julio 28, 2021 3:01 PM

Vinicio Castilla; José Vargas

CULIACÁN.- A sus cerca de 48 años (los cumplirá el 4 de julio), Vinicio Castilla se muestra tal y como fue en su época gloriosa de pelotero: sencillo, con la sonrisa de oreja a oreja y la misma clase para responder todas las ráfagas de preguntas de la prensa.

Dedicado casi por completo al trabajo como asistente del Gerente General de los Rockies de Colorado, Vinicio disfruta al máximo a su familia en su residencia en Littleton, donde vive con su esposa norteamericana Samantha y sus hijos Marco Vinicio, Dalton y Christian.

“Ayer (Marco Vinicio) dio un jonrón de tres carreras”, me dijo Castilla el martes, con el orgullo habitual de padre cuando le preguntan por uno de sus hijos.

“Él está jugando en la División 1, para ser drafteado (por un equipo de Grandes Ligas), por regla tendría que ser hasta el año 2017”.

Marco es primera base y batea a la zurda. Tiene 19 años y gracias a su famoso padre ha convivido de cerca con varios jugadores de los Rockies de Colorado, entre ellos el estelar Troy Tulowitzki.

“(Julio Urías) es de esos peloteros que no puede fallar”, dijo Castilla, acerca del prospecto culichi.

“He hablado con varios scouts y me dicen que a su edad, Clayton Kershaw no estaba tan pulido”.

Entre el jugo de naranja y la taza con café, el ex tercera base agregó que los Rockies ya tendrán un scout dedicado por completo al béisbol mexicano y de hecho lo están buscando.

Vinicio, quien permanecerá hasta mañana en Culiacán y es probable que regrese más adelante para la segunda etapa de las clínicas Glorias del Béisbol, señaló que la clave en su carrera fue nunca conformarse.

 

—¿Qué opinas de los peloteros en este país, que tienen como alternativa la Liga Mexicana de Béisbol? —le preguntó el Bambino Sedano.

—Es una gran ventaja el tener béisbol de verano en México y también es una desventaja el tenerlo en tu mente —dijo Castilla, al tiempo que explicó los sacrificios que hizo para seguir en las ligas menores de EU y cumplir la promesa hacia su padre Carlos, de luchar hasta el final para llegar a Grandes Ligas.

 

LAMENTABLE… No son muchos los peloteros que hacen carrera en el béisbol mexicano y al retirarse tienen una vida cómoda.

Viene a colación por el dominicano José Vargas, quien fuera cerrador estrella de los Leones de Yucatán durante siete temporadas (2005-2011) y ahora trabaja en el mantenimiento de la Liga Yucatán, donde me reportan que incluso hace labores de jardinería.

Vargas, hoy de 37 años de edad, intentó regresar a la LMB después de 2011, pero se le inflamaba el brazo derecho y este año todavía participó en el Juego de Estrellas de la Liga Meridana, donde aceptó la única carrera, lanzando para la selección ‘Gustavo Ricalde’, que ganó el juego 6-1.

“Lo puedes ver los sábados y domingos dando mantenimiento en la liga”, me dijo una fuente desde Mérida.

“Así acabó un grande que fue muy valioso en el último campeonato de Leones en la temporada 2006”.

 

ROLETAZOS:

 

*JOSÉ SILVA, quien lanzó siete años en Grandes Ligas con Azulejos, Piratas y Rojos, se dedica ahora a dar clínicas en San Diego y en el plano familiar, de sus siete hijos, los dos últimos son cuates. El tijuanense fue un destacado cerrador en invierno con los Tomateros de Culiacán y ahora forma parte del grupo de ex ligamayoristas mexicanos que participan en el programa ‘Glorias del Béisbol’, donde la cabeza es su gran amigo y paisano, Benjamín Gil. Todos coordinados por el destacado promotor deportivo y scout, Fernando Güero Hernández.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.