junio 19, 2021 9:56 AM

Otra farsa de EU, ahora con Caro

Espectaculares sobre Rafael Caro. Más propaganda.
Espectaculares sobre Rafael Caro. Más propaganda.

Parece que a los policías gringos hay que leerlos al revés. Hace muchos años, cuando Janet Napolitano era gobernadora de Arizona, la DEA “desató” una cacería en contra de Ismael Zambada García, el Mayo. Fue en noviembre de 2003 cuando sobre la autopista interestatal 10, que une a las ciudades Phoenix y Tucson, las más importantes de ese estado, se colocaron espectaculares con la imagen de Zambada y un llamado a la ciudadanía para que, a cambio de una recompensa, proporcionara información que permitiera el arresto del narcotraficante.
También se desplegaron carteles con la imagen del capo en las garitas de la frontera de Arizona con México y en edificios federales y estatales de la entidad. Parecía que la “cacería” iba en serio, pues la DEA consiguió que el mismo llamado se hiciera a través del programa de televisión “Los más buscados de Estados Unidos”, en un capítulo dedicado al sinaloense.
Pero no dejaba de ser una campaña rara que la misma DEA trató de “explicar”. ¿Por qué buscarlo en Arizona y no en Culiacán, o en la sierra de Cosalá? Esa vez, la portavoz de la DEA en Phoenix, Ramona Sánchez, justificó con un “no descartamos la posibilidad” de que Zambada haya logrado ingresar a Estados Unidos desde México utilizando documentación apócrifa para reunirse con familiares… aunque no tenemos evidencia concreta de que Zambada esté en Estados Unidos, sabemos que tiene familia en este país y para los latinos estar con la familia es muy importante”.
En 2003 el Mayo Zambada se perfilaba como el narcotraficante más poderoso del país, pues en marzo de 2002 fue atrapado en Puebla Benjamín Arellano Félix y un mes antes había caído muerto en un tiroteo su hermano Ramón, así que el cártel de Tijuana estaba prácticamente liquidado. En marzo de 2003 atraparon a Osiel Cárdenas, líder del cártel del Golfo y como todavía no se hablaba mucho de Joaquín Guzmán Loera y Juan José Esparragoza Moreno no aspiraba ni aspiró nunca a ser el número uno de la mafia, todo estaba dado para que el Mayo impusiera su liderazgo.
Pero hay un dato que llama la atención. Según dijo Vicente Zambada Niebla en la corte de Chicago donde está siendo juzgado, la DEA le confirió inmunidad a él y a otros miembros del cártel de Sinaloa “antes de 2004”, a cambio de información sobre bandas rivales. Dijo que esta inmunidad fue concretada por Humberto Loya Castro, otro sinaloense informante de la DEA, y que fue confirmada en 2009, durante una reunión en el hotel Sheraton del Distrito Federal.
Es decir que, mientras la DEA iniciaba en Arizona una “feroz” campaña para atrapar al Mayo, en realidad hacía pactos con él.
Por eso llama la atención que ahora estén colocando carteles en las calles de El Paso, Texas, de Phoenix, Arizona y Los Ángeles, California, anunciando una recompensa de 5 millones de dólares a quien dé información sobre el paradero de Rafael Caro Quintero. ¿Qué acuerdos hicieron o están haciendo con el capo recién liberado? ¿Porqué dizque lo buscan allá y no en la sierra de Badiraguato, donde medio mundo dice que está?
No es remoto que los grandes capos que la DEA boletina entren a los Estados con el permiso de las mismas autoridades gringas y sin él. Del Chapo Guzmán se dijo en los callejones del bajo mundo culiche que mientras la entonces secretaria de estado de los Estados Unidos, Consoleezza Rice visitaba nuestro país en 2008, para afinar la estrategia antinarco con el gobierno mexicano, el capo andaba de shooping en Los Ángeles. ¿No fue en California donde nacieron las gemelas del Chapo? Sí.
El gobierno norteamericano siempre ha jugado a su antojo con el tema del narcotráfico; estira y afloja la liga, con los narcos y con los gobiernos de los países involucrados; lo ha tomado como pretexto para intervenir en nuestras políticas internas; lo ha usado como fuente de financiamiento de guerras sucias para desestabilizar gobiernos. Y ha sido un juego igualmente criminal.
Si alguien quiere comprar ahora su “cruzada” para encontrar a Caro, pues que la compre. Es muy probable que al capo no le preocupe mucho.
Bola y cadena
LA PREGUNTA ES HASTA CUÁNDO poderes como el legislativo llamarán la atención sobre este doble discurso del gobierno norteamericano, que dice combatir el narcotráfico cuando es evidente su apoyo a algunas organizaciones con saldos hasta criminales. Ahí está la Operación Rápido y Furioso como ejemplo. Y el juicio de Vicente Zambada en Chicago, donde los gringos mejor prefirieron negociar el silencio del primogénito del Mayo, por el temor de que se revelaran “secretos de Estado”.
Sentido contrario
LO QUE OCURRE A LOS legisladores panistas que torcieron en una encerrona con prostitutas es lo de menos, ellos se van mañana y no pasa nada, que cada quien arregle sus broncas familiares. Lo que ocurre al PAN le puede servir para mirarse de nuevo al espejo y preguntarse qué les ha pasado todos estos años, dónde quedó su ideología, su historia, esa fuerza moral que pregonaban. Pero lo que ocurre al país es funesto, cuando la clase política acude a estos expedientes para ajustar sus cuentas.
Humo negro
EL CONFLICTO DEL GOBIERNO con los permisionarios del transporte urbano ha servido para medir una vez más el carácter de una administración que, “en nombre de la Ley” no se ha tentado el corazón para reprimir, golpear y encarcelar campesinos de la tercera edad que reclaman sus derechos. Ahora los empresarios del transporte urbano —entre ellos muchos narcoempresarios, tal vez por eso la “prudencia”— han violentado la Ley y han puesto en riesgo a los usuarios, pero el Gobierno no se ha atrevido a ponerles un alto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.