junio 15, 2021 7:12 PM

Acusan productores a Guerra y Figueroa de pedir 'mochada'

sorgo
Productores denuncian que Juan Guerra y Juan Figueroa, de la SAGyP, les pidieron un millón y medio de pesos por “comisión” para poder cobrar la venta de semilla; los funcionarios los rechazan y acusan campaña en su contra.
Para trabajar como proveedor de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de Sinaloa (SAGyP), hay que pagar una comisión obligatoria, con cheques endosados y muy a pesar de la voluntad del proveedor.
Así lo denuncia un grupo de nueve productores de semilla de sorgo que en septiembre de 2012 vendieron quinientas toneladas y media de semillas a la SAGyP para otorgar apoyos a productores agrícolas.
Con recursos estatales —según documentos que obtuvo Ríodoce—, a los proveedores se les pagaron 9 millones 911 mil 190 pesos por el costo de las semillas, pero fueron obligados a regresar un millón y medio de pesos, como parte de la cuota que les exigió el titular de la SAGyP, Juan Nicasio Guerra Ochoa.
A pesar de que por diversas vías y a lo largo de varios meses los productores expusieron la situación ante las Secretarías General de Gobierno y de Administración y Finanzas, la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas y la oficina del Gobernador, no hubo respuesta de ninguna de ellas.

Francisco Escobar. Proveedor y “mochada”.
Francisco Escobar. Proveedor y “mochada”.

