junio 19, 2021 10:16 AM

La cara triste del 'boom' turístico

mazatlán
La bonanza turística en Mazatlán no es para todos: el 60 por ciento de los hoteles incurren en malas prácticas con los trabajadores y evaden algunas prestaciones bajo el argumento de que son temporales; la excepción son los de Gran Turismo
Nelda Ortega
Durante siete años “María” madruga para hacer desayuno y enviar a sus hijos a la escuela, adelantar la comida del día, medio desayunar y salir corriendo para llegar a tiempo a su trabajo de camarista en un hotel de la zona turística en Mazatlán.
Cuando llega, ya sabe que son 11 cuartos los que le corresponde asear y dejar listos para los huéspedes.
En el último año, la esperanza de ganar más con las propinas de los clientes que se anunciaron llegarían con la apertura de la carretera Mazatlán-Durango, se mantenía viva, pero la realidad fue diferente.
Como balde de agua fría recibió los 250 pesos que ganó de propina, según los administradores del hotel.
Y es que la misma historia se ha repetido en los últimos 10 meses después de que la carretera Mazatlán-Durango provocó la llegada de más visitantes al puerto.
“María” es una de las cientos de mujeres que trabajan de camaristas y ofrecen todos los días su mejor cara a los visitantes, con jornadas laborales mayores a las ocho horas reglamentarias para garantizar al huésped la mejor estancia en los centros de hospedaje que existen en la ciudad.
El sueldo de 87 pesos diarios no compensa el cansancio, el trato hostil, ni la comida que se le sirve, muchas veces en mal estado, comentó.
Responsable de la limpieza de las habitaciones, su jornada como madre de familia empieza a las 5:00 horas; desde Villa Verde se traslada a la avenida Camarón Sábalo donde en el menor tiempo posible debe limpiar las 11 habitaciones dobles.
Desde hace tres años le retiraron las prestaciones laborales y por esta razón muchas de ellas se quedaron con créditos hipotecarios y no hubo un sindicato que defendiera sus derechos.
Calificó como “bullying laboral” el acoso y maltrato del que son objeto las empleadas eventuales, quienes reciben gritos y carga de trabajo por parte del ama de llaves y su secretaria para provocar su salida.
El hotel, que cuenta con 200 habitaciones, tiene empleados que se trasladan incluso de áreas alejadas de la zona urbana de Mazatlán como La Tuna y Barrón, quienes tienen que redoblar esfuerzos para terminar más rápido y poder alcanzar las rutas de camiones que las llevan de regreso a sus casas.
Las renuncias son recurrentes entre las mujeres que no soportan las llamadas de atención humillantes ni las ofensas; otras prefieren ignorar las propuestas y acoso sexuales, y las ofertas económicas a cambio de sostener relaciones íntimas.
“Gracias a Dios que tengo marido, pero las que no tienen marido, ¿cómo le hacen?, se tienen que aguantar y soportar el maltrato por necesidad, sabrá Dios cómo le hacen”, comentó.
La rutina termina hasta las 18:00 horas, pues nadie puede irse del hotel sin haber concluido sus tareas.

Camaristas. El eslabón más jodido.
Camaristas. El eslabón más jodido.

