julio 30, 2021 5:12 AM

Mayo sangriento, país en ruinas

 

 

 

ULISES FABIÁN QUIROZ. Candidato asesinado.
ULISES FABIÁN QUIROZ. Candidato asesinado.

Noticias electorales: Matan a candidato del PRI a la alcaldía de Chilapa, Guerrero, 1 de mayo. Asesinan a candidato de Morena durante un mitin, en Michoacán, 14 de mayo. Matan a candidato a regidor en Tabasco, 15 de mayo.

Esta ruta de sangre electoral inició en marzo con el asesinato de Aidé Nava González, quien era precandidata a la alcaldía de Ahuacotzingo, Guerrero, por el PRD; fue asesinada a tiros y decapitada, presuntamente por el grupo Los Rojos, quienes advirtieron la misma suerte a otros políticos que no cooperen con ellos.

Se había anunciado y se está cumpliendo: la violencia de los cárteles de la droga se impondrá en las elecciones intermedias después de lo que ha ocurrido en estos casi tres años del gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, donde las acciones federales se han encaminado a recuperar territorios en manos de las organizaciones criminales. O donde la violencia explotó como un volcán abrazador: Guerrero.

 

***

 

En marzo de 1994 el país se conmocionó con el asesinado de Luis Donaldo Colosio. Las cosas no estaban tan turbias como ahora. Se respiraba, a pesar del salinato, esperanza en México por el surgimiento de una izquierda unida en torno a las figuras de Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, principalmente, y al fortalecimiento del panismo como una opción real de poder. Por eso el golpe a la conciencia colectiva fue bestial.

Un año antes de este crimen habían asesinado al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en un fuego cruzado —según la “verdad histórica”— y seis meses más tarde vendría el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu. Esta triada de homicidios, dos de ellos eminentemente de Estado, produjeron el resquebrajamiento absoluto de una autoridad que parecía haber desaparecido para instalar en sus espacios al crimen.

Y tal vez eso ocurrió, porque a partir del sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000) el narcotráfico se extendió como nunca por todo el país, consolidándose en zonas como Tamaulipas, Veracruz y el sureste, los embriones de lo que más tarde desarrollarían en verdaderos cárteles de la droga, controlando vastas zonas del territorio nacional.

La llegada del panismo, sin una visión histórica del fenómeno, permitió que el narcotráfico se convirtiera en un monstruo incontrolable. Se hicieron del poder en todos los ámbitos. Controlaron las policías, se armaron como para una guerra convencional, penetraron la economía y la política y terminaron convirtiéndose en los verdaderos administradores de múltiples entidades públicas, empezando por decenas de municipios importantes.

El poder que lograron hubiera sido impensable dos décadas atrás. Pero ahí está y ahora lo defienden, como la mazorca el cerdo. El candidato de Chilapa de Álvarez, Guerrero, asesinado el 1 de mayo, tenía como slogan de campaña “Un Chilapa con orden y paz”. Lo que menos desean los narcos, a menos que sea la que ellos imponen. Priista, eso no fue obstáculo para que lo asesinaran. El color del narco es el del dinero, lo demás para ellos es cosa de arreglos. Verdes, amarillo, azules, es igual.

 

***

 

En Sinaloa las elecciones no han tenido ahora el tono de la sangre. Las elecciones son menos apasionadas si se trata solo de distritos. No fue así cuando se disputó la gubernatura en 2010 y mataron a Enrique Mendívil, el Gallo, entonces candidato a regidor del PRI. O las presidencias municipales en 2013, cuando grupos armados afines al PRI congelaron la campaña del candidato a la alcaldía de Sinaloa, Esteban López, primo del gobernador, Mario López. En ambos procesos la violencia se dejó sentir. Es mucho el dinero de por medio, y vastos los espacios que el narco, a través de los políticos, quiere bajo su control. Un gobernador afín, un alcalde a su servicio, les representa seguridad e ingresos a través de muchas vías, incluyendo, ahora también, las propias tesorerías de las entidades públicas.

 

Bola y cadena

¿Y PORQUÉ TANTO ESCÁNDALO por una fotografía tomada en el Mar & Sea? Adictos al dinero algunos, al alcohol otros y al poder casi todos, se ha querido ver una reunión y un brazo sobre un hombro destellos de luz para el 2016. Abyecta la política, ocioso el periodismo, lo que debiera cuestionarse es qué papel han jugado algunos de estos personajes en la vida reciente de Sinaloa. ¿Por qué no se hace un análisis del primer gobierno de oposición en Sinaloa, impulsado por el dueño del restaurante? Y determínese qué responsabilidad política tiene en el desastre que ha sido esta administración.

 

Sentido contrario

BIEN LA REFORMA POLÍTICA QUE les da a las mujeres sinaloenses las mismas oportunidades de participación en la vida pública que a los hombres. Bien por ellas, aunque el desarrollo del país y de una entidad no es asunto de géneros. Hay tan buenos y malos políticos varones como mujeres, guardando las proporciones. ¿Quién es el peor, de los Abarca? ¿Diva Hadamira Gastélum es mejor o peor que el Kory Leyson? ¿Alguien podría decir quién es más corrupto o más honrado? En la propia Legislatura que aprobó la reforma hay tan malos diputados como diputadas, unos y otros levantadedos por consigna, unos y otros ligados al narcotráfico. La reforma es justa porque en un país de machos las mujeres fueron, durante décadas, tratadas con discriminación. Pero nadie piense que con los cambios aprobados el país y Sinaloa van a ser otros.

 

Humo negro

¿Y LA REVOCACIÓN DE MANDATO? ¿Y los síndicos procuradores? “No estamos preparados”, dijeron algunos diputados. Claro que no. Quienes ven la política como un negocio nunca estarán preparados. Tienen razón.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.