“Ya ganaron mucho dinero”
Con copias de cheques, recibos firmados, facturas y documentos con sellos oficiales, el productor Francisco Javier Escobar Chávez, relató paso a paso el peregrinar que un grupo de productores sinaloenses enfrentó al tratar de exigir el pago total por el servicio contratado por la SAGyP.
Entre agosto y septiembre de 2012, el grupo de nueve proveedores abasteció de semilla a las organizaciones Cacahuateros del Noroeste, Organizadora de la Unidad Campesina Sinaloa, Movimiento Ciudadano en Defensa de la Tierra y el Trabajo, Unión General de Obreros y Campesinos de México, Confederación Agrarista Mexicana “Francisco Hernández Mercado” y Frente de Defensa de los Productores Agrícolas de Sinaloa.
De acuerdo con la convocatoria del Programa de Apoyo de Semilla para Siembra de Sorgo, el objetivo es inducir la siembra de sorgo en Sinaloa, fortalecer el proceso de reconversión productiva y al mismo tiempo, resolver las necesidades de los productores pecuarios.
Con el programa, los organismos agrícolas acceden a apoyos hasta por 100 hectáreas de sorgo para cada productor, abastecidas por los proveedores a quienes la SAGyP se encarga de pagarles el costo de la semilla.
El 1 de noviembre de 2012, cuando el pago de 9 millones 911 mil 190 pesos por la entrega de 535 mil 740 kilos de semilla aún no se cubría en su totalidad, el coordinador administrativo de la SAGyP, Humberto González Oceguera, le informó al grupo de proveedores que se finiquitaría el adeudo con excepción de un millón 581 mil pesos, los cuales se retendrían por orden de Guerra Ochoa.
“Humberto, el administrativo, me dice ‘bueno ingeniero ya lo que falta me dijo el secretario que te hiciera dos cheques y que me los endosaras’, ¿y eso? ‘No pues, es la comisión”.
“Entonces es cuando yo trato de hablar con Juan, lo veo y me dice que no, que ya habíamos ganado mucho dinero y que ocupaba una comisión”, relata el productor.
En respuesta, el representante del grupo de productores envía una carta dirigida al secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Sinaloa, con copia para tres dependencias estatales más, en la que expone el caso y cuestiona el por qué de la retención millonaria.
“Le solicito se nos informe cuál es el motivo para que usted dé esa instrucción, en el sentido de retenernos dicha cantidad de dinero… Por ser lo que procede en justicia, le pedimos que de no haber ningún impedimento, como en el caso lo es, se nos liquide el importe total acordado de la operación a la brevedad posible”, plantea el documento.
La misiva fechada al 14 de noviembre de 2012 tiene sellos de recibido de la Secretaría de Administración y Finanzas, la Secretaría General de Gobierno, la Oficina del Gobernador y la SAGyP.
“Era para que ellos nos buscaran, era para que me hubieran llamado a preguntarme qué está pasando aquí”, reclama el representante de los productores afectados.
Pero no fue así. Escobar Chávez comenzó a tocar todas las puertas sin encontrar eco a su exigencia.
Relata que en diversas ocasiones acudió a eventos públicos de López Valdez, le entregó personalmente documentos donde detallaba la situación, también se entrevistó con Gustavo Zavala Guerrero, jefe de la oficina del gobernador, quien le aseguró un encuentro con el mandatario pero éste nunca se concretó.
Su reclamo por la exigencia de una comisión ilegal lo llevó hasta la oficina de Juan Pablo Yamuni Robles, jefe de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas del gobierno estatal, donde fue atendido por una de las directoras de la unidad.
“No tenemos confianza, que nos disculpe Juan Pablo Yamuni pero no tenemos confianza en él porque es una gente que puso Malova, entonces qué caso tiene que yo lleve estos documentos ahí y se los dé a la muchachita, fuimos y platicamos con ella, una delgadita segunda de Juan Pablo, pero no va a hacer nada”, dijo.
A principios de 2013, el productor se entrevistó con Juan Figueroa Fuentes, director de Enlace y Evaluación de Programas de Desarrollo de la SAGyP, y finalmente cedió a entregar un millón de pesos como “comisión” pero acordó el pago de los 581 mil pesos restantes y logró un compromiso para que la Secretaría volviera a contratarles semilla en 2013.
“Después de tanto tocar puertas, es muy desgastante todo eso, qué me quedaba más que negociar lo que ellos querían, pero les dije de perdida déjennos una parte para saldar las deudas, las semillas se pagan, no caen por la divina providencia”, reclama Escobar Chávez.
Los cheques
En la primera quincena de abril de 2013, el millón 581 mil pesos fue entregado a los proveedores con cheques que indicaban fechas retroactivas.
Por ejemplo, en la revisión a nueve cheques por 100 mil pesos cada uno, emitidos por la SAGyP a nombre de los proveedores y firmados por Figueroa Fuentes, titular de la unidad de Enlace de la dependencia, se observan como fechas de emisión el 7, 15 y 21 de noviembre de 2012.
Sin embargo, en los comprobantes de depósito a las cuentas bancarias de los proveedores se puede constatar la fecha real en la que fueron expedidos, ya que todos los cheques se depositaron el 15 de abril de 2013.
Como parte de la comisión obligatoria acordada, los proveedores regresaron a los funcionarios 800 mil pesos en cheques y 200 mil pesos en efectivo, un 10 por ciento del total obtenido por la venta de sus semillas a un programa público que opera con recursos federales y estatales.
En el caso de uno de los proveedores, entregó cinco cheques endosados por 80 mil pesos cada uno, sumando un total de 400 mil pesos como parte de la cuota exigida por las autoridades.
Según las copias de los cinco cheques proporcionadas por el banco Banorte, los cheques se pusieron a nombre de Máximo del Rincón Robles, pero fueron cobrados por Eugenio Fragoso Morgan, el 16, 23 y 24 de abril de 2013.
En julio de 2013, el grupo de productores de semilla envió una cotización para participar de nuevo en la convocatoria del Programa de Apoyo de Semilla para Siembra de Sorgo, tal y como se había acordado a cambio de la cuota obligatoria, pero los nueve productores no volvieron a ser contratados.
Exigen investigación
Francisco Javier Escobar Chávez, quien representa a los nueve productores de semilla afectados, exige a las autoridades que se investigue el manejo del programa federal realizado entre la SAGyP y la SAGARPA (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación).
Escobar Chávez considera que actualmente no hay transparencia en el manejo de los recursos y tampoco se conoce quienes son los proveedores actuales del programa, ya que así como ellos, otros productores sinaloenses también han sido excluidos para participar como proveedores de semilla.
“Este programa ya está viciado, se tiene que buscar un esquema más transparente, que se vea a quien va dirigido y quien se está quedando con el dinero de la semilla”, señaló Escobar Chávez.
El productor agrícola también exige que se realice una investigación respecto al millón de pesos que las autoridades de SAGyP requirieron a los proveedores como parte de una comisión no establecida.
—¿Sabe si esa comisión se le pide a todos los proveedores?
—Es de agüevito, es parte del requisito totalmente.
juan figueroa
Juan Figueroa Fuentes. “Nada irregular”.