La derrama económica intangible
Según la Secretaría de Turismo de Sinaloa, hasta el segundo fin de semana de agosto en Mazatlán fueron atendidos en los hoteles a 500 mil visitantes, lo que representa un incremento del 25 por ciento de afluencia comparado con la registrada en 2013.
En dinero, las cifras oficiales estiman que la permanencia de los turistas en la ciudad representan unos 450 millones de pesos, cantidad que beneficia a la población, pero no a toda.
“No sabemos para quién es el beneficio, pero para nosotras, no”, asentó, “desde que abrieron la carretera Mazatlán-Durango el hotel está lleno, sobre todo los fines de semana, entre semana se hospeda gente de negocios; siempre está lleno, pero no se ve reflejado en las propinas, cada mes nos salen con los mismos, 250 pesos”.
No existe transparencia para conocer si la suma de propinas que se le retienen a los clientes es la que reportan los administrativos, agregó, ellos dicen ‘esto es’, y pues eso es.
No existen compensaciones ni utilidades, la única expectativa de mejorar sus ingresos son las propinas, pero tampoco llegan.
Que intervenga la Procuraduría de la Defensa del Trabajo: Sindicato
Recién integrado legalmente como secretario general del nuevo Sindicato de Trabajadores de la Industria del Autoservicio, Turística, Hotelera, Gastronómica, Clubes Sociales y Deportivos, José Luis Ochoa Osuna indicó que solicitará la intervención de la Procuraduría de la Defensa del Trabajo.
El líder sindical que agrupa también a restaurantes, bares, cantinas y centros nocturnos, eventos sociales y convenciones, centros comerciales, tiendas departamentales y del comercio en general del Estado de Sinaloa, expuso que este tipo de situaciones se vive en el 60 por ciento de los hoteles de Mazatlán.
“Con relación de las propinas, la alimentación, son hoteles chicos y medianos, los hoteles de gran turismo no, esos siguen respetando las prestaciones que están ofreciendo ni se da el maltrato, en algunos de esos hoteles grandes se está manejando lo de las propinas, que se reparten entre gente que no tiene nada que ver con el servicio y la atención directa que le dan al huésped”, indicó.
En algunos hoteles varía el monto que le cobran al cliente por propinas, va desde los 10 pesos, hasta los cinco y 10 dólares en hoteles que tienen paquetes todo incluido; los administrativos son los que lo distribuyen y también son bajas las cantidades que reciben.
“Hay un hotel en particular, nuevo, que desgraciadamente traen otra política y ahí nada más no ingresas si no entras al aro como luego dicen, contratan a la gente a cambio de una comisión de las propinas que reciban y a cambio de asignarles las mejores áreas del hotel, y pues los trabajadores lo aceptan porque quieren trabajar, incluso en algunos casos, sin prestaciones”, señaló.
En las tiendas departamentales los casos más frecuentes son los de acoso sexual en contra de las promotoras de productos por parte de algunos supervisores, mientras que la negativa de dar seguridad social (IMSS) es en todas partes, sobre todo en cantinas y bares, bajo el argumento de que son temporales y están a prueba.
El beneficio del incremento en la actividad turística a partir de la apertura de la carretera Mazatlán-Durando no está beneficiando a los trabajadores, al contrario, se les carga más el trabajo, pero no es remunerado, expuso.
Atención al turismo. El boom es para otros.
Atención al turismo. El boom es para otros.

“Hoteles como Pueblo Bonito están incluyendo las propinas en los planes que ofrecen, ¿y qué pasa? Esas propinas también se las reparte el trabajador de confianza, hasta los contralores, todos están recibiendo propinas y los que realmente trabajan por las propinas y viven de ahí, que son propineros realmente, no les llega completo, y son los que dan la cara al turista, es el que menos recibe lo que debe ser”, señaló.
Algunos de los hoteles ofrecen en los paquetes que los impuestos y propinas están incluidas en el plan contratado, pero si los servicios superan las expectativas del cliente, los conminan a dejar una adicional en un cargo por separado.
En general, agregó, se ha detectado que además de camaristas y meseros, están los cocineros, cantineros, que tampoco están recibiendo como anteriormente se daba.
“Por eso cuando veo en los periódicos ‘Mazatlán está repuntando’, ‘la gallina de huevos de oro hay que cuidarla’, pero ¿quién la tiene que cuidar?, tiene que ser una amalgama de intereses; los empresarios y trabajadores, me da gusto que te vaya bien, pero quiero verme reflejado también ahí”, aseveró.
“Pero resulta que nada más es ‘chíngale’, trabaja y no se ve en la economía de las familias, además de que se imponen jornadas de más de ocho horas, porque dan tareas y la gente no sale hasta que las termina”, lamentó.
Coincidió con el ejecutivo estatal Mario López Valdez y con el alcalde Carlos Felton de que hay que sacar a Mazatlán adelante, pero también conminó a hacerlo con la gente que ofrece sus servicios.
“Hay que sacar a Mazatlán adelante, hay que sacar al estado adelante, pero que no se les olvide que hay que sacar adelante a nuestra gente, ¿y cómo la vamos a sacar adelante? No con trabajitos esporádicos de ‘ahorita te doy de comer y al rato a ver qué va a pasar’, no, tenemos que sacar adelante a esta gente con trabajos en los que tengan una base laboral, que no tengan que emigrar”, expuso.
Actualmente este sindicato tiene 150 trabajadores del sector turístico, comercio general y personas físicas y las principales metas son concientizar a los trabajadores del beneficio que ofrecen, regularizar las prestaciones como el IMSS, salarios y utilidades; la meta es abrir secciones en Escuinapa, Concordia y San Ignacio y afiliar a más de 5 mil trabajadores en el sur de Sinaloa.
Para el resto de la entidad, agregó, se espera contar con 15 mil trabajadores más.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.