lunes, enero 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Al borde de la asfixia en el Rosario

Arturo Flores Guzmán. Pesada loza.
Arturo Flores Guzmán. Pesada loza.

Nelda Ortega
Con una deuda estimada en 70 millones de pesos, vehículos inservibles y obras inconclusas pagadas por adelantado, arrancó Arturo Flores Guzmán su administración.
Este monto duplica la deuda que recibió el ex alcalde Édgar González de su antecesor César Ramírez Patiño, que fue de alrededor de 35 millones de pesos.
Ante esto, el presidente municipal de El Rosario señaló que recibió una administración al borde de la asfixia y que uno de los temas prioritarios, como el de las finanzas, no le fue entregado con claridad.
A poco más de 15 días de haber rendido protesta el presidente municipal empezó pagando sueldos que su antecesor no cubrió, además de tener que negociar con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) los 2 millones de pesos que debe la comuna por consumo.
De ese monto, 1 millón 200 mil pesos corresponde a la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, por cinco meses de consumo que no fueron cubiertos, dijo.
Los problemas que en las últimas semanas arrastró el alcalde suplente, Ángel Silva Santiago, respecto al pago de sueldos trascendieron el trienio, por lo que en la primera semana de enero del 2014 debió pagar 85 mil pesos en salarios pendientes a sindicalizados y jubilaciones.
“El mayor reto va a ser tener finanzas sanas y esto estará ligado al poder de gestión que podamos hacer; si no toco mi gasto corriente, como por ejemplo en obras directas, creo que vamos a poder caminar financieramente bien”, consideró.
La cuenta de diciembre no se ha cerrado, agregó, y ya se ha contabilizado una deuda de 50 millones de pesos, a lo que falta sumar una parte de diciembre y además siguen llegando proveedores con más deudas pendientes.
“Por eso estimamos que serán uno 70 millones de pesos de deuda”, indicó.
Y es que lo 70 millones de pesos pesan, considerando que El Rosario recibe para gasto operativo aproximadamente 100 millones de pesos.
Las deudas que contrajo el Ayuntamiento van de uno a dos meses para ser liquidadas, por lo que ha habido la necesidad de negociar con ellos, expuso.
El gobernador Mario López Valdez, agregó, conoce la situación y tiene comprometido el apoyo para el municipio, y ya “nos entregaron un adelanto de las participaciones para poder hacer frente al menos a los sueldos de esta quincena”.
Sin embargo, no ha sido suficiente, toda vez que sólo el personal sindicalizado y al de Seguridad Pública le fue cubierto su salario, pero no a los de confianza.
Obras inconclusas, pagos privilegiados 
Flores Guzmán indicó que detectaron obras que fueron autorizadas con presupuesto asignado, pero no se ejecutaron.
Tal es el caso del puente que se requiere en Monte Alto, para evitar que las lluvias incomuniquen a la comunidad; esta obra se incluyó en un paquete y se le asignó el 50 por ciento de su costo, que era de unos 9 millones de pesos.
“Las autoridades anteriores, no sé decir quién fue el que dio la orden, decidieron modificar ese paquete de obras, dijeron que como no alcanzaba para terminar el puente, decidieron aplicarlo en otras obras como pavimentación de calles”, expuso.
Otra de las irregularidades, añadió, es la recepción de expedientes incompletos de obras ejecutadas.
“Algunos no tenían ni fianza y se trata de obras terminadas al 100 por ciento, pero que no se han pagado. Pero también hay obras finiquitadas, pero que no están terminadas”, señaló.
—¿Se privilegió entonces a algunos contratistas con el finiquito del pago por obras inconclusas, por encima de otros que sí las terminaron y no les pagaron?
—Sí, yo creo que sí porque se les dio un pago con obras inconclusas, no sé bajo qué criterios, sólo ellos lo saben.
Señaló que aunque no es policía ni Ministerio Público ni juez, será a finales de enero cuando señale lo que recibió y corresponderá a la Auditoría Superior del Estado (ASE) la que revise a fondo y finque responsabilidades, si las hay.
Cero obra directa
El edil manifestó que el gasto corriente del municipio se cuidará para hacerlo operativo y darle seguimiento a las gestiones que se han hecho ante el estado y la federación. Afirmó que en este sentido la obra directa está descartada.
Esta administración, agregó, será muy cuidadosa de administrar esos recursos para poder sacarla adelante.
Mientras, en las principales sindicaturas como Aguaverde, sus pobladores fustigan a las administraciones pasadas por promesas incumplidas.
La rehabilitación de la vialidad principal que da acceso a esta población está orillando a la gente a organizarse y no descartan la posibilidad de bloquearla en los próximos días.
A la molestia se le sumó que durante diciembre alrededor de 5 mil habitantes de esta sindicatura y las familias que los visitaron, carecieron de agua potable, situación que el 31 de diciembre fue atendida por Flores Guzmán, quien consiguió una bomba para que se restableciera el servicio.
El nuevo alcalde destacó que el reto ahora es la rehabilitación de la rúa estatal, que además sirve como salida a los productores de hortalizas, granos, camarón y mango durante el año.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
La FGR aseguró 22 toneladas de mariguana y metanfetamina, y un millón de pastillas de fentanilo en Sinaloa y 5 estados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.