julio 23, 2021 6:38 PM

La caída de Portillo 

 

Benito Portillo Torres, supuesto líder de un grupo criminal que opera en la sierra de Choix y los límites con Chihuahua, vinculado al Cártel de Sinaloa, fue ejecutado a balazos el pasado jueves en Culiacán, cuando viajaba a bordo de un automóvil acompañado de su escolta, Manuel de Jesús Barraza Armenta, ex agente de la  Policía Ministerial.

Los dos hombres circulaban por la calle Xicoténcatl, en la colonia Las Vegas, en un vehículo con placas  6EUL244 del estado de California, EU, de marca  Dodge Cruiser, gris oscuro, propiedad del hijo de Manuel de Jesús Barraza Armenta, quien también era agente de la Policía Ministerial y renunció a la corporación el mismo día del ataque.

En el lugar de los hechos se dio a conocer por autoridades de la policía, que ambos hombres fueron perseguidos por un comando que les disparo de carro a carro, logrando darles muerte.

Según la base de datos y el expediente personal, revisado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Manuel de Jesús Barraza Armenta tenía 52 años e ingresó a la Policía Ministerial en 1999, y se le dio de baja en marzo del 2006. 

Barraza Armenta contaba con orden de aprehensión en el estado. Estuvo asignado a la plaza de Villa Juárez, además de ser encargado del departamento de órdenes de aprehensión en Los Mochis. Salió de su cargo por no aprobar los exámenes de control y confianza. 

El titular de la PGJE, Marco Antonio Higuera Gómez, aceptó que ya se tenían antecedentes de que al ex agente se le vinculaba con el líder del grupo criminal de Choix.

“Ya teníamos nosotros datos de que estaba muy pegado, muy ligado a Benito Portillo”.

Barraza Armenta era, según los datos de la PGJE, escolta de Benito Portillo Torres.

“El día de ayer (jueves) recibí la llamada del fiscal de Chihuahua corroborando la situación y sobre todo que eran ellos los que tenían las mayores repercusiones de las actividades ilícitas de ese grupo”, dijo el procurador.

Los dos hombres venían huyendo de Chihuahua. El ex agente le pidió a su hijo que rentara una casa para dos personas, mencionó Higuera Gómez, haciendo referencia a la declaración del hijo del ex ministerial ante la PGJE.

Procurador ¿ya está confirmado el nombre de la persona que acompañaba al ministerial?, ¿Era Benito Portillo? —se le preguntó al fiscal durante el foro que se realizó en el estado, para la presentación del Sistema Nacional Anticorrupción.

—Extraoficialmente sí —respondió.

“Tenemos el dato de que se trata de Benito Portillo, queremos confirmarlo genéticamente; con independencia de que en el caso del ex policía está confirmado por la identificación de un hijo, que era elemento activo, que ayer mismo presentó su renuncia en virtud de que donde se estaba ocultando era en su casa”, dijo.

El procurador informó que Benito Portillo no está oficialmente identificado por ningún familiar, sin embargo, explicó que existen métodos utilizados para lograr identificarlo, como la sobreposición fotográfica.

“Tenemos fotografía de antecedentes, tenemos huellas, sin embargo por la naturaleza de ser de una célula delictiva, queremos tener toda la certeza de que genéticamente no tengamos ningún error”.

¿La PGR se ha interesado en la identidad de esta persona?

Está participando con los peritos de genética forense, ellos son los que nos proporcionaron los peritos, ellos son los que tomaron las muestras, hoy (viernes pasado) se las llevaron a México. Lo que vamos a obtener primero son los perfiles genéticos del cuerpo sin vida de la persona que nosotros consideramos se trata de Benito Portillo.


Benito Portillo

Benito Portillo Torres dominaba a sangre y fuego la puerta norte de acceso al Triángulo Dorado, zona productora de mariguana y amapola en la Sierra MadreOccidental que confluye en los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango, hasta antes de ser asesinado.

Su dominio se centraba en Urique, Chihuahua, bunker que finalmente fue vulnerado por sus enemigos principales: Adelmo Núñez Molina, eLemo, y fuerzas del gobierno de Chihuahua, además de militares.

Benito Portillo Torres y Adelmo Núñez Molina se convirtieron en enemigos cuando ambos eligieron bandos distintos, luego de que el Cartel de Sinaloa sufriera una fractura tras la separación de los hermanos Beltrán Leyva de esa organización criminal.

