Absueltos cinco acusados de secuestro, por falta de pruebas

 

 

La Fiscalía General del Estado acusó a cinco presuntos miembros del Cártel de Sinaloa de secuestrar a cuatro supuestos integrantes de la célula Los Dámaso, pero no pudo demostrarlo.

La semana pasada el Juez dictó sentencia absolutoria.

En la audiencia de explicación de sentencia, celebrada el viernes, el Juzgador señaló que durante el juicio se demostró que hubo privación ilegal de la libertad pero no hubo pruebas suficientes para acreditar el delito de secuestro.

Durante el juicio, explicó, la Fiscalía pudo reclasificar el delito de secuestro agravado por la privación ilegal de la libertad, pero no lo hizo y sostuvo la acusación de secuestro.

Por una de las víctimas acusó secuestro para obtener cualquier beneficio y por las otras tres, secuestro para causarles daño.

Abundó que dictó sentencia absolutoria debido a que la acusación era por secuestro agravado y no por privación ilegal de la libertad.

Los cinco fueron detenidos en abril pasado en el fraccionamiento Capistrano, en la casa donde mantenían en cautiverio a las víctimas.

De acuerdo con el Juez, no se demostró el delito de secuestro principalmente porque las víctimas no acudieron a declarar durante el juicio.

Además, hubo contradicciones en las declaraciones de los testigos.

Según las declaraciones obtenidas por el Ministerio Público, los supuestos plagiarios se identificaban con las víctimas como “Chapos” y a las víctimas las acusaban de trabajar para “Los Dámaso”.

A las víctimas las privaron de su libertad y golpearon para que “pusieran a punteros” de “Los Dámaso” y les dijeran dónde había casas de seguridad.

Las víctimas mencionaron ante el Ministerio Público que fueron privadas de su libertad por grupos de entre 20 y 30 hombres armados.

La primera víctima fue privada de su libertad a las 14:00 horas del sábado 15 de abril, cuando llegaba a una privada en su camioneta.

Los plagiarios lo subieron a un vehículo donde lo esposaron con las manos hacia atrás, encintaron los pies y vendaron los ojos.

El hombre fue llevado a una casa, donde le exigieron que entregara el dinero de un terreno que había vendido, pero éste les dijo que todavía lo tenía en venta y les ofreció las escrituras.

Más tarde lo trasladaron a otro lugar, donde lo golpearon con una tabla y le pusieron una bolsa en la cabeza, la cual se rompió y por el orificio le echaban tierra en la boca.

Después lo volvieron a mover y lo llevaron a otro sitio, donde mientras estuvo en cautiverio escuchaba que golpeaban a otras personas y les exigían que pusieran a los otros punteros de “Los Dámaso”.

La segunda víctima fue privada de la libertad la mañana del domingo 16 de abril.

El individuo declaró al Ministerio Público que se encontraba dormido en la casa de su abuela cuando hombres armados derribaron la puerta y lo sacaron por la fuerza.

Dijo que le dieron toques con una chicharra y lo amenazaban con matarlo si no ponía a gente de “Los Dámaso”.

Otras dos víctimas fueron privadas de su libertad el lunes 17 de abril.

Ambos narraron al Ministerio Público que se encontraban dentro de una vivienda, cuando irrumpieron hombres armados con los rostros cubiertos con playeras.

Los plagiarios se los llevaron a una parcela, donde los acusaban de trabajar para “Los Dámaso” y exigían que les dijeran quiénes trabajaban para ese grupo.

Después fueron trasladados a una vivienda, con las manos esposadas, los pies atados y los ojos vendados.

Según la Fiscalía, a la víctimas las mantuvieron en cautiverio sin comida, tiradas en el piso, esposados, con los pies atados con cinta y los ojos vendados.

El lunes 18 de abril, las cuatro víctimas fueron rescatadas y los presuntos plagiarios detenidos por elementos de la Policía Militar y Estatal Preventiva.

La Fiscalía señaló que una de las víctimas escuchó a uno de los plagiarios decir que afuera de la casa estaban los de la Base de Operaciones Mixtas Urbanas y habían detenido a uno de ellos.

En ese momento la víctima empezó a gritar y a pedir ayuda.

Los agentes escucharon y entraron a la casa, donde localizaron a las víctimas tiradas en el piso y los plagiarios intentaron hacerse pasar por víctimas.

De acuerdo con el Juez en la explicación de sentencia, en el juicio quedó demostrado que sí hubo privación ilegal de la libertad.

Comentó que en el juicio declararon agentes policiales e investigadores y hubo contradicciones entre ellos.

El Juez abundó que dos agentes de la Policía Estatal Preventiva dijeron que los elementos de la PEP habían entrado a la vivienda y detenido a los responsables; mientras que otros dos aseguraron que habían sido los militares y que ellos habían permanecido en el exterior.

El Juzgador manifestó que se habló que habían intervenido 24 soldados, pero la Fiscalía no ofreció el testimonio de ninguno de ellos, a pesar de que fueron testigos.

Citó que uno de los policías que habló con las dos víctimas que fueron privadas de la libertad en el mismo lugar, declaró que ambos le dijeron que los habían secuestrado en una casa.

Otro de los agentes refirió haber escuchado cuando las víctimas hablaban con el agente y que habían dicho que los “levantaron” cuando iban en un taxi.

La versión del policía, abundó el Juez, discrepa con la de la Fiscalía.

Además uno de los policías dijo que una víctima declaró haber sido privada de la libertad el 16 abril y otro agente mencionó que fue el 17.

El Juez resaltó que con las pruebas que aportó la Fiscalía se podía concluir que las víctimas fueron privadas de su libertad, pero se desconoce qué ocurrió durante el tiempo que estuvieron retenidas.

La Fiscalía no acreditó que una de las víctimas fue secuestrada con el propósito de obtener cualquier beneficio; y las otras tres, secuestradas para causarles daño.

Artículo publicado el 31 de diciembre de 2017 en la edición 779 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Tromba en Peribán, Michoacán ocasiona inundaciones y deja siete muertos

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com