforma se hará de manera directa.

Aclaró que no se estaba trabajando en la ilegalidad, pero sí de forma irregular, por lo que este cambio le da el sustento legal.

El siguiente paso, agregó, es la modificación al reglamento y es lo que está en proceso de hacerlas, por lo que el cambio hasta ahora es de forma no de fondo.

El reglamento habla de la licencia de funcionamiento ambiental de las empresas, dijo, ya sea para hoteles, restaurantes, congeladoras o cualquier lugar donde se expendan alimentos.

Para obtener la licencia se debe de cumplir con la normatividad exigible como el tener contratado el servicio de recolección de basura, separación de recipientes de material orgánico e inorgánico, residuos peligrosos, contratación de trampas de grasas y aceites que son las perjudiciales al sistema de red de alcantarillado en Mazatlán, y que se contrate las prestación de una empresa que le vaya a dar un destino final a esos residuos; que reciban tratamiento y  no sean arrojados abiertos que puedan ser posibles contaminantes, explicó.

“Esa es en sí la función que nosotros tenemos como dirección de Ecología, de exigir la existencia de esas licencias de funcionamiento ambiental de las cuales tenemos un promedio aproximado de 600 empresas que cuentan con ella”, expuso.

Estimó que el 70 por ciento de los restaurantes cuenta con la licencia, y se trabaja en el 30 por ciento restante.

En cuanto a los señalamientos de que no existe un tabulador para aplicar las sanciones, expuso que sí lo hay y no será el criterio del director el que indique los montos.

Con la modificación del reglamento se ve muy difícil que pueda proceder un amparo, sin embargo será la autoridad federal la que lo determine, “lo que sí tenemos es un sustento legal que soporte nuestra solicitud, y por ende, cuando existe un soporte legal, que no está sustentado es cuando procede la protección hacia quien se crea violado en sus derechos”.

Sí viola la Ley de Hacienda Municipal

Para el regidor Quintana Pucheta puede existir un tabulador, pero el hecho de que exista —decretado por el director en turno—  no quiere decir que es el procedimiento legal correcto, porque no puede establecerlo ni tener la facultad discrecional para establecer una sanción.

“Lo peligroso es que recaiga la responsabilidad de sancionar sobre una persona y tenga la facultad de decidir “a ti con 100 y a ti con 1 mil, aunque sea la misma conducta”, señaló.

El reglamento está redactado de forma imperfecta, expuso, porque no establece de forma clara y definida que tal conducta va a generar una sanción de tal monto.

“Sí hay tabulador de rangos, ilegal, también es cierto —porque no está autorizado por el Congreso del Estado—, pero hay conductas que no le compete al municipio sancionar sino a la federación, ese es el tema de fondo”, mencionó.

“El municipio está sancionando conductas y es anomalía sobre anomalía, es decir, ‘te sanciono de forma irregular por una conducta que no es mi facultad sancionarte’. Ese es el punto”, insistió.

La comuna hace propias facultades de otras autoridades, estatales y federales, bajo el argumento de coadyuvancia, el problema es que ese instrumento de “coadyuvancia” no existe, es decir, los convenios de coordinación y cesión de facultades no existen, pero lo que sí existe en el reglamento que se está aplicando, es la sanción, señaló.

Y es que es una locura para los empresarios el tener que atender  todas las disposiciones oficiales para que encima se vengan a inventar una más en el Ayuntamiento, dijo, “hacen prácticamente imposible el desarrollo del micro y pequeño empresario restaurantero de Mazatlán”.

No es posible que les sigan pidiendo cumplir con requisitos en sus instalaciones que no es competencia del municipio exigirlas, insistió.

Hay un trabajo limitado en esta modificación reglamentaria, indicó, porque escudarse bajo el argumento de que ya existía, no quiere decir que  esté bien hecho.

“Lamento que haya inconsistencia en el cabildo; hay oposición para algunos temas, pero para estos temas que le duelen al ciudadano de a pie, se quedan callados. Si se va a ser oposición se tienen que discutir todos los temas y se tiene que tener una actitud responsable”, consideró.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
La FGR aseguró 22 toneladas de mariguana y metanfetamina, y un millón de pastillas de fentanilo en Sinaloa y 5 estados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.