Contra eLemo, Benito Portillo Torres habría encarnizado una batalla de al menos dos días por el control de las barrancas y montañas del Triángulo Dorado, en el 2012, cuando ambos dejaron una estela de muertos cuya cantidad nunca se pudo precisar. Los recuentos de los pobladores establecían más de 50 fallecidos a balazos.

De acuerdo con informes policiales confidenciales consultados, Portillo Torres habría escapado de ser asesinado hasta en tres ocasiones durante mayo, en su terruño.

La más reciente fue el 1 de mayo en la Cieneguita de Los Trejo (Lluvia de Oro), Urique, Chihuahua, cuando fue copado por sus enemigos en una pista de aterrizaje.

Entonces, había alquilado una avioneta para huir, pero no la abordó. Todos los que iban a bordo de la aeronave, incluyendo al piloto, morirían después, cuando la Cessna, modelo 206, y matrícula XA-UUF se desplomaría en el arroyo.

Los lugareños afirmaban que fue derribada a balazos, pero hasta ahora no hay informes de Aeronáutica Civil que así lo confirmen.

Según la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, las víctimas fueron identificadas por los deudos como el piloto Eleazar Álvarez García, y los pasajerosRogelio y Juan Daniel Beltrán Castillo, José Pedro Beltrán Rábago, Leopoldo Trejo Beltrán y Javier Flores Villanueva.

Días antes, en el mismo poblado, las fuerzas del orden de Chihuahua habrían encontrado a Eliseo Méndez Olivas, de 35 años, muerto a causa de shock hipovolémico por balazos en tórax, espalda y manos, y a José Cruz Hernández Hernández, de 31 años, quien murió por traumatismo craneoencefálico por disparos de arma de fuego. También fue herido en el tórax, base del cuello y brazos. En el lugar fueron encontradas además dos camionetas.

Según la versión obtenida, las víctimas fueron usadas como escudos en la fuga de un grupo mayor de personas, aunque no se ha confirmado tal suceso.

Otro escape de Benito Portillo Torres fue el 5 de marzo del 2015, en las montañas de Urique.

Entonces, Bernardo Portillo Torres, hermano de Benito, murió en el enfrentamiento con fuerzas del orden.

En la unidad que Bernardo conducía se encontró una pistola .9 milímetros, marca Smith & Wesson, con seis cartuchos; dos fusiles calibre 7.62 x 39 mm, marca Romarm, con 66 cartuchos, una granada de fragmentación y equipo táctico.

Benito Portillo Torres había escapado de ese operativo, según la propia Fiscalía de Chihuahua.


Fue gente de Benito la que ordenó mataran al alcalde…

Eran alrededor de las 9:45 horas del pasado 6 de marzo, cuando el alcalde de Choix, Raúl Acosta Salas, fue atacado a balazos por un grupo armado; en el atentado también su esposa sufrió heridas de gravedad y otros funcionarios de su gabinete.

El autor intelectual del ataque del alcalde, se lo atribuyó el procurador a una persona que pertenece a la célula de Benito Portillo Torres.

El hecho ocurrió en la carretera El Fuerte-Los Mochis a la altura de Tetamboca, cuando se dirigían al informe del rector de la Universidad Autónoma Indígena de México, a bordo de una  camioneta Suburban blanca del año 2014.

El alcalde y su esposa salieron del hospital casi una semana después del ataque, quedando internado Leonardo León Palafox, chofer del alcalde. Ya habían salido días antes el director de Desarrollo Social y Humano, Mauro Cota Sánchez y el tesorero, Clemente Cota; todos viajaban en el mismo vehículo el día del atentado. 

A mediados de marzo fueron detenidos cuatro presuntos narcotraficantes y tratantes de blancas que operaban en Nogales, Sonora, responsables del fallido intento de asesinato del alcalde Acosta Salas, por encargo de dos residentes del municipio de Choix, anunció el procurador en ese momento.

De acuerdo con las investigaciones presentadas por la PGJE, Hermes Etzhaní Castro Armenta, originario de San Blas, fue quien recibió la orden directa de asesinar al alcalde Acosta Salas. 

Castro Armenta contrató a Víctor Agustín Torres Macedo y Jimmy Omar Rodríguez Villareal, y su pareja sentimental Nora Haimme Espinoza Acuña. 

El pasado viernes, el procurador del Estado Marco Antonio Higuera informó que la persona que “ordenó el ataque al presidente municipal se hace referencia que forma parte del grupo delictivo de Benito Portillo”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.