“Lo único irregular fue la semilla”
A Juan Guerra Ochoa las acusaciones de Escobar López no lo sorprenden. El secretario estatal de la SAGyP aseguró que no es la primera ocasión en la que el productor encabeza una “campaña” en su contra.
Guerra Ochoa explicó que en el 2012, uno de los productores a los que Escobar López abasteció de semilla de sorgo reclamó la mala calidad del producto, por lo que la SAGyP tuvo que cambiar la semilla.
A partir de ese incidente, según relató Guerra Ochoa, las organizaciones de productores no quisieron volver a contratar a Escobar López y esto generó la molestia del proveedor.
“Ahí el problema es que yo no le podía pagar una semilla de mala calidad. Como las organizaciones me plantearon que la semilla no les había gustado ya no quisieron compromiso, desde entonces él ha mantenido una bronca pero ¿yo qué puedo hacer?, yo no puedo estar adquiriendo y pagando algo que las organizaciones no quieren porque el programa es de ellos”, defendió Guerra Ochoa.
Desde su despacho en el segundo piso del Palacio de Gobierno, durante esta entrevista Guerra Ochoa tomó el teléfono y se comunicó con Paciano Mojardín Heráldez, presidente de la Asociación de Cacahuateros del Noroeste, quien en 2012 acusó que la semilla vendida por Escobar López no había germinado.
“Las semillas no germinaron y el Pakiko (Escobar López) lo sabe, lo sabe Juan Figueroa y lo sabe usted (Guerra Ochoa). La reclamación de la gente era fuerte, ya era tarde para volver a sembrar, afortunadamente era gente nuestra, conocidos, platicamos con ellos y Juan Figueroa me mandó semilla nueva”, detalló Mojardín Heráldez, vía telefónica.
El productor indicó que fueron alrededor de 4 mil costales de semilla de mala calidad, sin embargo, ni Guerra Ochoa, ni Figueroa Fuentes pudieron precisar el monto que dejó de pagarse por el producto que no germinó.
Juan Guerra Ochoa. “Es una campaña en mi contra”.
Juan Guerra Ochoa. “Es una campaña en mi contra”.

“No se puede mantener a una proveedor sobre la base de chantajes, de presiones, de difamaciones, cuando la calidad del producto es mala y cuando las organizaciones mismas ya no lo quieren”, defendió el titular de la SAGyP.
—Pero entonces, ¿se dio o no el cobro de una comisión?, se le cuestionó a Guerra Ochoa.
—Eso yo no sólo lo rechazo, sino que te lo puedo probar, te puedo probar lo que le pagamos, puedo preguntarle a Paciano si me regresó la semilla, yo te doy elementos. Te puedo documentar que él trae una campaña sistemática.
Al mostrarle copias de los cheques que según Escobar López le endosó a las autoridades de la SAGyP y que posteriormente fueron expedidos a favor de Máximo del Rincón Robles y cobrados por Eugenio Fragoso Morgan, el secretario dijo desconocer a ambas personas.
“Desconozco, ni me suenan, es gente… no tengo nada que ver”, dijo.
Por su parte, el director de Enlace y Evaluación de Programas de Desarrollo de la SAGyP, Figueroa Fuentes y el coordinador administrativo de la secretaría, Humberto Oceguera, aseguraron que en las reuniones que sostuvieron con Escobar Chávez sólo se abordó el tema de la semilla de mala calidad.
“Ahí no hubo absolutamente nada de irregular, más que se entregó semilla de mala calidad que nosotros no podíamos pagar, lo otro ya es un asunto que él ha venido haciendo, nosotros no condicionamos a ningún proveedor”, defendió Figueroa Fuentes.
El directivo explicó que el programa ha continuado durante 2013 y 2014, y que en el último periodo participaron 40 proveedores a quienes se les pagó puntualmente, a través de transferencias electrónicas.
“No es una práctica de la secretaría de este gobierno estarle debiendo al proveedor, no tenemos deudas afortunadamente”.
—¿Y tampoco se condiciona?, se le preguntó.
—Definitivamente no, tan es así que el programa está abierto a todo el público.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.